Resuelve tus dudas financieras
Estabilidad

7 métodos para ahorrar; elige el que más te conviene

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Ahorrar es una de las prácticas más recomendadas para mantener tus finanzas personales sanas, hacer frente a cualquier imprevisto o solventar los gastos de alguna meta u objetivo que tengas en mente. Sin embargo, es un hábito difícil de adoptar debido al desconocimiento que hay sobre el tema.

¿Cómo lograrlo? Existen diversos métodos para organizar tus ingresos y destinar un porcentaje sin dejar de lado tus gastos recurrentes. En este blog te explicamos en qué consiste cada uno y te compartimos algunos tips para que te sea más sencillo llevar a cabo el que más te convenga. 

Conoce los métodos para ahorrar dinero

Cuando se trata de encontrar la forma de alcanzar la estabilidad financiera, armar un plan de ahorro se convierte en el primer paso para determinar tu situación económica actual, el objetivo de tu ahorro y las acciones que deberás llevar a cabo para cumplir tu meta. ¿Qué hacer después de este paso?

Lo que sigue será encontrar formas de ahorrar que se ajusten a tu estilo de vida y metas. Ya sea que quieras comenzar con pequeñas acciones o intentar con un plan más riguroso, con apoyo de alguno de los siguientes métodos comenzarás a crear hábitos para cuidar tu dinero.

1. Guardar el cambio

Empieza con lo más sencillo guardando en un recipiente el cambio que recibas al pagar algún producto o servicio. Puedes guardar todo el cambio o únicamente monedas de 10 pesos, recuerda, la decisión depende de tus metas y estilo de vida. 

2. Reto de las 52 semanas

Esta técnica requiere de mucho compromiso y responsabilidad debido a que consiste en guardar durante 52 semanas un monto dependiendo de la semana que se trate. Al igual que el método anterior, tú defines la cantidad con la que iniciarás, lo importante es que incremente cada semana y que seas consistente.

Por ejemplo, en la primera semana ahorras 10 pesos y estableces que tus montos aumentarán en múltiplos de 10. De esta manera, la segunda semana ahorrarías 20 pesos, la tercera 30 y así sucesivamente hasta que concluya el periodo.

3. Apartados en cuenta bancaria

Actualmente, muchos bancos tienen instrumentos financieros que te brindan la opción de crear apartados en los que, una vez ingresada la cantidad que deseas ahorrar, no puedes utilizar ese dinero para otro fin. 

Si eliges esta opción, te recomendamos comparar las condiciones que ofrecen las instituciones financieras y aprovechar estos beneficios para crear tus apartados de acuerdo a las metas que tengas, como viajar, comprar un auto o dar el enganche para una casa. 

 4. Harv Eker

El éxito de este método, propuesto por el autor y hombre de negocios Harv Eker, depende de qué tan claros tengas tus ingresos y gastos, pero también de que adoptes el hábito de realizar tus apartados desde el momento en que recibes tus sueldo. 

De acuerdo con el portal de inversión Futuro a Fondo, este método consiste en apartar el 50% de tus ingresos y utilizarlo para solventar los gastos básicos que realizas cada mes. El resto lo destinas para otros usos que tengas identificados, como entretenimiento, capacitación y, por supuesto, ahorro.

5. Regla 50/30/20

Por su sencillez, se trata de uno de los métodos más utilizados ya que además de ahorrar, permite que tengas mayor control sobre tus gastos. Su nombre proviene precisamente de los porcentajes que debes destinar a cada rubro que lo conforma: 50% para gastos básicos, 30% a gustos y/o entretenimiento, y 20% para el ahorro. Conoce más sobre este método aquí. 

6. Kakebo

Se trata de un método de origen japonés y significa “libro de cuentas para la economía doméstica”. Para llevarlo a cabo, necesitas registrar todos los días, durante un mes y de manera detallada, los gastos que realizas, de acuerdo a las siguientes categorías, como lo afirma Fintonic:

  • Supervivencia: gastos fijos como comida, transporte y servicios básicos.
  • Opcionales: aquellos relacionados al entretenimiento y gustos.
  • Cultura: relacionados a la compra de libros, visitas a museos o asistencia a obras de teatro.
  • Extras: gastos que pueden surgir de imprevisto como enfermedades o la compostura de tu auto.

 

De esta forma, al transcurrir el mes, sumarás los gastos que realizaste en cada categoría para identificar cómo utilizas tu dinero, dónde puedes disminuir el gasto y con ello, determinar la cantidad que te gustaría ahorrar. Las siguientes preguntas te ayudarán a analizar lo que registraste:

  • ¿Cuánto dinero tienes?
  • ¿Cuánto te gustaría ahorrar cada mes?
  • ¿Cuánto estás gastando?
  • ¿De qué gastos podrías prescindir el siguiente mes?

 

7. Acciones de la vida cotidiana

También tienes la opción de generar un ahorro mediante pequeñas prácticas que lleves a cabo en el día a día, por ejemplo:

 

La importancia del plan de ahorro

Como mencionamos anteriormente, para empezar a ahorrar debes armar un plan que te permita tener claros tus ingresos mensuales, egresos y los objetivos que quieres. Antes de elegir el método con el que comenzarás, asegúrate de realizar lo siguiente:

  • Registra tus gastos mensuales, incluyendo los básicos, gastos hormiga y compromisos de pago que tengas (tarjeta de crédito, crédito automotriz, hipotecario, entre otros).
  • Define tu presupuesto mensual para identificar los gastos que puedes eliminar y determinar cuánto ahorrarás sin afectar tus finanzas o limitarte de más.
  • Establece metas de acuerdo a los planes que quieras llevar a cabo. Considera metas de ahorro a corto, mediano y largo plazo. 

 

Ahorrar está en tus manos

Las opciones para comenzar tu ahorro son muy amplias; tienes a tu disposición diversos métodos para cumplir tu objetivo financiero. Recuerda que el primer paso es realizar tu plan de ahorro, pues es tu punto de partida para definir las siguientes acciones que ayudarán a cuidar tus finanzas, tomando en cuenta tu estilo de vida y capacidad económica. 

Guía AhorrarMás_A

Déjanos tu comentario