Resuelve tus dudas financieras
Estabilidad

Los conceptos que te ayudarán a manejar tus finanzas

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

¿Qué es un crédito? ¿Quién puede ser aval? ¿Por qué la inflación es importante? ¿Qué es el seguro de desgravamen? ¿Cuál es la diferencia entre interés y rentabilidad?

Son muchos los términos y conceptos financieros que debes saber, pero hay algunos que son de conocimiento básico para que estés bien informado y preparado si estás pensando cómo pedir un crédito, cómo abrir una cuenta corriente, cómo contratar un seguro de vida, o cómo repactar una deuda.

Seleccionamos aquellos términos cruciales para manejar tus finanzas, aquellos que no puedes desconocer, y algunos que te servirán para comprender mejor cuál es tu rol como consumidor de productos y servicios financieros.

Ahorro: en simple, es la cantidad de dinero que “te queda” después de todos tus gastos y consumo, incluyendo pago de deudas.

Es la cantidad monetaria que puedes dejar de lado sin verte en aprietos financieros. Idealmente, lo puedes invertir en un producto de ahorro que permita aumentar mes a mes por los intereses, como un depósito a plazo, un fondo mutuo o una cuenta de ahorro.

Antecedentes comerciales y crediticios: es el registro de todas las operaciones financieras que realizas en diferentes instituciones comerciales y financieras; desde el pago de la tarjeta de crédito hasta tu Dicom.

Este historial es tu carta de presentación en el sistema financiero, para acreditar cuán confiable y responsable eres como pagador. Le permite a las entidades financieras medir cuál es tu nivel de riesgo.

Aval: puede ser un individuo (persona natural) o una sociedad (persona jurídica) que se hace cargo de pagar tus obligaciones financieras cuando tú no puedes hacerlo.

Es una figura comercial, y debe estar asociado a una obligación cambiaria. Algunos bancos te solicitarán un aval cuando solicites un crédito de consumo, hipotecario o comercial.

También algunos dueños de propiedades se lo piden a sus arrendatarios; dependerá de tus antecedentes comerciales y crediticios. Ser aval no es lo mismo que ser copagador o fiador.

Capital: es el total de recursos físicos (bienes e inmuebles) y financieros (dinero) que posees y que harás trabajar para producir utilidades o ganancias, ya sea mediante un negocio o a través de una inversión. Ese el dinero que tienes para invertir, no para gastar o ahorrar.

Cheque: es una orden de pago impresa y escrita que realizas como dueño de la cuenta corriente, instruyendo a tu banco que pague una cantidad de dinero de tus fondos a un tercero, quien debe estar debidamente nombrado en el documento.

Es siempre pagadero a la vista; es decir, se paga cuando es presentada dentro de un plazo de 90 días. Un cheque puede ser “a la orden”, “al portador” o “nominativo”.

Cheque a la orden: es una orden de pago en la que tachas la frase “o al portador” y mantienes la frase “a la orden de”. Sólo lo puede cobrar la persona a quien está dirigido el cheque.

Esta persona debe presentar su cédula de identidad en el banco para cobrar el dinero. Si la persona lo desea, puede endosarlo a un tercero mediante una firma (cheque endosable).

Cheque al portador: es una orden de pago que tiene las frases “o al portador” y “a la orden de” sin tachar. Cualquier persona lo puede cobrar o depositar, aunque no sea quien aparece con su nombre en el cheque.

Cheque nominativo: es la orden de pago en la cual borras las palabras “o al portador” y “la orden de”. Sólo la persona que aparece nombrada en el cheque puede cobrarlo. Puede ser endosado sólo a un banco colocando las palabras “valor en cobro” o “para ser depositado en mi cuenta corriente”.

Cheque cruzado: orden de pago en la cual trazas dos líneas transversales en el frente del cheque. Así, la persona nombrada en el cheque sólo puede depositarlo. Todos los cheques pueden ser cruzados.

Crédito: también conocido como préstamo. Es el intercambio de una cantidad monetaria, bien o servicio en el presente, que será devuelta en un futuro próximo junto a intereses adquiridos en el plazo que fue convenido entre el prestador y el deudor (devengados).

Por ejemplo, un arriendo, un regalo monetario, o un favor en dinero no son un crédito.

Los tipos de crédito que puedes solicitar como persona son: crédito de consumo y crédito hipotecario. Si constituyes una empresa, pides un crédito comercial o empresarial.

Contribuyente: Son todos los individuos (personas naturales) y sociedades comerciales (personas jurídicas) que administran o poseen bienes afectados por impuestos. Tú y el resto de los chilenos y extranjeros residentes, así como todas las empresas que operan en el país, son contribuyentes.

Es uno de tus roles en el sistema financiero, a la par con consumidor, deudor, e inversionista.

Cuenta corriente bancaria: Es un contrato mediante el cual te comprometes a depositar tus ingresos en un banco específico, el cual a su vez se compromete a resguardar y administrar ese dinero.

Para eso el banco cobra una comisión y abona intereses en las cuentas corriente, según las normas que fije el Banco Central.

Depósito: Es el monto de dinero monetario que entregas a una institución financiera, ya sea para guardar (cuenta corriente), ahorrar (cuenta de ahorro, depósito a plazo), pagar deuda (crédito), invertir (productos financieros de inversión como acciones o fondos mutuos).

Un depósito no es lo mismo que una cuota u abono.

Deuda: Es el monto de capital que una persona o entidad otorga en calidad de préstamo a un tercero. El crédito es un tipo de deuda, por ejemplo. Toda deuda comprende un plazo de pago y alguna tasa de interés sobre el capital dado como préstamo.

