Resuelve tus dudas financieras
Alivio

Finanzas personales: Por estas 3 razones llegas sin plata a fin de mes

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Muchos esperan que llegue el día del pago de sueldo, primero, para cancelar las cuentas, y luego, para darse algunos pequeños gustos. El problema está en la diferencia de lo que cuesta ganar dinero y lo rápido que se gasta.

 

Muchos chilenos no saben administrar su dinero. Muchas veces, los pequeños gustos pueden terminar generando más deudas y, en el peor de los casos, hacen que muchas personas se queden cada quincena sin dinero suficiente.

Si no eres ordenado y no cuentas con un presupuesto mensual de tus gastos, lo más probable es que el dinero que gastas en almuerzos, transporte, incluso en la comida ocasional con tus amigos, pueda sumar y generar serios problemas financieros.

El mal uso de las tarjetas de crédito es una de las razones por las que el dinero desaparece como por arte de magia. Sin embargo, existen otras grietas por donde se va la plata.

A continuación, compartimos 3 razones por qué llegas sin plata a fin de mes.

1. Gastar dinero en almuerzos.

¿Alguna vez has realizado el cálculo de cuánto gastas cada día en almuerzos o salidas a comer fuera de casa?

Comprar almuerzo no es malo, el problema está en no llevar un orden o presupuesto fijo de cuánto deberías gastar.

Puede que un día compres algo rápido y no gastes más de $3.500. Pero otro día en tu oficina podrían decidir salir a comer todos juntos, gastando incluso más de $6.000 cada persona.

No se trata de no hacer vida social, simplemente se trata de llevar un orden y ahorrar lo más posible en almuerzos.

¿Y si empiezas a llevar comida de tu casa? Tal vez no tengas tiempo para cocinar, pero ahora que empieza el calor, ¡nada más sano y refrescante que llevar una gran ensalada al trabajo!

Aprende a lograr la estabilidad financiera

2. Deja tu tarjeta de crédito en casa.

Como comentamos anteriormente, tener tarjetas de crédito es cómodo y fácil, pero el riesgo está en que nuestra percepción real del dinero que tenemos, sea falsa.

Imagina que pasas por una tienda y ves unas zapatillas increíbles, recuerdas que andas con tu tarjeta de crédito en la billetera y lo primero que haces es entrar a comprarla en 6 cómodas cuotas.

La compra te resulta fácil y “sin dolor”, básicamente porque no ves cómo el dinero es traspasado de tus manos a las manos del vendedor. Esto sucumbe a las peligrosas compras impulsivas.

Si eres una persona que no puede controlar la tentación de gastar con tarjetas de crédito, simplemente te recomendamos dejarlas en tu casa muy bien guardadas y acostúmbrate al hábito de pagar todo lo que puedas con dinero en efectivo.

Lo más probable es que si dejas la tarjeta fuera de tu alcance, ahorrarás una cantidad de dinero bastante superior de lo que hubieras ahorrado con los descuentos y ofertas asociadas con tu tarjeta de crédito.

3. Aprende a manejar tu dinero con un curso online.

 

Este punto es clave para que no caigas en los malos hábitos mencionados anteriormente. No hay excusas para no aprender, la educación continua es esencial para poder exigir tus derechos.

Hoy en día, la información gratuita que circula por internet ofrece un sin fin de consejos y buenas prácticas de educación financiera. Por ejemplo, está nuestra guía gratuita para que ordenes tus gastos para así ahorrar más. Con ella aprender a gastar menos y planificarte.

Además, en nuestro blog aprendes a darte cuenta de lo importante que resulta ahorrar a largo plazo. ¡Resuelve tus dudas financieras justo cuando lo necesitas!

Lo normal es darse gustos de vez en cuando, ya que el ideal es poder vivir para trabajar, y no lo contrario. Entonces, ¿qué es lo máximo que deberías gastar en actividades de ocio y entretenimiento cada mes?

Según el Contador Público y Planificador Financiero Thomas Corley, el número mágico es máximo el 10% de tu ingreso neto mensual.

Esa cifra cubre ir a restaurantes, vestuario, bares y cine. ¿Y si surge algún capricho extra ocasional, como masajes, clases de baile o un viaje improvisado a la playa? También entran en esta categoría.

Ten en cuenta que mantener tus gastos adicionales por debajo del 10% al mes, podría significar hacer algunos sacrificios. ¡Intenta hacer esta prueba por un mes para ver qué tal te va!

Aprende cómo aquí

Déjanos tu comentario