Guía: ¿Qué son los gastos imprevistos y cómo administrarlos?

 

No es extraño que en cualquier momento del mes año te encuentres frente a frente a gastos que te toman por sorpresa.

Sabemos que es desagradable. Aunque tengas las mejores intenciones para ser responsable y mantener en orden tus finanzas, estos costos siempre desordenan tu presupuesto.

El principal problema es que aparecen en cualquier momento del año y te obligan a postergar ciertas deudas u otras responsabilidades que, finalmente, terminan perjudicando más tu bolsillo.

Es necesario que entiendas qué son y cómo enfrentarlos de la mejor forma. En esta guía te explicamos este tipo de gastos, cómo se clasifican dependiendo de la etapa de vida en que te estás, cómo administrarlos y cómo salir adelante tras costearlos.

 

1. Conoce tus principales gastos y cómo administrarlos

Diseño_sin_título_(11)

De todos los gastos que tienes en el año, algunos son más recurrentes e importantes que otros. Revisa a continuación cuáles son los principales gastos que haces en anualmente y cómo puedes administrarlos.

¿Sabías que según la última encuesta del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de gastos mensuales, en promedio las familias gastan un millón de pesos?

Es más, el mismo estudio indica que 60% de los chilenos gasta mucho más de lo que gana al mes. Además, están los costos inesperados que surgen en el camino, los cuales la mayoría no está preparada para enfrentarlos.

De estos desembolsos, según el INE, los que ocupan mayormente el presupuesto mensual son los siguientes:

 

  • Alimentos y bebidas no alcohólicas (18,7%). El consumo en este ítem puede llegar a los $209.983 mensuales y a $2.519.796 al año.
  • Transporte (15,2%). De hecho, los chilenos gastan $170.238 en promedio al mes, que al año se traduce en $2.042.856 pesos.
  • Vivienda y gastos en servicios básicos (14,3%). El desembolso promedio puede llegar a los $160.692 mensuales y $1.928.304 anual.

 

También hay otros gastos igualmente de importantes para tu bolsillo. Algunos se repiten constantemente en el año, como los de diciembre y marzo, mientras que otros son más esporádicos. Los detallamos a continuación:

 

Vacaciones

Es un gasto frecuente y costoso que surge todos los años, sobre todo si tomas vacaciones fuera de tu hogar.

 

Es más, un estudio del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur) indica que en 2017 los seis millones de chilenos que salieron de vacaciones gastaron en promedio $259 mil por persona, informa La Nación.

Por eso al hacer tu presupuesto anual, te recomendamos calcular el dinero que requiere darse este descanso.

 

Si buscas ahorrar en este ítem, analiza las alternativas más adecuadas para tu bolsillo. Por ejemplo, si quieres viajar en avión, cada vez son más los vuelos de bajo costo. Asimismo, siempre hay promociones de paquetes turísticos por agencias y aerolíneas.

 

Otro consejo importante es que pongas atención al precio del dólar. Es una moneda de referencia que afecta el valor de estadía en hoteles, paquetes turísticos y pasajes en avión, entre otros desembolsos.

 

También toma nota de las siguientes recomendaciones:

 

  • Ir a lugares donde tengas conocidos para alojarte en su casa.
  • Utilizar aplicaciones web para buscar alojamiento más barato.
  • Constantemente revisar las ofertas en sitios de viajes como TripAdvisor.com o Despegar.com
  •  

 Gastos de marzo

Según un estudio de diario El Mercurio, sólo en marzo los chilenos desembolsan en promedio un 34,5% más de su presupuesto habitual en relación a cualquier otro mes del año.

En tanto, de acuerdo con la Encuesta de Presupuestos familiares con cifras actualizadas al 2018 del INE, los gastos extra para todos los estratos sociales solamente en el tercer mes del año promedian $421.388, cifra que está compuesta mayormente por dos grandes tipos de desembolsos adicionales: educación y gastos vehiculares.

¿Siempre te llega marzo? En este blog te explicamos cómo planificarte para esta época del año.

Festividades

Son momentos en el año cuando el gasto es alto. Tanto así, que los chilenos gastan aproximadamente $190 mil sólo en época navideña, según un estudio de la consultora Deloitte.

Es en esos días especiales, como Año Nuevo y Fiestas Patrias, cuando más tienes que poner ojo en tu bolsillo. Adelanta tus compras lo que más puedas, porque los precios en estas fechas tienden a subir, y evita usar todo el cupo de tu tarjeta de crédito.

Aprovecha también el aguinaldo del 18 de septiembre o de fin de año, monto que puedes ocupar para amortizar parte de los desembolsos. Es una ayuda que no debes ignorar; el estudio Deloitte explica que el dinero promedio que reciben los chilenos por este ítem promedia $83 mil.

