Resuelve tus dudas financieras
Mi Empresa

Hacer negocios en tiempos de crisis: Cómo reactivar a tu pyme

Publicado por Francisco de Con Letra Grande

Francisco es experto en ahorro, endeudamiento, consumo y tarjetas de crédito.

¿Recién partiste con el negocio o tenías toda la intención de hacerlo crecer y el contexto puso las cosas cuesta arriba?

Primero que todo: ¡calma! El riesgo es parte de emprender. Además, toda crisis es una muy buena oportunidad para potenciar tu negocio. Conoce cómo y por qué a continuación.

Del griego “krisis”, que significa “separar” o “decidir”, las crisis se relacionan con momentos culmines cuando es necesario reflexionar y, luego, elegir. Si aplicamos esta acepción al mundo de los negocios, vivir una crisis conlleva dos opciones:

  1. Parar.
  2. Seguir.

Por esto, más allá de los inconvenientes que toda crisis acarrea, si tu negocio enfrenta una, es importante que sepas que tienes frente a ti una oportunidad única de crecimiento.

¿Cómo? Tu pyme puede superar cualquier crisis, interna o externa, si sigues estos consejos:

Apóyate en las ayudas públicas y privadas

Ante la incertidumbre, los programas de financiamiento estatales y privados se ajustan para enfrentar contingencias que, sobre todo, afecten a las pymes y sus ventas.

Por ejemplo, la agencia Corfo centra actualmente sus esfuerzos en prestar apoyo integral a las pequeñas y medianas empresas para que no cierren, considerando que estas comprenden el 50% del empleo y representan el 98% de las compañías en Chile, informa diario La Tercera.

Por lo mismo, esta entidad acordó con la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif) medidas para mejorar las condiciones en el acceso a financiamiento de las pymes, y bajó a 0% la comisión que cobra a los bancos en su calidad de aval de los créditos de pymes en época de contingencia.

Por su parte, el mundo privado por medio de las instituciones financieras ofrece una serie de medidas especiales para las pymes en caso de estar viviendo una crisis. Por eso es clave que contactes a tu ejecutivo bancario apenas tu negocio empiece a mostrar síntomas de una situación económica compleja.

Junto con ello, hay disponibles diferentes instancias de financiamiento privado, tales como el crowfunding, factoring y una variedad de servicios financieros en el mercado local.

Potencia lo bueno y elimina lo malo

Grandes compañías surgieron en época de crisis económicas, como Microsoft, Epson y Hyatt, por mencionar algunas.

Como bien dice el portal Entrepreneur, un emprendedor es alguien quien más que “navegar las aguas calmas, sabe sortear los mares más turbulentos”. Por ende, debe saber ocupar un problema o detrimento en su favor.

¿Cómo hacerlo? Se trata de tomar una postura flexible para sortear el conflicto de la mejor manera:

  • Involucra a tu equipo en el proceso. Es crucial, de lo contrario no entenderá por qué habrá algunos sacrificios o ajustes, y pueden entregar muy buenas ideas que no habías pensado.
  • No recortes el presupuesto de marketing. De hecho, es mejor aumentar un poco lo que gastas en publicidad en tiempos difíciles, así te mantienes competitivo y visible y en sintonía con lo que las personas buscan.
  • Diversifica tu producto y tu base de clientes. Las crisis no duran para siempre. Una vez que las cosas mejoren, tendrás una base de compradores leal que vio en tu solución flexibilidad en las buenas y en las malas.
  • No bajes la calidad del servicio, para no perder la “sangre de tu negocio”. Es tiempo de ser flexible y generar confianza entre los consumidores.
  • Invierte en tecnologías y soluciones adecuadas, para optimizar tus procesos y mejorar la productividad.

Elabora un plan de reinvención y apégate a este

Toda crisis es un buen momento para repensar un negocio. Grandes empresas aprovecharon instancias complejas para reinventarse, y continuar siendo competitivos.

Un buen plan de reinvención entonces debiera, a lo menos, incluir los siguientes principios, afirma Entrepreneur:

  • Arriesgarse, porque si lo que está en juego es importante, las posibilidades de éxito son mayores.
  • Huir de los convencionalismos, es decir, replantear todo y busca formas diferentes y mejores de hacer las cosas.
  • Apoyarse en las fortalezas propias, pues legitima los buenos resultados.
  • Pensar en los clientes, creando productos y servicios que conecten y den respuesta a necesidades evidentes y tácitas.
  • Invertir en diseños atractivos y fáciles de usar, por ende, más simple es mejor. Es un factor diferencial en muchas categorías de productos y servicios.

Sanea el flujo de caja de tu empresa

Al igual que en casos de crisis internas, existen diversas técnicas que ayudan a mantener la liquidez de tu empresa fluyendo pese a los pormenores. ¿Cómo? Liberando recursos para prevenir una crisis también en tu flujo de caja, como sugiere Logros Servicios Financieros, mediante:

  • Liquidación de facturas pendientes de pago de clientes.
  • Negociación de prórrogas o fechas extendidas de pagos con los proveedores con los que tu pyme tiene mejor relación.
  • Pagar tus cuentas en las fechas límite para tener un mejor control del efectivo.

Así "adquieres" tiempo para conseguir el financiamiento que necesitas. Aprovecha también las últimas modificaciones a la Ley de Pago a 30 Días, cuya entrada en vigencia se adelantó para enero-marzo de 2020 (inicialmente pensada para febrero de 2020).

Las crisis son pasajeras, sus efectos no

Todo mercado pasa por altos y bajos, independientemente de si las causas son internas o externas. Como dueño de una pyme, debes tener claro que por el tamaño y etapa inicial o de desarrollo de tu empresa, queda vulnerable a cualquier cambio que afecte la oferta y demanda.

Apodérate entonces de la crisis. Entiende sus orígenes, observa lo que hace el resto de la industria, y estudia qué aspectos internos puedes mejorar para mantener las ventas de tu negocio. Será demandante, pero verás como vale la pena mantenerse firme durante la tempestad.

 

¡Quiero saber más sobre las 5 acciones para emprender!

 

Déjanos tu comentario