Guía para manejar los gastos de marzo 

 

Estamos a pocos días del mes menos esperado del año para la mayoría de los chilenos. La lista de gastos de este periodo puede parecer eterna:  pago de la tarjeta de crédito por las vacaciones, matrículas y aranceles del colegio y la universidad, uniformes, útiles, seguro escolar, gastos automotrices, seguro obligatorio, permiso de circulación y patente, contribuciones y, si realmente lo necesitas, compras de mercadería y arreglos de la casa.

La buena noticia es que aún estás a tiempo de planificar estos gastos, armando tu presupuesto familiar, entendiendo cuáles son obligatorios y cuáles no, y tomando en cuenta los consejos que te entregaremos en esta completa guía para gastar menos el tercer mes del año.

¡Esperamos que sea de gran utilidad para tomarte un respiro en marzo!

I. ¡Llegó marzo! Guía para planificar y preparar los gastos del mes

 

planificar-marzo
 

Se termina el verano, las puestas de sol en la playa y las mochilas viajeras. Guardamos el traje de baño y nos preparamos para el verdadero inicio del año.

Comienza el temido marzo, que -para muchos- probablemente es el mes más complicado. Y es que regresar del relajo de las vacaciones a darnos cuenta que tenemos que pagar las tarjetas, comprar uniformes, la patente, entre otros, es una gran preocupación.

Por eso te presentamos la guía completa de cómo organizar tu billetera y pasar este mes sin novedad alguna. 

Después de estar todo el año planificando y ahorrando para las esperadas vacaciones, es probable que hora te quedes  sin efectivo y tengas que recurrir a la tarjeta de crédito (que tienen un plazo para ser pagadas) y, probablemente, la primera factura llegue el tercer mes del año.

Para llegar a marzo más tranquilos, es fundamental el orden previo. Si ahorraste, lo primero es organizar tu presupuesto de vacaciones y, de esta manera, intentar no salirse de él.

Ahora, siendo realistas y aceptando que en muchos casos fue imposible mantenerse apegado al bolsillo, aquí van un par de tips para no ahogarse con las deudas.

 

Planifica los gastos del mes

Sí, aunque suene obvio, ordenar, planificar y ver los gastos que tendrás, ayuda. En un excel o un cuaderno clasifica tus gastos. Escribe aquellos que son fijos y variables, los más urgentes y los que significarán un desembolso mayor. Esto te ayudará a tener más claridad.

Algunas cosas que debes considerar en el ítem organización:

 

  • Regreso de las vacaciones (Pago de tarjeta de crédito y multa por uso de la línea de crédito)
  • Gastos escolares/universitarios (Matrículas y aranceles, uniformes, útiles, seguro escolar, etc)
  • Gastos automotrices (Revisión técnica y mecánico en caso de ser necesario, seguro obligatorio SOAP, permiso de circulación y patente)
  • Contribuciones (primer trimestre)
  • Mercadería y arreglos necesarios de la casa

Ideal que a un lado de cada ítem, detalles cuánto es el monto real y cuál es la fecha de pago. Saca un total de todo y sobre ese número, planifica el mes.

Acá te entregamos una planilla donde puedes organizar tus gastos y pagos de una forma ordenada y clara.

Bonus: Una buena idea para recibir el mes bien parado, es comenzar ahorrando un monto mínimo mensual, por ejemplo, $500 pesos semanales durante el año y eso destinarlo a cubrir emergencias o gastos de marzo.

 

Adelanta y calendariza los pagos (siempre y cuando tu bolsillo te lo permita)

 

Una vez listo el presupuesto, podrás ver si tu billetera aguanta o necesita una pequeña ayuda. Lo primero es pagar las deudas que están prontas a vencer y aquellas que son pequeñas y fáciles de cubrir. Las deudas que tienen más plazo te dan la opción de calendarizar los montos a pagar.

 

Intenta no recurrir al crédito

 

Si logras organizar los gastos de marzo, probablemente, no tengas que apoyarte en el crédito, pero si los gastos del mes superan tu presupuesto y recurrir a un préstamo o utilizar la tarjeta de crédito es la única opción viable, debes considerar los siguientes puntos.

  • Puedes repactar la deuda con el banco y de esta manera liberar recursos. Es un trámite sencillo, puedes hacerlo por teléfono o de forma presencial.
  • Si optas por pedir un préstamos al banco, define con anticipación qué gastos cubrirás con ese dinero.
  • Intenta distribuir los pagos del crédito entre 3 y 6 cuotas sin interés.
  • Evalúa y entiende los gastos asociados al uso de la tarjeta.
  • Evita pagar el mínimo de las cuotas, ya que estarás pagando solo los intereses.

