Guía para padres: Cómo enseñar finanzas personales a los hijos


La educación financiera comienza en casa, y mientras antes mejor. Vivimos en una sociedad en que el dinero tiene una presencia significativa en nuestras vidas. Por esta razón tus hijos deben aprender a manejarlo responsablemente. 

Enseñar conceptos básicos de finanzas personales a los hijos es más fácil de lo que parece y los beneficios futuros de hacerlo son enormes para todos los miembros de la familia. 

Esta guía para padres tiene lo que necesitas para empezar este camino. Peso a peso, los más pequeños de la familia aprenderán a sentar las bases de su bienestar económico en el futuro.

I.  6 consejos para educar a los hijos sobre las compras en Internet

 

6 consejos para educar a los hijos sobre las compras en Internet

 

Si enseñar a los hijos sobre el valor del dinero físico es un desafío, imagínate explicarles sobre el uso del dinero en el mundo digital, donde no lo pueden observar ni tocar.

La importancia de educar a los niños sobre cómo usar el dinero digital es esencial hoy en día.

Más que nunca, los niños están más expuestos a campañas de publicidad de comercio en línea o e-commerce.

La demora o falta de preocupación en educarlos en esta realidad puede salir caro a sus padres, como sucedió con el chico irlandés que gastó todo el sueldo de su mamá para comprar actualizaciones para su juego FIFA 18, después de que ella dejó el número de su tarjeta de crédito asociado en la primera compra.

O como el caso del niño español que acumuló una deuda de US$112 mil porque contrató por error los servicios de Google Adwords para promocionar su canal en Youtube. Por fortuna, Google entendió la particularidad del caso y canceló la deuda.

No obstante, a ambos niños les fue muy fácil contratar el servicio porque sólo necesitaron tener los datos de una tarjeta de crédito.

Además de la facilidad de pago, en general, para los niños usar Internet es más fácil que para los adultos y están más horas conectados a la red a través de sus dispositivos móviles.

Con esta exposición aprenden y asimilan de forma mucho más rápida las alternativas disponibles para acceder a productos y servicios en Internet, entre ellos, la compra en línea o e-commerce a través de medios de pago digitales, como cuando adquieren  videojuegos o aplicaciones a través de sus teléfonos móviles, que es el tipo de compras más común entre niños y adolescentes.

Para explicarles cómo comprar en Internet, es preciso que los padres y tutores les enseñen primero cómo comportarse en la red y cómo proteger su privacidad y sus datos mientras estén conectados.

En un blog anterior abordamos juegos y apps para enseñar finanzas a tus niños. A continuación te presentamos 6 consejos para educar a los hijos sobre las compras en Internet.

 


1. Aprender a navegar Internet en familia


Existe una amplia gama de recursos de sensibilización y protección sobre el buen uso de Internet que está disponible en línea.

Uno de ellos es un curso online de la página web de educación digital para niños Chicos.net, diseñado para que todos los miembros de la familia participen en un juego que enseña sobre los usos, riesgos, posibilidades, certezas y preguntas acerca de la navegación por internet.

Asimismo, la ONG “PantallasAmigas” tiene un completo compilado de juegos, kits, y materiales didácticos descargables para fomentar el buen uso de la web por los niños.

En tanto, la guía en español “Netcétera” de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ofrece orientación sobre cómo tratar el comportamiento en línea de los niños.

 

2. Utilizar las protecciones que ofrecen los navegadores


Los padres y educadores pueden aprovechar los mecanismos de seguridad que traen los mismos navegadores como Chrome y Mozilla, y los motores de búsqueda como Google y Bing, para monitorear el uso seguro de Internet por sus hijos.

En el caso de Google, este ofrece en su blog consejos para la familia sobre cómo utilizar sus funciones de seguridad principales.

Según aconseja el portal de educación en línea Aula Siena, los padres pueden monitorear a qué páginas acceden sus hijos a través del Historial del navegador que ocupan. Asimismo, pueden activar la restricción del acceso según edad o bloquear las compras online.

También es posible limitar los contenidos que tus hijos pueden ver en Youtube, utilizando la configuración de control parental que ofrece esta plataforma de reproducción de videos; este sencillo tutorial explica cómo hacerlo.

 

3. Usar navegadores pensados para niños


Ningún navegador o motor de búsqueda tiene la capacidad de determinar qué es apropiado para un menor de edad
, sin que exista una entrega de información previa que opere como filtro, según explica IABChile, el capítulo chileno de la red mundial de promoción de marketing digital Interactive Advertising Bureau.

