SALIR

Si te gusta nuestro contenido, no te pierdas ninguna nueva entrada

Ingresa tus datos para recibir notificaciones de nuevas publicaciones.

Estabilidad Lectura: 4 min junio 23, 2022

Cómo enfrentar los ineludibles arreglos de mantención del hogar

Paola de Con Letra Grande

Experta en finanzas personales y educación financiera

Una casa siempre da trabajo, eso es claro, pero también requiere que le hagas mantención o arreglos cada tanto. ¿Por qué es tan importante que planifiques esto? Porque no sólo puedes ahorrar dinero haciéndolo, sino que mejor aún, evitar un despilfarro grande de plata que te puede dejar en signos menos.

Antes de entrar en el terreno de cómo presupuestar los arreglos de mantención de una casa, es necesario tener en cuenta la vida útil de los distintos ítems de una construcción de este tipo.

Por ejemplo, según esta nota del sitio Simple Insights, si bien existen variables como el nivel de uso y desgaste, así como la ubicación y la calidad del artículo original o material, que inciden en los años de duración de los distintos componentes de la casa; se pueden establecer los siguientes promedios:

 

  • Techo de tejas de asfalto: 15-30 años
  • Caldera: 20-30 años
  • Ventanas de madera: 20 años
  • Lavadora de ropa: 13 años
  • Secadora: 13 años
  • Refrigerador: 13 años
  • Lavaplatos: 9 años

 

Sabemos que existen muchos ítems más, pero quisimos contemplar lo más genérico, así como lo que podría resultar en un mayor gasto de dinero en caso de que necesites repararlo. Por cierto, es elemental manejar esta información, pues te indica si las garantías son convenientes o no, así como lo bueno que resulta hacer mantenciones en vez de tener que arreglar algo por completo.

Cómo construir un presupuesto mensual de arreglos

Ahora sí, manos a la obra. Si quieres asegurarte de tener una casa cómoda, acogedora, pero sobre todo segura, entonces no puedes seguir evadiendo sus gastos de mantenimiento. Incluso si tu casa es nueva o pagas arriendo.

1. Establece un ahorro mensual de dinero

Sabemos que puede parecerte una locura ahorrar todos los meses para esto, sobre todo si estás llegando a un lugar nuevo y no tienes cosas que reparar de manera urgente. Sin embargo, tener esta reserva de dinero te ayudará a enfrentar mejor los gastos imprevistos, pues muchas veces cuando falla algo se echa a perder otra cosa, lo que hace todo más caro.

Algunos expertos recomiendan guardar todos los años entre el 1% y 2% del precio de compra de la casa para los costos de mantención. Aunque si te parece demasiado dinero, puedes comenzar con menos e ir aumentando paulatinamente este presupuesto.

También es elemental que sepas quién será el responsable de correr con los gastos en caso de que estés arrendado. Y es que, a modo general, cuando los daños son provocados por los inquilinos, estos deben ser reparados por los mismos.

2. Averigua sobre los distintos costos de mantención y/o reparación

Un segundo paso para tener los gastos bajo control, es saber cuánto vale cada uno de los arreglos que, tarde o temprano, vas a tener que realizar. En este sentido, lo más recomendable es hacerlo con profesionales certificados o en centros técnicos autorizados, en caso de tratarse de artículos de línea blanca.

Para obtener más orientación de este estilo, en este artículo sobre cómo presupuestar el mantenimiento y las reparaciones de una casa, se recomienda que las personas usen la regla 28/36, que aconsejar que los gastos de vivienda no superen el 28% de sus ingresos anuales ni el 36% de su deuda total.

Con esto, puedes empezar a evaluar qué precios te conviene elegir y cuáles no.

3. Asegúrate aún más si vives en una casa antigua

Quizás te resulte obvio, pero las reparaciones y gastos de mantención pueden ser mayores si vives en una casa antigua. Por esto, se recomienda que ahorres más mes a mes para poder hacerles frente.

En concreto, sería ideal que juntes cerca del 3% o 4% del precio de compra de la casa, anualmente, considerando además una cifra todavía más grande en caso de tratarse de una construcción de mayor tamaño.

4. No olvides lo básico

La ecuación para armar un presupuesto es fácil. De todos modos, contempla identificar en tu presupuesto los siguientes elementos:

 

 

Si quieres conocer más sobre cómo armar tu presupuesto con foco en gastos inesperados, entonces entérate de más aquí.

¡Listo!

Ya estás en buen pie para comenzar a vivir y no se trata de decirte que sin estos ahorros para arreglos no lo hagas. A lo que nos referimos es a que mientras más resguardos de dinero tengas, mejor reaccionas a los gastos de mantención de tu casa. Y así, más cómodo y seguro estás para enfrentar tu día a día.

 

Aprende a organizar tus finanzas personales

PLANTILLA

Organiza tu presupuesto mensual

Descarga la plantilla y pon en regla tu presupuesto.

DESCARGAR