 

Elige bien tu SOAP

 

El seguro obligatorio SOAP no lo entrega sólo una entidad. Puedes encontrarlo en diferentes casas comerciales o bancos, todos ofrecen la misma cobertura y la diferencia de precio no es tan significativa.

¿Cómo elegirlo entonces?

Una de las principales cosas en las que fijarse la hora de elegir el SOAP, es averiguar la cantidad de oficinas que tiene la aseguradora en el país. De esta forma, aunque el asegurado no esté en su zona (pero dentro del territorio nacional), el seguro puede ser cobrado de igual forma.

Otro punto que puede ser atractivo, es el beneficio asociado a la contratación del seguro. Pueden ser giftcards de casas comerciales, acumulación de kilómetros en aerolíneas y más, todo dependerá de la aseguradora.

 

Fíjate en el seguro escolar

 

¿Sabías que todos los estudiantes cuentan por ley con un seguro de accidentes? Este protege a estudiantes (escolares o universitarios) de instituciones privadas o públicas, ante cualquier accidente ocurrido durante la jornada de clases, brindándoles atención en el servicio público.

Esta guía explica en profundidad cómo funciona el seguro

Además del seguro que brinda el Estado, puedes optar por contratar un seguro adicional en alguna clínica de tu preferencia, pero si el presupuesto es ajustado, no te preocupes, tus hijos estarán protegidos de igual forma.

 

Existen muchos beneficios estatales beneficios ¡aprovéchalos!

 

El Estado proporciona diferentes beneficios a los sectores de menores ingresos para que de esta forma, marzo no sea un mes tan terrible.

El aporte familiar permanente (ex bono marzo) es un monto de dinero que se entrega cada año a las personas o familias de menores ingresos y que cumplan con los requisitos necesarios.

La novedad para el 2019 es que el bono será entregado antes, comenzando el 15 de febrero de 2019 y se espera que supere los 46 mil pesos.

 

Puedes revisar si eres beneficiario aquí.

 

II. ¿Qué es el presupuesto familiar y cómo debo manejarlo?

 Que es el presupuesto familiar

 

 

Ahora que ya tienes una idea más clara de cómo planificar los gastos del mes con la guía que te proporcionamos anteriormente, ahora es momento de dar el segundo paso armando un presupuesto familiar que se ajuste a tu bolsillo y necesidades. 

El dinero parece nunca ser suficiente, por lo mismo, es de suma importancia mantener un orden para que rinda y la economía familiar no se vea afectada.

¿Cómo hacerlo? Elabora un presupuesto familiar. Este debe comenzar por analizar la situación general, como los ingresos y gastos de dinero. De esta manera sabrás todo el dinero que entra, el que sale y a qué lo destinas.

¿Qué es un presupuesto familiar? Es un documento que integra todos los ingresos y gastos de manera ordenada existentes en un periodo determinado.

Es una forma eficaz para sacarle provecho al dinero que tienes, ya que puedes ordenar tus gastos de manera consciente.

¿Por qué necesitas un presupuesto familiar?

Contar con un presupuesto familiar tangible te ayudará a tener mayor claridad sobre tus hábitos de consumo, podrás analizarlos de manera objetiva y tomar decisiones en la planificación del futuro financiero de tu familia.

Existen muchas razones de peso para crear e implementar un presupuesto familiar:

  • Sabrás en qué gastas tu dinero
  • Te ajustarás a los gastos que puedes realizar
  • Podrás priorizar los gastos realmente necesarios
  • Te ayudará a reducir o eliminar deudas
  • Facilitará el ahorro mensual
  • Te ayudará en la creación de un fondo de emergencia

 

¿Cómo hacerlo?

Antes de determinar montos, debes hacerte algunas preguntas para guiarte en tu realidad financiera:

-¿Cuánto dinero ingresa al hogar cada mes?

-¿Cuánto dinero gasta mi familia mes a mes?

-¿Llego a fin de mes con holgura o apretado?

-¿Logro ahorrar?

-¿Existe un fondo de emergencia?

Una vez respondidas todas las preguntas, comienza el proceso de creación.

 

-Anota todos los ingresos y gastos

Dentro de los gastos, puedes encontrarte con aquellos que son variables y fijos. No obstante, todos son igual de importantes.

Un gasto fijo es aquel que llega obligatoriamente de forma periódica. Por ejemplo: hipoteca, arriendo, luz, agua, gastos comunes, colegios, entre otros.