Es decir, depende del tipo de contenido que la familia busque en el computador de la casa o en el teléfono celular del niño.

El motor de búsqueda “aprenderá” de estos hábitos de consumo y mostrará información relevante.

Aún así, la división de seguridad de Google desarrolló sub motores de búsqueda vinculados a su servicio principal enfocados en niños, para facilitar la tarea de padres y educadores, como  son Kiddle y KidRex. Están también los programas independientes Buscador Infantil y Bunis.

Google también lanzó la aplicación Family Link para Android e iPhone, mediante la cual los padres pueden vincular su cuenta de Google con la de sus hijos en celulares o computadoras, permitiéndoles administrar las aplicaciones que pueden usar, controlar el tiempo que pasan frente a la pantalla y fijar una hora de suspensión para los dispositivos.

Todos estos servicios ocupan los filtros de seguridad para niños de Google, que bloquean información no apta para menores de edad como pornografía o sitios web de violencia. 


4. Control parental de videojuegos


La función de control parental es también posible en el caso de videojuegos en línea o las versiones de descarga en una consola.

Tanto los servicios al cliente de Playstation como Nintendo enseñan a los padres cómo aprovechar las funciones de seguridad instaladas en sus equipos, con el fin de  restringir la descarga y el uso de cierto contenido, establecer límites de tiempo y restringir el uso a ciertos horarios en el día.


5. Educar sobre las compras móviles


Las compras a través de dispositivos móviles son populares entre los niños y jóvenes, sobre todo por lo fáciles que son.

Es tan sencillo como hacer clic en los servicios de descargas de aplicaciones móviles Google Play Store o Apple Store, aceptar los términos de pago, y listo,  se hace el descuento desde la tarjeta de crédito asociada a la cuenta. 

Sin embargo, en muchas ocasiones los niños ocupan métodos de pago sin el permiso de sus padres o tutores. También son muy influenciables, por ende muchas veces adquieren apps sólo porque están de moda o por la presión social.

La asociación internacional de ciberseguridad de los niños “Childnet” aconseja generar hábitos saludables de consumo online con los niños desde temprano, siguiendo estos pasos:

  • Motivar al niño a pensar antes de hacer clic. Hacerlos cuestionar lo que están comprando y consultar los términos y condiciones de la compra antes de ejecutarla.
  • Explicarle a los niños que las compras móviles comprenden ítems virtuales que requieren dinero real.
  • Asegurarse de que el niño consulte a sus padres o tutores antes de comprar cualquier cosa en línea.
  • Los padres y tutores deben siempre revisar el estado de cuentas de sus tarjetas de crédito o débito vinculadas a sesiones en Internet y consultar si hay algo extraño.

 

6. Aplicar control parental en todos los dispositivos que usan los hijos


Los desarrolladores web actualizan constantemente sus funciones de control parental para limitar el consumo, descarga y uso de aplicaciones tanto en computadoras como dispositivos móviles.

Todas estas funcionalidades son gratuitas para que los padres y tutores puedan usarlas. Las más conocidas pertenecen a las plataformas más usadas de sistemas operativos y servicios de descarga de aplicaciones web:


Según la revista Media Trends, también 
existen softwares de control parental gratuitos como Qustodio, KidLogger y Screen Time. Entre las versiones pagas destacan NetNanny y Norton Family Premier.

II.  Cómo educar a los hijos sobre finanzas personales

 

Cómo educar a los hijos sobre finanzas personales

 

Los padres tienen que ser conscientes de la importancia de entregar lecciones de educación financiera a los niños desde que son pequeños.

De esto dependerá su tranquilidad para poder administrar correctamente el dinero y enfrentar el futuro de forma más estable y segura.

El primer informe de Educacion Financiera realizado en 2016 por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras Chile (SBIF), considera que la educación financiera debe empezar a desarrollarse lo antes posible en la vida de las personas.

Sin embargo, se estima que se debe avanzar en una mayor cobertura de niños en una etapa escolar previa a la educación media.

 

La educación financiera empieza en casa


Según datos del informe de la OCDE  
Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (Pisa) el panorama del rendimiento en matemáticas de los niños chilenos es preocupante: “En 2012, el 52% de los estudiantes de Chile tuvo un bajo rendimiento en matemáticas”.