 Gastos en calefacción

¿Sabías que el gasto en energía sube hasta un 55% en invierno en los hogares chilenos? según datos recopilados por el diario La Tercera.

 Una alternativa económica es planificar el consumo de electricidad durante los horarios que no son punta, como explica el portal Electricistas de Chile, o bien optar por opciones más baratas como estufas a parafina.

 

Plataformas para administrar los gastos

¿Necesitas ayuda para ordenar tus gastos del año? En la guía de planificación financiera de Con Letra Grande te recomendamos poner énfasis en estos puntos para ordenar bien tu plata:

-Establece objetivos por orden de prioridad.

  • -Define plazos de tiempo límites para alcanzar estos objetivos.
  • -Identifica metas para cada objetivo y crea un presupuesto para cada una.
  • -Mide y controla tus decisiones financieras para no perder la disciplina.

Además, hay disponibles distintas herramientas y plataformas digitales que te ayudan a mejorar eficientemente tus ingresos:

 

 

Hay fechas cuando sí o sí tendrás que hacer grandes desembolsos, así que lo mejor es que te prepares y que planifiques lo más posible tu presupuesto anual.

2. Planifica las finanzas según tu etapa de vida

Captura de pantalla 2019-04-16 a la(s) 12.36.01

 Como pudiste ver en el punto anterior, durante el año es común que te enfrentes a una gran cantidad de gastos, algunos recurrentes y otros extraordinarios, por lo que es clave que tomes en cuenta los consejos que te entregamos para que no te pillen desprevenido o con el presupuesto justo.

 Ahora, plantéate la siguiente pregunta ¿cómo lo hago planificar tus finanzas personales en las diferentes etapas de mi vida? Esta proyección es importante, sobre todo cuando comienzas un nuevo ciclo, como independizarte de tu familia, tener hijos, o jubilar.

 Te invitamos a revisar a continuación varios consejos para planificar tus finanzas de la forma más adecuada según tu etapa de vida.

 

1. Empiezas recién a trabajar

 

Probablemente te preguntes ¿por qué debería aprender de finanzas si todavía soy tan joven? La respuesta es porque un 66% de los hogares chilenos está endeudado por problemas de educación financiera, según la Encuesta Financiera de Hogares que realiza el Banco Central de Chile.

 

Por eso, mientras más joven, mejor para que empieces a ahorrar y cultivar tu educación financiera. En esta primera etapa de tu vida como adulto, puedes aprender a planificar tus gastos para vivir dentro del límite de tus ingresos y así evitar caer en el sobre endeudamiento.

 Si recién comenzaste a trabajar y vives con tu familia, probablemente todavía no incurres en gastos como arriendo, luz, agua, alimentación, lo que te permite guardar parte de tus ingresos.

En cambio, si ya te independizaste, tienes que aprender a hacer un mejor uso de tu dinero, especialmente cuando se trata de ahorrar y optimizar los gastos.

En esta etapa laboral, así como en las próximas, en el caso de trabajar con un contrato indefinido o a plazo fijo, tus empleadores por ley deben costear tus  cotizaciones provisionales, es decir, el pago de tu pensión administrada por una AFP, así como de salud, a cargo de una isapre (sector privado) o Fonasa (sistema público), respectivamente. Ambos montos forman parte de tu planificación financiera de por vida.

 

2. Trabajas hace más de 6 meses

 En este periodo tus primeros sueldos alcanzan estabilidad, por lo que es el momento propicio para que empieces a planificar tus gastos fijos y variables de forma consciente. Así, es importante que proyectes tu presupuesto mensual lo antes posible para que te formes un hábito de ahorro y gasto.

Si aún vives con tus padres, ya puedes comenzar a contribuir a los gastos del hogar, si así lo deseas o se requiere. Te recomendamos revisar esta guía para armar y planificar un presupuesto familiar.

Además, ésta es la etapa clave para que comiences a ahorrar para tu fondo de emergencias y preparar tu bolsillo ante los gastos inesperados, que son eventualidades que pueden ocurrir en cualquier momento del año.

¿Cuánto ahorrar en este fondo? Depende de tu estilo de vida, necesidades y posibilidades de riesgo, indica el portal Finanzas Personales.

 También es crucial que consideres complementar tu futura jubilación con la ayuda de instrumentos de ahorro voluntario como el APV, fondos mutuos o depósitos a plazo.

 

3.- Vives solo o estás recién casado con hijos

 En esta fase de tu vida adulta, probablemente piensas independizarte, comprar tu primer auto, o evolucionar en tu relación amorosa. Hay gastos asociados en todos estos casos.

 Por ejemplo, al comprar un vehículo, tu planificación financiera debe considerar la mantención, el pago de cuotas y los seguros asociados.

 Si empiezas a tener hijos, es el mejor momento para que contrates un seguro de vida con ahorro para cubrir a tu familia en caso de que fallezcas, o bien sufras un accidente que provoque invalidez (cobertura adicional). Este capital ayudará a financiar la educación de tus hijos y asegurará su futuro en caso de que ya no puedas generar ingresos, por ejemplo.