Por otro lado, el gasto variable es aquel que es necesario pero que no siempre es igual. Por ejemplo la compra de supermercado o el transporte. En este lugar también entran los gastos de emergencia, como el doctor o un remedio costoso.

Una vez tengas anotados todos tus ingresos y egresos de dinero, podrás ver con claridad qué estás haciendo con tu dinero ¿es necesario ese porcentaje de gasto en ocio o ropa? ¿deberías destinar más dinero a cubrir esta deuda?

Si tus gastos no superan el 90% de tus ingresos, entonces no hay problema. Pero si estos están muy cerca del 100% o netamente lo sobrepasan, hay que prestar atención y encontrar una forma de solucionarlo para estar en terreno seguro monetariamente hablando.

III. Marzo 2019: 5 consejos para ahorrar en esta vuelta a clases

 

 marzo2019

 

Si ya tienes clara la diferencia entre los gastos fijos y variables que suelen aparecer en marzo y armaste tu presupuesto familiar, puedes pasar a la tercera etapa de la guía donde te enseñamos a ahorrar para la vuelta a clases.

¿Sabías que pagar las deudas que dejaron las vacaciones, todos los trámites y papeles relacionados con el auto, los arreglos de la casa y la vuelta al colegio, significan cerca de un 41% más del presupuesto familiar? Suena terrorífico.

Si una de tus preocupaciones es organizar el presupuesto para la vuelta al colegio de los niños, pero no tienes 100% claro cómo ordenarte, en este blog te entregamos 5 consejos para afrontar los gastos de la vuelta a clases, de la mejor manera.

La vuelta al colegio significa, sin duda, un desembolso importante para cualquier familia. La compra de uniformes, útiles escolares, libros de materia, matrícula, transporte y alimentación son los principales ítems que hay que considerar dentro del presupuesto de marzo.

En un estudio realizado por el Sernac el año 2018, donde se cotizaron productos escolares en diferentes multitiendas, se demostró que la variación de precio puede llegar a ser incluso el doble en algunos establecimientos.

Por ejemplo, el valor de un uniforme escolar para niña fluctuaba entre los $28.940 y $62.940. Considerando que el uniforme escolar es la prenda que usan los estudiantes a diario, es importante contar con por lo menos 3 cambios y así comienza a subir el presupuesto.

¿Dato? Puedes sacarle provecho a la web y ver la opción de comprar los uniformes por internet. Te recomendamos leer este blog con los mejores tips.

Por otro lado, la lista de útiles escolares exigida puede partir desde los $24.230, la más económica, hasta los $38.658, la más costosa (esto sin incluir los textos obligatorios).

Y todo esto es el precio por cada hijo.

 

¿Cómo sobrevivir a la vuelta al colegio?

Te dejamos 5 rápidos y simples consejos:

1- Planifica: Sí, puede sonar repetitivo y hasta obvio, pero es vital para tus finanzas, por eso no dejaremos de repetirlo. Antes de ponerse a comprar cuadernos, lápices, estuches y loncheras, recomendamos hacer una lista, a conciencia, de todo lo realmente necesario.

De esta forma, tendrás una imagen clara de lo que necesitas y hasta podrás ahorrar un poco al darte cuenta que, quizás, tienes varias de las cosas útiles en tu hogar.

2- Compara los precios: Como ya vimos antes, los precios en los diferentes comercios pueden variar mucho. Por eso, junto con una planificación, date un tiempo para comparar. Todas las librerías o tiendas de uniformes tienen diferentes precios, busca la que más se ajuste a lo que necesites entre precio y calidad. Verás cómo ahorras al comprar informado.

3- Busca ofertas: La época escolar es ideal para las ofertas en las tiendas. Por eso debes estar con todos los sentidos alerta para aprovechar cualquier rebaja que se te cruce en el camino...pero ojo, no se trata de dejarse llevar por los ofertones y comprar cosas innecesarias, enfócate en encontrar lo que buscas.

4- Recicla: No, reciclar no aplica solamente a las botellas plásticas y el diario. ¿Tienes una mochila en buen estado? No la botes, puedes ahorrarte entre $10.000 y $25.000, únicamente, con reutilizar la mochila del año anterior.

5- Compras de segunda mano: Quizás los zapatos nuevos sea un gasto necesario, pero los libros de texto o algunos ítems del uniforme pueden estar mucho más baratos si los consigues con estudiantes más grandes del mismo colegio o en tiendas de segunda mano.