La realidad es que no todos los colegios e institutos cuentan con profesores capacitados para enseñar temas de educación financiera a sus alumnos, por lo que un gran paso para avanzar, es que los padres ayuden a los más pequeños a comprender más y mejor sobre temas de finanzas desde sus propias casas.

Y recuerda que, mientras más pequeños sean tus hijos, más posibilidades de adaptación y aprendizaje tendrán con los números, especialmente si los padres se dan el tiempo de enseñarles algunas lecciones de finanzas personales para niños que explicaremos a continuación.


4 consejos de finanzas personales para tus hijos que cambiarán su futuro

 

El dinero está presente en casi todas las actividades que realizamos día a día, y los niños consumen cada vez más por la publicidad y los medios de comunicación, por lo que es importante educarlos financieramente para que sean consumidores responsables, enseñándoles la importancia de gestionar y ahorrar su dinero.

1. Dar el ejemplo es clave

Si eres de las personas que gasta y gasta sin límites, difícilmente tus hijos van a tomar en cuenta tus consejos, porque los niños suelen seguir el ejemplo de sus padres.

Enséñales que no deben comprar cosas por impulso. Haz que se formulen la siguiente pregunta antes de hacer una compra compulsiva ¿Realmente lo necesitas?

De este modo, pondrás en práctica enseñanzas sobre presupuesto personal, ahorro y control de gastos. La clave de esto es que los niños entiendan que a veces hay que esperar para adquirir algo por mucho que se quiera, porque existen prioridades.

2. Los cajeros automáticos no hacen magia

Otro punto relevante, especialmente cuando los niños son más pequeños, es explicarles de dónde proviene el dinero.

Seguro te ha pasado que al ir caminando con tu hijo, quiere que le compres algo y debes pasar a sacar dinero a algún cajero automático. Es entonces cuando ellos asocian que esa caja mágica es la responsable de cumplir sus deseos. 

Por lo mismo, es importante explicarles que son los padres quienes trabajan muchas horas al día, y que, gracias a ese sacrificio, pueden sacar dinero de ese cajero, pero siempre de forma limitada, ya que existen otros gastos grandes que hacer, como pagar el arriendo, la luz, el agua, etc.

Un buen consejo, es explicarles con dibujos para que entiendan didácticamente de dónde proviene el dinero.

3. Mesada o dinero una vez a la semana

Entregar dinero a los hijos una vez al mes para que aprendan desde pequeños administrarlo, es una buen táctica para generar el hábito de utilizarlo responsablemente.

Sin embargo, existen otras alternativas distintas a la mesada, como por ejemplo, darles una cantidad fija de plata una vez a la semana para que sean más conscientes al momento de gastarlo y no hacerlo de una sola vez.

Los padres deben recordar que el objetivo de entregar cierta cantidad de dinero a sus hijos es para enseñarles sobre la importancia de gestionarlo correctamente, y no simplemente hacerlo por compromiso, por sus buenas notas o premios.

4. Fomentar el hábito del ahorro

Un buen consejo, es enseñar a ahorrar a los hijos, pero mayor será su entusiasmo, si se establecen metas.

Por ejemplo, tu hijo tiene menos de 10 años y quiere comprarse un juguete, lo que puedes hacer es comprarle una alcancía para que guarde ahí su dinero y cuando ya tenga el 50% ahorrado, tú lo ayudes con el resto.

De este modo, se sentirá más atraído en adquirir el hábito de ahorrar, ya que va a entender desde pequeño que si no ahorra, será muy difícil conseguir sus metas a largo plazo.

Bonus

Hoy en día, tener tiempo para jugar y compartir con los hijos puede ser más complicado, especialmente por los distractores tecnológicos que los hacen estar insertos en una burbuja.

Por lo mismo, un buen consejo para enseñar finanzas a tus hijos, de forma divertida, es jugando Monopoly con ellos.

Con este tipo de juegos, podrás enseñarles algunos conceptos financieros importantes como: Administrar efectivo, ahorrar y priorizar, y sin duda tú también te divertirás y pasarán un excelente rato

 

III.  Juegos y apps para enseñar finanzas a los hijos 

 

Juegos y apps para enseñar finanzas a los hijos

 

Mientras más temprano enseñes a tus hijos sobre finanzas, mejor será su relación con el dinero en el futuro.

Apóyate en juegos y dinámicas lúdicas para explicarles conceptos básicos como ahorro, gasto y uso responsable del dinero.

Puedes comenzar utilizando alguna de las aplicaciones online y móviles, juegos de mesa, juegos online, videos y videojuegos del siguiente listado.