Existen la deuda sana, deuda impaga o morosa, deuda vencida, y deuda castigada, entre otras.

Deuda sana: Es aquella deuda cuyos costos asociados puedes solventar sin que supere tus ingresos.

Deuda mala: Es la deuda cuyos costos asociados superan tu flujo de ingresos.

Deuda impaga o morosa: Todo retraso en el pago de la deuda en la fecha y condiciones pactadas, genera una mora. En el caso de un crédito, es aquella obligación que lleva un atraso de hasta 89 días corridos desde la fecha de vencimiento del pago. Cuando la deuda supera esa cantidad de días, se traspasa a deuda vencida.

Deuda vencida: Es la deuda que supera los 90 días de impagos. El regulador bancario Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) obliga a los bancos a pasar a esta cartera todas las cuotas o montos totales de créditos morosos que superen este plazo.

Ahora bien, si resulta que en el pasado ya fuiste mal pagador, repactaste tu deuda pidiendo un nuevo crédito y volviste a atrasarte en el pago, un ejecutivo comercial tiene la facultad de saltarse la cartera vencida, y transferir tu deuda directamente a cobranza judicial a partir del primer día de retraso en el pago.

Deuda castigada: Es toda la deuda incobrable por el banco debido al incumplimiento sistemático del cliente y aún después de pasar por un período de cobranza judicial.

Cobranza judicial: Es la etapa en la cual el pago de la deuda pasa a ser definido por un tribunal de justicia. Ocurre cuando el deudor no puede cancelar la deuda durante el período normal o extrajudicial de pago.

Durante la cobranza judicial, el tribunal puede ordenar el embargo o remate de los bienes del deudor, siempre en montos proporcionales al total de la deuda impaga.

Desgravamen: Es un tipo de seguro que aceptas tomar para un crédito, para que en caso de muerte o accidentes inhabilitantes se declare cancelada la deuda, sin que tus familiares o co-deudores se vean obligados a pagarla.

Gravamen: Son todos los impuestos, tributos y obligaciones que pagas por el derecho a operar, poseer o transar un bien o servicio.

Hipoteca: Cuando pones tu casa o una propiedad inmueble como garantía de un crédito o cualquier otro tipo de obligación financiera, estás creando una hipoteca. El acreedor de la deuda puede tomar la hipoteca de tu propiedad si no pagas la deuda, para cubrir el monto adeudado.

Salud financiera: Es el resultado de una gestión adecuada y efectiva de tus finanzas personales, y comprende el manejo eficiente de ingresos, egresos y deudas. Tu salud financiera influye en tu historial dentro del sistema financiero (pago de cuentas, créditos, productos y servicios financieros).

Inflación: Es el aumento gradual y sostenido en el tiempo del precio o valor del dinero con que valorizamos bienes y servicios en una economía. La inflación se mide de forma mensual, trimestral y anual, y rige medios de pago y unidades de valor como el dinero monetario, tasas de interés y la Unidad de Fomento (UF). Cuando el valor del dinero se deprecia, hablamos de deflación.

Interés: Es el porcentaje de capital adicional que pagas o recibes por una operación de depósito o préstamo de dinero. El valor resultante es la tasa de interés, que puede ser de dos tipos:

Tasa de interés de depósito: es el pago que recibe la persona o empresa que deposita su dinero en un instrumento de ahorro o resguardo (cuenta corriente o depósito a plazo).

Tasa de interés de crédito: es el monto que un deudor debe pagar a la entidad o persona que le presta el dinero, por usar ese capital.

Mutuo hipotecario endosable: Es un crédito hipotecario solicitado a un banco o institución financiera autorizada, que incluye la entrega de una propiedad en garantía. Tanto una persona natural como jurídica puede solicitar este préstamo para construir, reconstruir, ampliar o reparar un inmueble en zonas urbanas o rurales para fines habitacionales, comerciales o generales.

Al ser mutuo y endosable, permite que la deuda sea cedida a otras Instituciones autorizadas por ley, antes de su pago total.

Precio: Es el valor de un bien o servicio en términos monetarios. El valor de un producto, el salario de un trabajo, el interés de un crédito, o el arriendo de un bien raíz, constituyen el precio de estos ítemes.

Prepago: Es el pago anticipado de una obligación financiera. Normalmente se ocupa para evitar el pago de los intereses totales de un crédito. No obstante, al pagar anticipadamente un crédito hay ciertas condiciones relacionadas con los intereses y la comisión de prepago.

Reajuste: Corresponde al ajuste al valor de un capital, ya sea por inflación (costo del dinero) o por algún otro tipo de cambio convenido anteriormente.

Rentabilidad: Es la capacidad de una inversión para generar un beneficio o ganancia. Un ahorro o inversión puede obtener rentabilidad durante un periódo de tiempo determinado.

Transacción bancaria: Es una operación comercial en la cual hay un intercambio de dinero entre cuentas bancarias a través de un documento contable (cheque), por transferencia electrónica, o bien a través de otro formato legal (vale vista, letra, depósito en caja, etc).

Unidad de Fomento (UF): Es una unidad de valor única para Chile, creada para evitar los cambios inflacionarios bruscos en el valor de bienes y servicios. Se reajusta diariamente y se utiliza como valor referencial en diversos sectores de la economía. No confundir con la UTM.

Unidad Tributaria Mensual (UTM): Es otra unidad creada en Chile para fines de pagos tributarios y de multas, también ajustada a la variación en la inflación (costo del dinero), al igual que la UF.

BCI

Organiza tu presupuesto hasta el último peso con esta planilla

Ocupa esta planilla para contabilizar cada uno de los ingresos y egresos de tu bolsillo. Descarga tu planilla

Descarga tu planilla

Déjanos tu comentario