IV. 3 tips para gastar menos en marzo

3 tips para gastar menos en marzo-1 

Como pudiste ver en el consejo anterior, existen muchas opciones de ahorro para la vuelta a clases, todo está en buscar varias opciones con tiempo y quedarte con la que se adapte mejor a tu bolsillo. Ahora te entregamos excelentes consejos para ahorrar más en el tercer mes del año. ¡Suena irreal pero sí se puede! 

 

¿Cómo? Primero, separemos los gastos por área:

 

1. Que el gasto de útiles escolares no sea un derroche 

Si eres mamá o papá, probablemente te ha dolido la cabeza pensar en útiles escolares, uniformes, libros y zapatos.

Y es que claro, en datos entregados por Marketing4ecommerce, reflejan que el gasto promedio en útiles escolares por hijo es de $145.000, lo que en una familia con dos hijos genera un gasto de, aproximadamente $300.000. Y esto sin contar matrícula o mensualidad exigida por el establecimiento.

Una solución que te hará ahorrar unos pesos, es buscar en los lugares más económicos, como los outlets. Paga al contado para que consigas precios más bajos. Pero si te ves en la necesidad de utilizar la tarjeta de crédito, privilegia el pago en 3 cuotas sin interés.

Otro punto que puede sonar obvio pero es clave, es comprar solamente lo necesario.

Por ejemplo, probablemente con los pantalones sea necesario hacer un recambio, pero las chaquetas, si siguen en buen estado y aún son la talla correcta, pueden ser reutilizadas y de paso, ahorrarás bastante. Haz el mismo ejercicio con la compra de libros usados de la generación anterior.

Si quieres más tips para ahorrar en la vuelta a clases, revisa este blog con 5 consejos infalibles.

 

2. Que los gastos fijos no sean un problema

 

Ahorrar en este ítem es complicado, porque, como dice el título de este blog, son gastos de los que es imposible escapar, como ocurre con las contribuciones y los gastos de auto.

Si estos pagos te pillaron de sorpresa y dejarlos en cero significa también dejar vacía tu billetera, lo más recomendable es pactar dichos gastos (que suelen ser elevados) en 3 cuotas sin interés. De esta forma no pagarás más en intereses y tampoco te quedarás sin fondos para lo que resta del mes.

 

3. Infórmate y aprovecha los beneficios de los diferentes medios de pago

Si vas a optar por utilizar la tarjeta de crédito, que no sea sin informarte antes. Muchas veces las casas comerciales ofrecen grandes descuentos o promociones al pagar por este medio.

Por eso, averigua y prefiere aquellas marcas que ofrezcan descuentos o beneficios.

El pago con tarjeta de crédito puede ayudarte mucho a organizar tus gastos, siempre y cuando lo hagas con responsabilidad, por ejemplo: pagando a tiempo y nunca el mínimo de la deuda.

 

Bonus:

-Identifica: define con cuánto dinero cuentas por ítem. Pon montos límites, de esta forma no te llevarás sorpresas y podrás priorizar.

-Planifica: sal a comprar con una lista en mano. No importa si es supermercado, librería o retail. Esto te ayudará a llevar solo lo indispensable y no tentarte con cosas no necesarias.

-Cotiza: date el tiempo que necesites para comparar precios en diferentes productos y servicios. No te quedes siempre con la primera opción, buscar con paciencia puede llevarte a ahorrar varios pesos que pueden ser destinados a otras cosas.

-Permiso de circulación en cuotas: ¿sabías que puedes pagar el permiso de circulación en 2 cuotas? La primera vence en marzo y la segunda vence en agosto. Si quieres saber cómo y dónde hacerlo, en esta página del Gobierno encontrarás todas las respuestas 

V. ¿Cuáles son las deudas postergables e impostergables de marzo?

 

gastos postergables e impostergables marzo-2

No gastar en marzo es imposible, pero si tomas en cuenta las recomendaciones entregadas en el post anterior, verás que sí se puede ahorrar un poco más, siempre que seas consciente con los gastos y no derroches si no es necesario.

Otro punto que no podemos dejar de mencionar en esta guía, es que hay gastos que efectivamente puedes postergar en marzo y alivianar la carga. En este blog te contamos cuáles son los gastos postergables e impostergables de marzo.

Según un estudio de la Universidad del Pacífico, el gasto promedio en marzo varía desde un 37,7% a un 49,4% del ingreso familiar de los chilenos, cifra que refleja los montos calculados por gastos escolares de un solo hijo, incluyendo útiles, uniformes e indumentaria deportiva.

Sin embargo, esta cifra puede disminuir si se realiza una buena planificación financiera en base al presupuesto familiar. En este link puedes acceder a la descarga de una plantilla para planificar tu presupuesto familiar mediante proyecciones y gastos reales para el mes de marzo.

