Resuelve tus dudas financieras
Alivio

Tips para enseñar a ahorrar a los niños

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Si tus hijos aprenden a ahorrar serán capaces de administrar sus recursos, cuidar los que tienen y entender que el dinero no es ilimitado. Esto les evitará muchos malos ratos cuando sean grandes y tengan que hacerse responsables de sus finanzas.

 

Tal como vimos en el blog “Cómo enseñarle a tus hijos el valor del dinero” la forma ideal para que los niños entiendan a ser responsables financieramente es con prácticas concretas. Asimismo, deben entender cuando se equivocan con el dinero y conocer sus límites y beneficios.

Si ya entendieron el valor del dinero, el segundo paso es mostrarles la importancia del ahorro. ¿Para qué deben ahorrar? ¿cómo deben hacerlo?Aquí te damos 3 tips para enseñar el valor del ahorro a los niños:

 

1. Enséñales a dividir su dinero

 

Si tus niños están internalizando el valor del dinero, también tendrán que aprender que el gasto y el ahorro, son cosas completamente distintas. Para cubrir ambos ítems tendrán que dividir el dinero que reciben, es decir, administrar correctamente sus recursos.

 

Los gastos comprenden todas aquellas cosas que deban costear en el mes (o semana, todo depende de la periodicidad con que le entregues dinero) y el ahorro se asocia a objetivos a los que no pueden acceder de manera inmediata. Para ello necesitará esfuerzo, constancia y paciencia.

 

 

2. Ayúdalos a fijarse metas

 

¿Hay algo que tu hijo anhele y que pueda conseguir mediante sus ahorros? Eso que tanto quiere puede ser un excelente incentivo para ahorrar. Tendrá un objetivo específico, factible y con resultados a corto plazo. De esta forma se familiarizará con conceptos como planificación e inversión.

 

Antes que comprarle todo lo que quiera, dale la posibilidad de conseguir cosas gracias a sus propios esfuerzo. Te aseguramos que cuando lo logre, lo valorará aún más. Asimismo, aprenderá a discriminar entre cosas que realmente quiere y caprichos del momento.

 

La idea de tener una meta clara de ahorro es que entiendan por qué deben prescindir de ese dinero en el minuto; es decir, que existe un bien mayor.

 

3. Muéstrales opciones para ahorrar

 

Aunque puede parecer una técnica anticuada, la alcancía siempre será un buen método para guardar dinero. Sobre todo si se trata de niños pequeños, porque es una alternativa accesible y les permite revisar constantemente cuánto ha crecido la suma inicial. Incluso, pueden poner sobre ella un dibujo o foto de la meta para que no olvide por qué está haciendo el esfuerzo. Por otro lado, el único instrumento financiero que un niño menor de 12 años puede usar es la cuenta de ahorro. Sin embargo, es una excelente idea que desde temprana edad al menos sepan que existen diversas alternativas. Por ejemplo, cuando sean mayores de 12 años pueden acceder a la cuenta vista o tarjeta adicional.

 

En el caso de la cuenta ahorro -una opción que casi todas las instituciones bancarias ofrecen- el monto inicial para abrirla fluctúa entre los $1.000 y $10 mil. El trámite es muy simple pero, como se trata de menores de edad, siempre deben ser solicitadas por los padres o representantes legales. Estos deben presentar su carnet de identidad y el del menor, y el certificado de nacimiento.

Es importante que entiendan que la cuenta de ahorro tienen comisiones e intereses que variarán según el banco que elijan.

 

Conclusión

 

Nunca es demasiado temprano para internalizar conceptos financieros. El hábito del ahorro no es algo tan común como se piensa. De hecho, un estudio de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) reveló que el ahorro en Chile es bajo, poco líquido y más bien de carácter más bien previsional.

 

Si quieres que tus hijos se transformen en adultos responsables con su economía y que puedan proyectarse, empieza a enseñarles desde pequeños.

 

BCI

Guía para padres: Cómo enseñar finanzas personales a los hijos

La educación financiera comienza en casa, y mientras antes mejor. Vivimos en una sociedad en que el dinero tiene una presencia ubicua en nuestras vidas. Por esta razón tus hijos deben aprender a manejarlo responsablemente. 

Esta guía para padres tiene lo que necesitas para empezar este camino. Peso a peso, los más pequeños de la familia aprenderán a sentar las bases de su bienestar económico en el futuro.

Descarga tu copia de la guía

Déjanos tu comentario