 

Aplicaciones móviles

"La inflación en tu vida"
Es una aplicación móvil gratuita que desarrolló el Banco Central de Chile, para enseñar mediante ejemplos cotidianos y en lenguaje simple, los efectos de la inflación en el valor del dinero.

Agent Piggy
Es un software con una versión móvil que permite a los niños y padres ahorrar, ganar y donar dinero ficticio en una plataforma online. Los padres pueden descargar una versión gratuita antes de contratar el servicio.

Mi dinero y yo
Aplicación móvil gratuita disponible para dispositivos iOS y Android, que enseña conceptos de ahorro y gastos, a través de ejercicios y cuentos, desarrollado por el Instituto Santa Lucía, vinculado a la empresa de seguros española Santa Lucía Seguros.

Bankaroo
En 2011, Dani Gafni (11 años), junto a su papá Etay diseñaron esta app para enseñar a los niños a ahorrar el dinero que sus padres les entregan mediante mesadas u pagos.

Hoy, es una de las apps más utilizadas por niños de entre 5 y 15 años para aprender a manejar sus dineros. Recientemente, la app sacó su versión en español, tanto para iOS como Android.


Videojuegos
 

Quiz Business Show: Finanzas
Es un servicio pago de videojuego desarrollado por la empresa mexicana Emprendiendo, que simula un concurso de televisión con formato preguntas y respuestas, en el cual los usuarios compiten demostrando sus conocimientos en finanzas. Pueden jugar todos los miembros de la familia.

 

Juegos online

Finanpolis
Programa de juegos online desarrollado por la emprendedora catalana, Elisa Martínez, que enseña finanzas personales a todo público. 

Comic ¡Queremos tener una banda!
Guía de educación financiera en formato cómic de la Cámara de Comercio de Santiago, que difunde conceptos sobre el ahorro, hábitos de consumo responsable, inversión y desarrollo de un proyecto.

Banco de Juegos
Ludoteca online del Plan de Educación Financiera de la Comisión Nacional de Mercado de Valores y el Banco de España. 

El Dinero Mientras Creces
Programa de juegos, conversaciones y actividades para que padres e hijos aprendan sobre finanzas personales. La iniciativa separó actividades entre Primera Infancia, Niñez Mediana, y Adolescencia.

 

Juegos de mesa

 

Monopoly
Es el juego obligado de noches de verano, tardes lluviosas y encuentros familiares. Es también una lúdica alternativa para enseñar a los niños y jóvenes a comprender el valor del dinero y las implicancias del ahorro y gasto, así como de la responsabilidad financiera al adquirir y vender un bien o servicio. 

Hay muchas versiones de Monopoly, propiedad de la compañía Hasbro. La versión chilena fue recién actualizada por Hasbro, que convocó una votación en septiembre de 2017 para que fueran los mismos chilenos quienes escogieran los 22 lugares del tablero de la nueva edición de Monopoly Chile.

El juego está disponible en las principales jugueterías del país y en la tienda online de Hasbro Chile.

EconómicaMente
Juego desarrollado también por el Banco Central de Chile mediante el cual niños y jóvenes aprenden, de manera entretenida y dinámica, a tomar decisiones financieras relativas al ahorro, el crédito y las inversiones.

Por el momento, sólo los establecimientos educacionales pueden solicitar una copia del juego, enviando un correo a visitas@bcentral.cl para coordinar una visita al banco y obtener una copia.

Granjeros
Denominado el Anti-Monopoly, es el primer juego de mesa basado en la lógica del Sistema B de creación de empresas, que tiene como fin la generación de emprendimientos orientados a lograr beneficios sociales y medioambientales. 

Los jugadores aprenden sobre coopetitividad, que es la relación entre cooperación y competencia mediante el cuidado de granjas en base al cultivo y el trueque.

 

Videos

"El Ahorro" Educación Financiera para Niños - AMUCSS
Es un didáctico video desarrollado por la Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (AMUCSS) que enseña los conceptos básicos del ahorro.

Educación para Niños
La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP de Perú subió a su Canal Youtube toda la serie de videos de Torito, quien junto a sus amigos Santiago y Sofía aprenden sobre ahorro y prevención mientras cuidan a su mascota Chispita. 

 

 

IV.  Cómo enseñarle a tus hijos el valor del dinero

 

Cómo enseñarle a tus hijos el valor del dinero


Cuando se trata de enseñarle a tus hijos el valor del dinero ¡nunca es tarde!