 

Los diferentes tipos de gastos para marzo

I.- Gastos impostergables: son aquellos gastos fijos obligatorios que hay que pagar sí o sí, y que no se pueden modificar ni retrasar independiente del mes que sea. Entre ellos se pueden incluir:

  • Pago de contribuciones
  • Arriendo
  • Gastos comunes
  • Uniformes escolares
  • Transporte escolar
  • Listas de útiles escolares
  • Matrículas y aranceles del colegio y/o universidades
  • Pago de cuotas de las vacaciones
  • Permiso de circulación y pago de patentes
  • Seguro Obligatorio SOAP

A continuación, dividiremos en 3 grupos los gastos obligatorios más importantes de marzo.

 

a) Gastos de la propiedad

Para el ítem de pago de contribuciones, arriendo y gastos comunes, en el caso de que tu vivienda o lugar de trabajo sea de tu propiedad, deberás pagar el primer monto de las contribuciones de 2019.

En este punto debes averiguar si tu contribución aumentó de valor este año revisando este link si el avalúo fiscal, ya que de esto depende el monto de las contribuciones que debes pagar a partir de marzo.

 

b) Gastos automotrices

Todos los propietarios de cualquier tipo de vehículo motorizado, deben enfrentar el pago del Permiso de Circulación. Pero para hacerlo, primero tienen que aprobar la revisión técnica y presentar el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales (SOAP) que se renueva cada año.

El SOAP es una póliza que garantiza que tanto el conductor como sus acompañantes y terceros, deben recibir atención en caso de accidente e indemnización si corresponde.

Es decir, este seguro cubre gastos médicos en caso de accidente, transporte sanitario, rehabilitación de las afectados, indemnización de los herederos si hay muerte accidental e incluso gastos farmacéuticos. Sin embargo, no cubre los daños que puedan haber sufrido los vehículos involucrados, por eso es recomendable contar con un seguro adicional.

Como asegura el Sernac, todas las compañías que venden el SOAP cuentan con la misma cobertura, por lo tanto, la elección que hagas entre una u otra compañía dependerá de otros factores como el valor agregado asociado.

 

c) Gastos escolares y universitarios

Es imposible postergar este ítem, ya que refleja una realidad de miles de padres chilenos que hay que cumplir en marzo.

En un estudio realizado por el Sernac el año 2018, donde se cotizaron productos escolares en diferentes multitiendas, se demostró que la variación de precio puede llegar a ser incluso el doble en algunos establecimientos.

Una recomendación para que las familias ahorren en marzo, es controlar los gastos haciendo solo las compras necesarias. Es recomendable tener en cuenta las 4R (reducir, reciclar, reutilizar y reparar) para evitar gastos innecesarios.

Si todavía no tienes claro cómo sobrevivir a la vuelta a clases, te recomendamos seguir estos 5 rápidos y simples consejos.

II.-Gastos variables necesarios: son aquellos gastos que si bien son necesarios para el día a día, se pueden ajustar. Por ejemplo, los gastos del supermercado.

Especialmente en marzo, intenta salir un poco de tu zona de confort en cuanto a ciertas marcas y preferencias cuando haces las compras. Piensa que si vas al supermercado puedes optar por un producto de marca “x” en vez de uno de precio más alto.

Otro ejemplo de gasto variable es el uso del auto en la semana. En los meses más complicados como marzo, considera que el gasto en bencina puede ser muy elevado si se usa el auto todos los días. Para economizar, intenta usar transporte público algunos días de la semana o conseguir transporte compartido por medio de aplicaciones especialmente diseñadas.

III.- Gastos postergables: como ya sabes, hay varios gastos adicionales obligatorios a pagar en marzo, pero también existen muchos otros que son circunstanciales y podrían ser pagados de forma anticipada o bien, postergarlos en la medida que sea posible, hasta conseguir los fondos necesarios.

Entre los principales gastos postergables y no obligatorios de marzo, destacan:

  • Pago deuda tarjeta de crédito o solicita una prórroga para el pago del crédito de consumo
  • Pago multas por sobre uso de línea de crédito
  • Seguro escolar adicional (por ley, todos los estudiantes en Chile están protegidos bajo el seguro escolar obligatorio en caso de accidentes durante la jornada escolar)
  • Recreación y cultura
  • Restaurantes, hoteles y momentos de ocio
  • Compras de artículos para el hogar
  • Prendas de vestir y calzado
  • Bebidas alcohólicas y tabaco

 

Estos gastos los puedes aplazar para abril, ya que si bien la mayoría pueden parecer muy necesarios, no pasa nada si les das un descanso de un mes.

