Resuelve tus dudas financieras
Alivio

Ley 20.720: Lo que debes saber para renegociar o liquidar una deuda

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

¿Tienes dificultad para llegar a un acuerdo con tus acreedores de modo que no logras pagar tus deudas a tiempo?

A muchos les pasa y para estos casos de vulnerabilidad económica el gobierno creó la Ley 20.720 de Reorganización y Liquidación de Activos de Empresas y Personas. Así que si quieres saber cómo aprovecharla, aquí te contamos cómo funciona, qué puede hacer por ti, cuáles son sus requisitos y cómo hacer su respectivo procedimiento.

Uno de los mayores temores de muchos chilenos es encontrar sus nombres en el Directorio de Información Comercial (DICOM), ya que allí se evidencian los problemas de comportamientos crediticios y en muchas ocasiones es muy complicado recuperar o mejorar la reputación en este sentido.

Debido a que nadie quiere vivir esta experiencia de agobio, es mejor estar preparado para salir de cualquier inconveniente financiero.

Toda la connotación negativa alrededor de las deudas y sus consecuencias, como quedarse en quiebra, es la razón por la que justamente existe esta Ley que tiene como objetivo principal aumentar la productividad de la economía a través de un tratamiento más ágil y eficiente de los deudores en situación de insolvencia, cuando existen múltiples acreedores.

Ahora te explicamos más a detalle.

¿Qué es la Ley 20.720 y de qué trata?

Para empezar, a esta Ley la llaman de diversas maneras (que es mejor que conozcas para tu claridad); las más famosas son: Ley de Quiebras, Ley 20.720, Ley de Insolvencia y Reemprendimiento, y la oficial, Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas.

De hecho, la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento vino a reemplazar a la de Quiebras, ya que antes del 2014 la segunda solo estaba enfocada en empresas. 

Desde que esta Ley entró en vigencia, tanto personas naturales como jurídicas que presenten sobreendeudamiento, tienen la posibilidad de liberar su economía. La red de multiservicios del Estado, ChileAtiende, afirma que está hecha para salir de dificultades económicas y reemprender a través de herramientas legales.

En efecto, esta Ley busca fomentar el emprendimiento al hacerse cargo de las empresas o personas que debido a la quiebra dejan de ser viables, y a su vez darles la oportunidad de volver a llevar a cabo nuevos negocios. Esta puede ser una de las alternativas a las que puedes acceder en caso de tener deudas que superen tus ingresos. 

¿Cómo me puedo acoger a esta Ley?

Lo primero y más importante es que sepas que la Ley de Quiebras se articula de diferente manera dependiendo de si quieres acogerte como empresa o como persona natural. Además, no discrimina el tipo de deuda, puedes aplicar ya sea por gastos comunes, deuda bancaria, tarjeta de crédito, o por otros.

En ambos casos la edad mínima es de 18 años de edad y no hay límite de edad máxima. Los procedimientos respectivos son los siguientes:

Procedimiento para personas deudoras

Para que las personas naturales puedan salir de su situación de endeudamiento hay dos opciones: la renegociación y la liquidación de sus bienes.

Renegociación

La renegociación es un proceso totalmente voluntario y gratuito. Según la Cámara de Diputadas y Diputados, está condicionado al cumplimiento de varios requisitos, siendo estos los que principalmente debes cumplir:

  • Ser persona deudora y tener al menos 2 obligaciones morosas vencidas, esto último quiere decir que no realizaste el pago durante un período de 3 meses.
  • Las dos deudas deben sumar en total más de 80 unidades de fomento. Aquí te dejamos una calculadora de UF a pesos para que sepas el monto exacto al día.
  • No tener notificaciones de demandas judiciales por parte de cualquiera de tus acreedores.
  • Las 2 deudas deben ser con entidades diferentes, ya que de esta manera se podrá llegar al consenso por medio de la votación.

La Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir) es el ente encargado de facilitar los acuerdos a los que se van a llegar entre la persona deudora y los acreedores. Dentro las posibilidades de acuerdos a las que puedes llegar están, por ejemplo, solicitar un mayor plazo para pagar, una menor tasa de interés o meses de gracia. 

Si cumples los requisitos y tomaste la decisión de aplicar a la renegociación -ya sea de manera online o presencial- deberás contar con algunos documentos protocolares para llevar a cabo el procedimiento que les permitirá, a ti y a tus acreedores, llegar a una solución satisfactoria; así lo indica la guía interactiva de la Superir creada con el fin de apoyarte en este proceso.

Liquidación

La liquidación voluntaria de bienes es un procedimiento judicial en el que una persona deudora vende rápida y ordenadamente sus bienes para pagar sus deudas. Esta solicitud se presenta ante un tribunal y para ello necesitarás:

  • Tener representación de un abogado durante todo el proceso.
  • Contar con al menos 1 obligación morosa y mostrar el estado en el que se encuentra. 
  • Presentar la lista de bienes que se pondrán a disposición para la liquidación y también aquellos que son inembargables -tal y como lo menciona el grupo de abogados Adiós Deudas, que son fundamentales para vivir- y por ende están excluidos.

Una vez cumplidos los requisitos y presentada la liquidación ante el tribunal, se dictará la resolución y se designará un liquidador que venderá tus bienes. Al finalizar todo el procedimiento, que puede llegar a ser de aproximadamente 12 meses, podrás pagar a todos los acreedores y saldar tus deudas.

Procedimiento para empresas deudoras

En caso de querer acogerse a esta Ley como empresa tendrás dos opciones: la reorganización y la liquidación.

Reorganización

Este procedimiento judicial le permite a tu empresa llegar a un acuerdo con sus acreedores para reestructurar sus activos y pasivos. Para realizar esta solicitud tendrás que:

  • Contar con la representación de un abogado para presentar la solicitud.
  • Presentar una relación de todos los activos y pasivos de tu empresa.
  • Certificar todas las deudas por medio de un auditor independiente.

Este proceso se hace ante un tribunal e interviene un veedor, es decir una persona con habilidades de negociación, que será la encargada de facilitar los acuerdos entre las partes. Dentro de los consensos a los que puedes llegar, se contemplan periodos de gracia y un calendario de pago de las deudas.

Liquidación

La liquidación voluntaria de una empresa deudora es el proceso judicial en el que esta decide hacer un cierre formal, vendiendo sus bienes para el pago de una deuda. Si quieres acogerte a esta opción tendrás que solicitarla ante un tribunal y necesitarás lo siguiente:

  • Lista de tus bienes, incluyendo los bienes inembargables.
  • Si los tienes, la relación de tus juicios pendientes.
  • Estado de deudas y la naturaleza de los créditos.
  • Nómina de los colaboradores de tu empresa, sin importar cuál sea su situación contractual.
  • El último balance de tu empresa en caso de llevar la contabilidad.

La promesa de esta Ley es que si el procedimiento es exitoso se extinguirán los compromisos financieros y tendrás la opción de reemprender.

Usa la Ley 20.720 a tu favor. Pero ojo: puedes tener una alternativa mejor

El procedimiento de “renegociación” ante la Superintendencia es gratuito, sin embargo para los procedimientos de liquidación o reorganización necesitarás un abogado. Para aclarar, no existe una opción mejor o peor que otra, realmente todo dependerá de tu realidad económica y tus necesidades. 

Si tienes una relación justa y cercana con tus acreedores, puede que te convenga más llegar a un acuerdo directamente con ellos. Primero compara ambas opciones y ve qué te resulta más barato y rápido para poder recuperarte.

Lo más importante es que ahora sabes el alcance de la Ley 20.720 y podrás usarla a tu favor, eliminar las deudas de tu historial crediticio y evitar toda la carga negativa que esto trae en tu economía. 

 

¡Descarga una plantilla para calcular tus deudas y salir de ellas!

Déjanos tu comentario