Y qué mejor que empezar en marzo, justo en el inicio del año escolar.

Se trata de uno de los períodos de gastos más intensos, tus hijos notarán el estrés en el ambiente y se darán cuenta de los múltiples costos del periodo.

El ideal es que tus hijos entiendan, con prácticas concretas, a ser responsables financieramente desde pequeños, pero que también entiendan cuando se equivoquen con el dinero, así como comprendan sus límites y beneficios.

¿Por qué darle dinero a los niños?

Manejar su propio dinero le dará a tus hijos las habilidades necesarias para que sean independientes financieramente, pacientes y planificados desde ya.

Normalmente, los hijos siguen el ejemplo de los padres cuando se trata de aprender sobre el dinero.

Los niños desarrollan sus habilidades y actitudes hacia el dinero en base a lo que observan hacer a sus padres y cómo el dinero es administrado en la casa.

No obstante, muchas veces los niños no tienen contacto directo con el dinero, sólo a través de cómo lo ocupan sus padres.

Son seis las lecciones que los niños deben aprender al manejar su propio dinero:

  1. Es importante separar entre gastos y ahorro.
  2. El dinero permite comprar cosas y experiencias, pero no es la única forma de obtenerlas.
  3. Gastar todo hoy significa falta de dinero para mañana.
  4. El beneficio personal es distinto cuando se gasta dinero o se dona a beneficencia.
  5. El dinero sano se obtiene al trabajar o hacer alguna actividad remunerada. 

Ahora bien, no todas las familias pueden solventar un flujo de dinero constante para sus hijos, o bien no están de acuerdo con que niños tengan acceso directo a dinero.

Es importante que cada familia tenga claro cómo enfrenta el tema con sus hijos, y la forma como quieren que que ellos se relacionen con éste.

¿Cuándo darle dinero a los niños?

El monto y frecuencia del dinero, así como por qué lo reciben, cuánto pueden gastar y ahorrar, dependerá de lo que decida cada familia.

Tampoco hay una edad determinada para comenzar a darle dinero a los niños.

No obstante, según la página web de consejos de crianza Raising Children, entre los tres y cinco años, los niños empiezan a comprender que mediante este medio de pago se obtienen cosas, desde juguetes hasta comida, o un techo donde vivir.

En tanto, el programa EducarChile recomienda que los niños tengan relación con el dinero desde el momento que aprenden a contar.

¿Qué le enseño a mis hijos sobre finanzas?

Enséñales los conceptos básicos de educación financiera que necesitan conocer inicialmente, y arma un plan de conocimientos que evolucione a medida que vayan creciendo.

Según la agencia de Naciones Unidas para la protección de la infancia, Unicef, el tipo de información financiera que familias y educadores deben entregar a niños y jóvenes en sus hogares y escuelas varía según la edad y debe abordar tres componentes principales.

  • Habilidades para la vida práctica
  • Educación financiera
  • Medios para ganarse la vida

 

Es así que la evolución de la educación que des a tus hijos sobre el valor del dinero puede dividirse de la siguiente manera: 

 

  Educación social /habilidades para la vida Educación financiera Educación sobre los medios de vida sostenibles
nivel 1:
0–5 años
Emociones, consecuencias, salud/seguridad, compasión. Valor de dinero, precios, ahorro, posesiones Intereses profesionales, profesiones, espíritu empresarial, metas, iniciativa, capacidad para la resolución de problemas, trabajo en equipo, recibir consejos, evitar riesgos 

nivel 2:

6–9 años

 
Los derechos del niño, las responsabilidades, el respeto por los demás, las reglas, las capacidades auditivas. Necesidades y deseos, plan de ahorro, recompensas, reconocer los bancos y los servicios financieros  
 

nivel 3:

10–14

años

Expresar opiniones, trabajo en equipo, capacidades de investigación, el aprecio por un aprendizaje permanente.   Consumidor informado, planificación a corto plazo frente a largo plazo, riesgos financieros, efectos de la publicidad  Vocaciones, oportunidades, plan de acción, autodisciplina, perseverancia, comunicación
 

nivel 4:

15 + años

 Injusticia social, gestión del tiempo, relaciones, liderazgo  Capacidades de negociación, poder adquisitivo, tipos de interés, delitos financieros  

Salarios, necesidades de capital, mercadeo,

empleabilidad, adaptación al cambio, capacidad de gestión

    Fuente: Unicef, Educación Social y Financiera para la Infancia.