Como última recomendación, prepárate y asegura un poco de dinero en efectivo guardando en un lugar seguro para situaciones de emergencia o imprevistos de último minuto.

 

VI. ¿Cómo afrontar marzo si tengo un negocio?

 como enfrentar marzo si tengo un negocio -2

 

Si bien las personas naturales sufren con los altos gastos que hay que hacer en marzo, los negocios también se ven afectados por la llegada del tercer mes del año.

Si tienes un negocio, sea una pyme ya funcionando o emprendimiento, y no sabes cómo planificar u ordenar tus prioridades, aquí te ofrecemos una guía para que no sufras con los impuestos, gastos y planificaciones propias de este periodo.

La organización financiera en marzo que debes realizar si tienes un negocio es muy diferente a la que harías si fuesen gastos personales o del hogar.

Tradicionalmente, en este mes también surge la necesidad de poner orden y de “comenzar” el año con el pie derecho ya que, para muchos, el verdadero inicio del año.

 

¿Cómo recibir marzo y no fallar en el intento?

 

1- Enfrenta la Operación Renta bien parado

Empresa o persona natural, todos participan en la Operación Renta año tras año. Para los negocios, el trámite es muy parecido al que hace una persona natural, ya que también las empresas llenan y entregan el Formulario 22 de Renta.

Para apoyarlas en el proceso, en octubre de 2018 el Servicio de Impuestos Internos (SII) publicó el Suplemento de Declaraciones Juradas, documento que contiene todas las instrucciones necesarias para efectuar estas declaraciones necesarias correspondientes al año tributario 2019.

Recuerda que a partir de 2019 la Operación Renta se adelanta a febrero desde marzo, para que tengas más tiempo para poner todo en orden. Si tienes alguna duda sobre qué trámite hacer, revisa el calendario del SII con las fechas tributarias que debes tener presente.

Un dato importante es que el SII disminuyó el número de Declaraciones Juradas para personas jurídicas o personas naturales con actividades comerciales a 57.

 

 

2-Ten tu situación tributaria en orden

Para una empresa, independiente de su tamaño, tener la tranquilidad de tener todos los impuestos pagados (o al menos ordenados, repactados, etc) significa que podrá trabajar sin problemas con el SII.

De lo contrario, es posible que no puedas emitir facturas, lo que afecta tu flujo operacional negativamente; recuerda que desde febrero de 2018 todas las facturas son electrónicas.

Por ende, si acumulas deudas tributarias debes presentarte ante Tesorería General de la República para suscribir un convenio y dejar la situación tributaria ordenada.

¿Tienes dudas? Recomendamos revisar este sitio de la Tesorería que explica punto por punto los pasos a seguir para suscribir convenios por deuda fiscales.

¡Muy importante! Hacer este convenio es vital, si no el SII no autorizará futuras facturas, incluso Tesorería podría iniciar acciones de cobranza si estás en mora.

Para evitar problemas, debes tener plena claridad sobre cuáles son las obligaciones tributaria de tu empresa. De esta forma, sabrás exactamente qué papeles tener al día.

 

 

3- Leyes sociales al día

Es importante aclarar que las leyes de seguridad social regulan los aportes obligatorios que realiza el empleador a su trabajador con contrato, para que este último acceda a seguridad social durante el periodo que presta servicios y a su pensión una vez que jubile, explica la Subsecretaría de Previsión Social. Consulta en Previred el detalle de todas estas cotizaciones legales.

Es fundamental tener estos aportes sociales al día, sobre todo si tu empresa es especialista en la prestación de servicios. Si hay deuda, no es algo que puedas regularizar de un día para otro. Asegúrate de pagarlas mensualmente y dentro de las fechas convenidas.

 

 

4- Apóyate en alternativas de financiamiento

Es normal que marzo sea un mes muy ajustado económicamente hablando y las empresas no se quedan fuera. Por esto, también pueden apoyarse en créditos de consumo y préstamos comerciales, o bien en alguna otra alternativa de financiamiento debidamente regulada en el país.

Si quieres conocer en profundidad las opciones a las que puedes optar, te recomendamos repasar las opciones de financiamiento para pymes, desde los créditos bancarios al factoring, disponibles en Chile.

 

VII. ¿En qué gastan más los chilenos?

¿Cuánto y en qué gastan más los chilenos durante el mes de marzo?-2

Si bien los chilenos tienen hábitos de consumo que se repiten cada mes, en marzo el aumento de gastos extra crece considerablemente al tener que pagar ítems adicionales relacionados a educación, seguros obligatorios, permisos de circulación, entre otros.

