Resuelve tus dudas financieras
educación financiera

Los 4 pasos necesarios para portar tus productos financieros

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

En el siguiente blog te explicamos en detalle el procedimiento que deberás seguir para portar tus servicios o productos financieros a otra institución, una vez que entre en vigencia la Ley que Regula la Portabilidad Financiera.

La recién promulgada Ley N° 21.236, que comienza a operar el 8 de septiembre 2020, tiene por finalidad facilitar que personas, micro y pequeñas empresas se cambien de proveedores de productos o servicios financieros, con facilidad y obtengan mayores beneficios.

Si bien dentro de las próximas semanas se publicará el reglamento que definirá los procesos técnicos de esta ley, revisa acá cómo podrás efectuar la portabilidad financiera.

¿Cuáles son los pasos a seguir para realizar la portabilidad?


Lo primero que tienes que tener presente es que existen dos modalidades de portabilidad, sin y con subrogación.

Portabilidad sin subrogación

Como cliente te portas con un nuevo proveedor y se pone término a uno o más productos o servicios financieros que mantenías vigentes con el proveedor inicial. Si tienes un crédito vigente con garantías, estas se dan por extinguidas en el proceso de portabilidad. 

Acá te damos a conocer los pasos a seguir, por ejemplo, con tu entidad bancaria.

Paso 1: Solicitud Portabilidad

Si comienza a regir la ley y entre tus averiguaciones te percatas que hay una entidad bancaria que llama tu atención y a la cual quieres cambiarte, tienes dos alternativas para iniciar tu proceso de portabilidad:

  • Solicitud de portabilidad a la nueva entidad bancaria. Ellos tomarán contacto con tu banco, donde tienes contratados tus productos, y llevarán a cabo el proceso de solicitud entre ambas entidades. Es una alternativa sencilla, confiable y te irán informando del proceso.

  • Solicitud de certificado de liquidación a tu actual entidad bancaria. Una vez hecha la solicitud, tu banco actual tendrá un plazo de 5 días hábiles para hacerte entrega del documento. Teniéndolo en tu poder, lo llevas al banco al que quieres cambiarte para que inicie el proceso de portabilidad.

    El certificado de liquidación es gratuito y contiene un listado con el detalle de todos tus productos (cuenta corriente, vista o de ahorro, chequera electrónica, línea de crédito, tarjeta de crédito o débito, crédito hipotecario o de consumo, inversiones y seguros) las tasas, comisiones y el valor total de tus créditos. 


Paso 2: Oferta de portabilidad

Al tener en curso tu solicitud, el nuevo banco generará para ti una propuesta escrita de portabilidad financiera con vigencia de al menos 7 días hábiles. Publicación de la Biblioteca del Congreso Nacional indica que esta propuesta deberá tener al menos:

  • Especificación de el o los productos o servicios financieros que te ofrecen, junto con los detalles de la oferta, como costo total del crédito y plazos.
  • Especificación de el o los productos o servicios financieros que actualmente mantienes con el banco o proveedor inicial.

Paso 3: Aceptar o rechazar oferta

Teniendo la propuesta del nuevo banco, la revisas y si te parece adecuada les comunicas por escrito, dentro del período de vigencia que te hayan indicado, que aceptas su oferta.

En el caso de desistirla, también les comunicas por escrito y el proceso no continúa avanzando.

Paso 4: Término del proceso

Con el nuevo banco o proveedor celebran los contratos de productos y servicios contenidos en la oferta de portabilidad. Al mismo tiempo, el nuevo banco o proveedor queda facultado para que en representación tuya cumpla el mandado de término. Es decir, en un plazo de 3 días hábiles:

  • Pague los productos y servicios financieros especificados en la oferta de portabilidad, y
  • Solicite al banco o proveedor inicial el cierre o término de los productos o servicios financieros especificados en la oferta de portabilidad.

Portabilidad con subrogación

Proceso por el cual te portas y si tienes un crédito vigente este se cancela y se te otorga uno nuevo, sin embargo, las garantías del crédito vigente se transfieren al nuevo crédito.  La subrogación especial de créditos permite que la nueva entidad bancaria o institución financiera pase a ser beneficiaria de la garantía. 

Tal como te dimos a conocer en el blog Cuáles son los nuevos roles en la portabilidad financiera, en este caso el paso a paso para la portabilidad con subrogación sería de la siguiente manera:

  • El banco o proveedor inicial emite el certificado de liquidación solicitado ya sea por ti o la entidad financiera a portarse, el cual marcará la pauta de la oferta realizada por esta última.
  • Si el nuevo contrato modifica tasas, plazos y condiciones de pago, y aceptas la oferta; la nueva entidad o proveedor debe celebrar el contrato bajo los mismos términos ofertados.
  • No se requerirá que el banco o proveedor inicial firme ningún documento, pues con el pago ocurre automáticamente la subrogación del crédito. La nueva entidad financiera debe solicitar inscripción en el registro correspondiente, solo para efectos de publicidad.


Atento a tus próximas decisiones financieras


La ley de portabilidad financiera busca ayudar en la disminución de costos que pagan personas, micro y medianas empresas en Chile por sus actuales deudas.

Por lo mismo, conocer el paso a paso y los documentos correspondientes a la portabilidad financiera te permitirá no tan solo estar atento a las alternativas que ofrecerán los diferentes proveedores, sino que también, en el caso de querer hacerlo, sabrás perfectamente cómo efectuar tu portabilidad financiera con total éxito.

Nueva llamada a la acción

Déjanos tu comentario