  

¿Cómo le doy dinero a mis hijos?

Formas fáciles para comenzar son:

1. Asignar una cuota de dinero que sólo tu hijo administre. Ésta puede consistir en:

 

  • Si son pequeños, quedarse con las monedas del vuelto o enseñarles a contar con monedas.
  • Mesada diaria: un monto mínimo, ideal que ocupen para comprar en el quiosco del colegio, o alguna golosina en el almacén de la esquina.
  • Mesada semanal o mensual: un monto de mayores proporciones, destinado sólo para compras de entretención o bien como premio por buena conducta, buenas notas, etc. 

EducarChile recomienda en ambos casos darles el dinero en billetes de bajo monto para fomentar el ahorro y visualizar mejor el gasto.

Es decir, si la mesada es de 2 mil pesos mensuales, darles billetes de 1.000 o monedas de 500 y 100 para que les sea fácil observar cómo se transfiere el dinero.

2. Otorgar reconocimientos monetarios
 

  • Premios con valor monetario: idealmente, deben ser atemporales y reservados exclusivamente para situaciones de reconocimiento o valoración. Puede ser el dinero que dejas debajo de la almohada cuando se le cae un diente, un helado porque se portó bien en el dentista, o regalos de cumpleaños y Navidad. Lo importante no es el dinero, sino que entiendan que detrás de un helado, por ejemplo, hay un costo

3. Abrir una cuenta de ahorro o vista

Si tus hijos ya son adolescentes, una buena forma de fomentar una sana interacción con el dinero es abrirles una cuenta de ahorro o vista en un banco e ir depositando ahí su mesada o reconocimientos para vivir experiencias o adquirir algún objeto.

Podrán tener un acceso controlado a estos montos y a la vez entender cómo funciona el sistema financiero y prepararse para cuando puedan utilizarlo con sus propios ingresos.

¿Cuántas veces hay que darle dinero a los niños?

El monto y periodicidad dependerá de lo que decidan como familia que será una cantidad sana para que comprendan el valor de las cosas obtenidas con dinero, o las posibilidades futuras que tienen con el ahorro.

¿Cómo le enseño a mis hijos a ahorrar?

Distintas formas para explicarles a los hijos la diferencia entre ahorrar y usar su dinero es:

  • Delimitar los montos. Que ahorren la mitad del dinero que reciben, gasten el 40% de lo que les resta y donen el 10% sobrante a beneficencias de su elección.
  • Tres jarros de vidrio. Debes permitirles visualizar la diferencia entre gasto, ahorro y donaciones.

Por eso, los tradicionales jarros de vidrio de mermelada o conservas son ideales para transformarlos en alcancías, para que vayan depositando ahí las monedas o billetes y observen cómo aumenta o disminuye el monto a medida que lo ocupan.

¿Cómo le enseño a mis hijos a gastar?

La mejor forma de explicarle a tus hijos cómo funciona el dinero, cómo se gana y cómo se pierde, es verlo en acción.

Siempre que puedas, llévalos de compras al supermercado, almacenes y otras tiendas, y asígnales la tarea de buscar algún ítem o mercadería específico.

Explícales la importancia de cotizar precios, para que entiendan la diferencia de valores, y dales la responsabilidad de comprar un producto que tenga diferentes precios.

Repite esta acción hasta que estén familiarizados con el tipo de producto, y sepan diferenciar entre costos, beneficios y calidad.

También habla de la importancia de cuidar su dinero cada vez que le entregues la mesada o un monto específico para gasto. Si no les alcanza para lo que quieren, demuéstrales la importancia del tiempo para acumular dinero suficiente para gastarlo sin endeudarse.

¿Cómo evito que mis hijos se endeuden?

El endeudamiento de las familias en Chile es un gran problema. Según un estudio del Banco Central, la deuda de los hogares chilenos bien puede alcanzar 70% de sus ingresos mensuales.

Según el informe Mejorando la Educación Financiera de la Organización para laCooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el endeudamiento de los hogares normalmente se debe a falta de educación financiera.

Entonces, a menor educación, las familias y las personas son más proclives a endeudarse y quebrar.

Hay pasos claves con los que puedes parar en seco esta situación con tus hijos desde pequeños y enseñarles a evitar las deudas, o manejar el tema de forma sana:

Diles que no si se trata de un capricho o algo que no necesitan o no se lo han ganado.