En este blog, analizamos el aumento de gastos en promedio de los chilenos particularmente en el tercer mes del año.

Las compras habituales mensuales de mayor alza entre los chilenos giran en torno al consumo de bebidas alcohólicas, tabaco, educación y vivienda. A esto se suman gastos propios de marzo vinculados a educación, como útiles escolares, uniformes y textos para colegios particulares y subvencionados.

Diario El Mercurio realizó un estudio en 2018 que analizó los gastos habituales y los gastos extra de marzo.

Los resultados del estudio señalan que los chilenos desembolsan en marzo en promedio un 34,5% más del presupuesto habitual en marzo, en relación a cualquier otro mes del año, para costear el regreso a clases, más el pago del permiso de circulación y el seguro obligatorio de accidentes.

 

Los chilenos desembolsan en marzo en promedio un 34,5% más de su presupuesto habitual en relación a cualquier otro mes del año.

 

¿Cuáles son los gastos específicos de marzo?

 

Según La Encuesta de Presupuestos familiares con cifras actualizadas al 2018, los gastos extra para todos los estratos sociales solamente en el mes de marzo promedian $421.388, cifra que está compuesta mayormente por dos grandes tipos de desembolsos adicionales:

 

1. Educación: útiles y cuadernos, textos, uniformes, matrículas 

Los costes en educación tienen un impacto importante en el bolsillo de los chilenos en el tercer mes del año. Sólo como ejemplo, los textos obligatorios, en el caso de colegios particulares, significan un gasto promedio de $378.453 para un hogar con dos niños en etapa escolar, considerando los libros para cinco asignaturas más inglés, según indica el estudio de El Mercurio.

Es más, si una familia de estrato social medio bajo destina cada mes un gasto promedio de $645.334, sólo en marzo debe sumar a este total un aproximado de $185.302. En el caso de una familia de estrato alto con dos niños en edad escolar básica, el coste extra bien puede subir $698.043 (39,8%) aproximadamente.

Así, el promedio para gastos de marzo de todos los estratos socioeconómicos del país sobrepasa el presupuesto de cada familia con hijos en etapa escolar un promedio de 34,5%, en relación a sus gastos habituales de cada mes.

 

“Los textos obligatorios de particulares significan un gasto de $387.453 para dos niños, considerando los textos para cinco asignaturas más inglés”, indica el estudio elaborado por El Mercurio.

 

2. Gastos Vehiculares: revisión técnica, permisos de circulación y el seguro obligatorio SOAP, así como partes (si corresponde)

 

El aumento en 34,5% de los gastos habituales para costear los desembolsos sólo de marzo, también refleja el costeo de revisiones técnicas, patentes y seguros obligatorios.

El estrato medio alto tiene en promedio 0,9 autos y el medio 0,7 según el portal de estadísticas Chileporcientos. Esto quiere decir que el segmento medio alto gasta alrededor de $125.000 adicionales en estos , considerando el valor de los permisos de circulación del 2017.

Por otro lado, el segmento medio gastará un total aproximado de $43.108 considerando la patente de autos usados de 2010. En esta oportunidad no fue considerado el segmento bajo, ya que solo llegan a un promedio de 0,5 y 0,3 autos por familia.

 

¿En qué gastan más los chilenos durante todo el año?

 

En tanto, la VIII Encuesta de Presupuestos Familiares realizada en 2018 por el Instituto Nacional de Estadísticas revela que durante el año en promedio los chilenos gastan más en categorías tales como alimentos y bebidas no alcohólicas (18,7%), transporte (15,2%), vivienda y gastos en servicios básicos (14,3%).

A continuación te entregamos un detallado listado de desembolsos mensuales en promedio, según las distintas necesidades de los hogares, ubicados en las capitales regionales de todo el país, sin considerar los ítems propios de marzo:

-Alimentos y bebidas no alcohólicas: $209.983

-Transporte: $170.000

-Vivienda y gastos de servicios básicos: $160.692

-Bienes y servicios diversos: $86.050

-Salud: $84.791

-Recreación y cultura: $76.167

-Restaurantes y hoteles: $73.096

-Educación: $72.596

-Muebles y artículos para el hogar: $70.778

-Comunicaciones: $59.209

-Prendas de vestir y calzado: $38.690

-Bebidas alcohólicas, tabaco y estupefacientes: $19.636

Gasto promedio del hogar: $1.121.925

Por ende, a este monto promedio total habría que añadirle el 34,5% en gasto adicional que tiene lugar todos los meses de marzo, según las cifras entregadas por El Mercurio.

 

VIII. Los pro y los contras de solicitar un crédito de consumo en marzo

Los pro y los contras de que solicites un crédito de consumo en marzo-2

No es una sorpresa que marzo sea un mes especial, tenemos que desembolsar un porcentaje mayor de dinero, en especial si tenemos hijos en edad escolar y vehículos en casa.

Por lo mismo, en ocasiones podemos sentirnos agobiados por el hecho de pagar la deuda de las vacaciones más los gastos adicionales relacionados al tercer mes del año.

Si al llegar marzo te das cuenta de que no tienes dinero suficiente, solicitar un crédito de consumo podría sonar como una buena opción. Aquí te explicamos las principales ventajas y desventajas de pedir este préstamo en estas fechas.

¿Ya tuviste experiencias anteriores pagando todo en efectivo, usando la línea de crédito o la tarjeta de crédito, pero no te atreves a ver la opción de acudir a un crédito de consumo?

Los créditos de consumo son préstamos destinados generalmente para cubrir gastos grandes, como, por ejemplo, comprar un auto, hacer un viaje, festejar un evento importante o pagar todos los gastos de marzo. Y a diferencia de la tarjeta de crédito, sólo puedes solicitarlo a bancos o instituciones financieras autorizadas.

Este tipo de crédito se caracteriza porque el consumidor pide el monto necesario para cubrir sus gastos, pagando en cuotas acordadas siempre y cuando cuente con antecedentes demostrables de que sí es solvente para devolver el dinero con intereses.

De hecho, si el cliente tiene un buen historial crediticio, su banco o entidad financiera podría ofrecerle atractivas propuestas pre aprobadas fáciles y rápidas de gestionar.

Sin embargo, es fundamental estar siempre bien informados, ya que el hecho de recibir mala o poca información, incluso, podría hacernos pagar más del doble del valor del dinero solicitado solo en intereses.

Un reciente estudio del Sernac señaló que una persona podría llegar a pagar hasta un 31% más por solicitar un crédito de consumo de $ 1 millón en 24 cuotas, dependiendo del banco o institución financiera donde lo solicite.

 

¿Conviene solicitar un crédito de consumo en marzo?

Como mencionamos anteriormente, el crédito de consumo es más conveniente en caso de que se deba incurrir a gastos más elevados, ya que, además, este tipo de crédito suele tener menor interés que la tarjeta de crédito dependiendo de las condiciones de cada banco.

Solicitar un crédito de consumo trae otros beneficios dependiendo de la entidad, como, por ejemplo, gastar el efectivo en lo que se necesite (sin dar explicaciones), pagar la primera cuota al final del crédito, refinanciar meses pendientes o acelerar los pagos en dos o más cuotas juntas.

 

¿Cómo solicitar un crédito de consumo en marzo?

Por lo general, el trámite para acceder a un crédito de consumo consiste en dirigirse a la entidad elegida con la cédula de identidad, liquidaciones de sueldo, certificado de domicilio o cuentas de servicios (también se puede hacer de manera online y sin mucho papeleo).

Así, una vez que el banco verifica los datos, la institución ofrecerá el dinero máximo, según el sueldo del postulante y corroborando si tiene otros préstamos vigentes. El número de cuotas también se define en el momento.

Sin embargo, siempre es importante cotizar y comparar. En este sentido, el CAE es una buena herramienta que funciona como indicador, ya que es el porcentaje que arroja el costo del crédito total. En todo contrato de crédito o tarjeta de crédito es obligación que el CAE esté informado, de esta forma, no puede modificarse después de contratado el préstamo. Es decir, es inalterable y se mantiene mientras dure el crédito. 

Ten en cuenta también que el SERNAC tiene a disposición un simulador online para que todos puedan comparar dónde conviene sacar su crédito.

En resumen, con más de un hijo en edad escolar, sumando los gastos del auto, patentes por pagar, seguros obligatorios y deudas de las vacaciones, solicitar este tipo de crédito puede dar un respiro por su inmediatez y fácil gestión, ya que al acumular varias deudas, probablemente será mejor pedir un crédito de consumo y fundir todos estos pequeños montos en una sola cuota.

 

Conclusión

Con los consejos que te entregamos en esta guía, ya no podrás esperar que marzo te pille por sorpresa. Todavía estás a tiempo de planificar tus gastos y organizarte para solventarlos y no perder el control.

Lo más importante es que te planifiques y tengas claridad sobre los montos totales, considerar los gastos postergarles y los impostergables y, por sobre todo, ordenarte para verificar tu capacidad para costearlos desde ahora.