  • Si quieren que les compres algo porque no les alcanza, pídeles que te paguen en cuotas.
  • “Préstales” dinero con un pequeño interés para que entiendan el concepto del costo del dinero.
  • Aplícales pequeñas sanciones o multas si demoran en pagar el dinero prestado, como una tarea adicional en el hogar, como sacar la basura o barrer el patio.

V.  10 hábitos de consumo responsable para enseñar a los hijos

 

10 hábitos de consumo responsable para enseñar a los hijos


Mientras antes enseñes a tus hijos a cómo relacionarse con el dinero, más responsables serán como consumidores en el futuro.

Es más, según especialistas, entre los tres y cinco años es el mejor momento para abordar su relación con el dinero de una manera educativa y lúdica, como te contamos en nuestro blog Cómo enseñarle a tus hijos el valor del dinero.

En este periodo, sus padres y tutores tienen más importancia en su educación (antes de la influencia de colegios, profesores, amigos, TV, Internet, etc.). Absorben conocimiento directamente de sus observaciones, y copian las actitudes de los adultos hacia situaciones y cosas.

Asimismo, el programa de educación financiera para niños Money as you Grow, del Buró de Protección al Consumidor de Estados Unidos, afirma que los niños –a partir de los tres años– logran entender conceptos tan básicos como ahorrar y gastar y ya a partir de los seis pueden desarrollar buenos hábitos de consumo.

Y de acuerdo con un informe de la Universidad de Cambridge solicitado por el Servicio de Asesorías Financieras del gobierno británico, los hábitos de consumo de los niños ya están formados para cuando tienen siete años.

En tanto, UNICEF afirma que durante los primeros cinco años de vida puedes enseñarle a tus hijos conceptos básicos para que conozcan el valor del dinero.

Estos son:

  • El precio de las cosas.
  • El dinero se va al gastarlo
  • El dinero se guarda con el ahorro
  • El valor de las posesiones 

En tanto, Money as you Grow sostiene que entre los 3 y 5 años los niños deben aprender cuatro de las 20 lecciones que toda persona debe conocer para tener una vida financiera inteligente:

 

  • Necesitas dinero para comprar cosas
  • Ganas dinero al trabajar
  • Debes esperar antes de gastar
  • Hay una diferencia entre lo que quieres y lo que necesitas

Asimismo, en ese período los niños aprenden habilidades financieras fundamentales para su crecimiento cognitivo, como paciencia y tomar decisiones



¿Cómo enseñar a tus hijos a gastar?

De acuerdo con el sitio web What to Expect, existen muchas formas de enseñarle a los niños a manejar el dinero para gastos. En el caso de infantes y niños en edad pre-escolar:

 

  1. Cuentos infantiles donde el dinero tenga un papel
  2. Magnetos con monedas y billetes y ocuparlos como “moneda de cambio” cada vez que quieran sacar algo del refrigerador (asegúrate de que tus niños ya no se lleven cosas a la boca antes)
  3. Juegos de mesa de los que involucren dinero o intercambio de cosas
  4. Jugar con la billetera de los papás. Explícales el valor numérico de los billetes y monedas mediante juegos entretenidos, como saltar cinco veces si sacan un billete de $5mil, o darte cincuenta besos si saca una moneda de $50.
  5. Haz puzzles con imágenes de billetes (puedes imprimirlos directamente aquí) y haz que tus hijos completen las formas. Este juego les permitirá asociar las imágenes con el valor del dinero.
  6. Haz que junten monedas. Puedes poner a los niños a buscar todas las monedas que hay en la casa, y gana quien encuentre las má altas o bajas; esconde monedas para que ellos las encuentren, o juega a encontrar monedas en la calle cuando vayan caminando o de paseo.

 

¿Cómo enseñar a tus hijos a ahorrar?

Según Unicef, éstas son las lecciones aprendidas y recomendadas para que los infantes aprendan a través de sus padres y desarrollen hábitos de consumo tempranos, desde lo más básico hasta más complejo:

 

  1. Involucrar a los niños en la decisión dónde se mantendrá a salvo el dinero en la casa.
  • Un chanchito de greda, que ellos mismos pinten para que exista mayor familiaridad y apego.
  • Una alcancía transparente, para que observen cómo aumenta la cantidad y valor del dinero ahorrado en el tiempo.
  1. Involucrar a más de un pariente en el proceso.
  2. Cuando hayan aprendido a leer y a escribir, darle dinero a los niños e introducirlos al mundo del ahorro a través de una libreta de ahorro en un banco o institución financiera autorizada.
  3. Establecer normas claras y transparentes sobre cómo los niños depositarán y retirarán dinero ahorrado.
  • Puede definirse un día, horario o momento en la semana en que el niño y el resto de la familia depositen visualmente el dinero.
  • Establecer para qué podrá usar el niño su parte del dinero ahorrado (comprar golosinas, calcomanías, helados, o bien para usos más utilitarios como lápices de colores, libros, juguetes, etc).
  • Motivarlo a explicar y conversar en familia por qué quiere usar el dinero y el valor emocional de lo que quiere comprar. Que la conversación fomente la seguridad y no culpas.

 

VI. Tips para enseñar a ahorrar a los niños

Tips para enseñar a ahorrar a los niños

Si tus hijos aprenden a ahorrar serán capaces de administrar sus recursos, cuidar los que tienen y entender que el dinero no es ilimitado. Esto les evitará muchos malos ratos cuando sean grandes y tengan que hacerse responsables de sus finanzas. 

Tal como vimos en el blog “Cómo enseñarle a tus hijos el valor del dinero” la forma ideal para que los niños entiendan a ser responsables financieramente es con prácticas concretas. Asimismo, deben entender cuando se equivocan con el dinero y conocer sus límites y beneficios. 

Si ya entendieron el valor del dinero, el segundo paso es mostrarles la importancia del ahorro. ¿Para qué deben ahorrar? ¿cómo deben hacerlo?Aquí te damos 3 tips para enseñar el valor del ahorro a los niños:

 

1. Enséñales a dividir su dinero

 

Si tus niños están internalizando el valor del dinero, también tendrán que aprender que el gasto y el ahorro, son cosas completamente distintas. Para cubrir ambos ítems tendrán que dividir el dinero que reciben, es decir, administrar correctamente sus recursos.

 

Los gastos comprenden todas aquellas cosas que deban costear en el mes (o semana, todo depende de la periodicidad con que le entregues dinero) y el ahorro se asocia a objetivos a los que no pueden acceder de manera inmediata. Para ello necesitará esfuerzo, constancia y paciencia.

 

 

2. Ayúdalos a fijarse metas

 

¿Hay algo que tu hijo anhele y que pueda conseguir mediante sus ahorros? Eso que tanto quiere puede ser un excelente incentivo para ahorrar. Tendrá un objetivo específico, factible y con resultados a corto plazo. De esta forma se familiarizará con conceptos como planificación e inversión.

 

Antes que comprarle todo lo que quiera, dale la posibilidad de conseguir cosas gracias a sus propios esfuerzo. Te aseguramos que cuando lo logre, lo valorará aún más. Asimismo, aprenderá a discriminar entre cosas que realmente quiere y caprichos del momento.

 

La idea de tener una meta clara de ahorro es que entiendan por qué deben prescindir de ese dinero en el minuto; es decir, que existe un bien mayor. 

 

3. Muéstrales opciones para ahorrar

 

Aunque puede parecer una técnica anticuada, la alcancía siempre será un buen método para guardar dinero. Sobre todo si se trata de niños pequeños, porque es una alternativa accesible y les permite revisar constantemente cuánto ha crecido la suma inicial. Incluso, pueden poner sobre ella un dibujo o foto de la meta para que no olvide por qué está haciendo el esfuerzo. Por otro lado, el único instrumento financiero que un niño menor de 12 años puede usar es la cuenta de ahorro. Sin embargo, es una excelente idea que desde temprana edad al menos sepan que existen diversas alternativas. Por ejemplo, cuando sean mayores de 12 años pueden acceder a la cuenta vista o tarjeta adicional.

 

En el caso de la cuenta ahorro -una opción que casi todas las instituciones bancarias ofrecen- el monto inicial para abrirla fluctúa entre los $1.000 y $10 mil. El trámite es muy simple pero, como se trata de menores de edad, siempre deben ser solicitadas por los padres o representantes legales. Estos deben presentar su carnet de identidad y el del menor, y el certificado de nacimiento. 

Es importante que entiendan que la cuenta de ahorro tienen comisiones e intereses que variarán según el banco que elijan.

 

Conclusión 

Como puedes ver, no hay escasez de herramientas y materiales si buscas cómo enseñar finanzas personales a los hijos.

Pero esa es solo una parte. Combinando estos conocimientos con valores y hábitos de consumo responsable, puedes contribuir para que tus hijos tengan una relación sana con el dinero en el futuro.