Considera también contratar un seguro de salud e incluir a tus hijos y pareja como carga.

 

4.-Adultez activa

 

En este periodo de tu vida probablemente ya tienes tu familia formada, o bien sigues soltero, pero eres independiente y tienes tus gastos bien ordenados.

Ya sabes cuidar y administrar tu presupuesto mensual sin problemas y gracias a tu experiencia laboral tus ingresos y egresos se mantienen constantes.

Probablemente ya compraste tu primera vivienda y estás pagando el dividiendo; incluso, puede que estés pronto a refinanciar el préstamo para reducir deuda.

Por otro lado, si tus hijos siguen dependiendo financieramente de ti, es clave que cuentes con seguros que te protejan junto a tu patrimonio ante cualquier circunstancia inesperada con un problema médico, incendio o terremoto, o bien en caso de un accidente personal. 

Bajo este mismo ítem, es también importante que comiences a enseñar a tus hijos sobre educación financiera, para que sepan administrar sus gastos de forma ordenada y a temprana edad.

 

5.- Adulto mayor y jubilación

 A estas alturas ya eres una persona que dio los pasos necesarios para planificar su bolsillo de manera saludable en el tiempo. Por ende, tu principal objetivo ahora es controlar los gastos para vivir con los ingresos disponibles de tu pensión.

 Para este fin, tienes dos opciones de jubilación: la modalidad de pensión de renta vitalicia, a cargo de una compañía de seguros, o la opción de retiro programado que gestiona una AFP. Cada alternativa tiene sus ventajas y desventajas, que debes conocer de antemano antes de elegir la que más se adapte a tus necesidades y preferencias.

 

¿Cómo puedo ordenar mi dinero?

 

Para planificar tu presupuesto mes a mes, descarga esta esta plantilla gratuita para que contabilices cada uno de los ingresos y egresos de tu bolsillo.

Recuerda que contar con una correcta planificación financiera para las diferentes etapas de tu vida es esencial para que en cada período tengas un mejor control de tus gastos y deudas

3. Ordena tu presupuesto para los gastos inesperados del año

planificar presupuesto gastos inesperados-2

 Una vez que logras administrar tus ingresos y egresos básicos, entonces puedes determinar anticipadamente si contarás con suficiente dinero para cubrir gastos imprevistos.

¿Te ha pasado que compruebas que tus finanzas están en orden y decides darte un gustito? Pero de pronto, ese mismo mes, surge un gasto inesperado que te saca de tu presupuesto y comienzas a desordenar tus cuentas.

No queremos que esto te pase, por lo mismo, en este blog te entregamos los mejores consejos para que armes un presupuesto anual que te ayude a administrar tus gastos imprevistos.

 Todos tenemos la intención de contar con un presupuesto claro y ordenado para cada mes. Sin embargo, siempre surgirán estos gastos repentinos que harán temblar nuestro bolsillo.

Lamentablemente, son inevitables, y aparecen durante todo el año. Por lo general, nos sacan de nuestro orden mensual, por lo que nos vemos en la necesidad de postergar ciertas deudas u otras responsabilidades que, finalmente, terminan perjudicandonos más al tener gastar más de lo que ganamos.

 

Un repaso de los principales gastos inesperados del año

 

¿Qué son los gastos imprevistos?

En Chile no es común tener un fondo para gastos imprevistos. De hecho, la Encuesta de Presupuestos Familiares realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas no contempla los fondos para gastos inesperados en la estructura de los presupuestos familiares.

Debido a lo anterior es útil preguntarse ¿qué se considera como gasto imprevisto?

 

  • Accidentes
  • Viajes de emergencia por motivos familiares
  • Enfermedades
  • Arreglos de la casa
  • Arreglo del automóvil
  • Pagos por conceptos de algún tipo de trámite
  • Regalo de cumpleaños para tu jefe

En fin, un gasto imprevisto sería todo aquel que no habías contemplado en tu presupuesto y que, al presentarse, no puedes evitar, lo que desequilibra tus finanzas personales.

Los gastos imprevistos o inesperados son situaciones que no teníamos contempladas en nuestro presupuesto y nos pueden generar más de un dolor de cabeza. Por lo mismo, y antes de explicarte cómo hacer una planificación anual para solventarlos, realicemos un breve repaso de los que son más habituales en las familias chilenas.

 Los gastos imprevistos más típicos son:

 

  • Incidentes médicos.
  • Accidentes
  • Fallecimientos
  • Primas anuales de seguros.
  • Intereses de tarjetas comerciales.
  • Multas de la línea de crédito.
  • Reparaciones de emergencia en el hogar.
  • Reparación de vehículos.
  • Medicamentos.
  • Regalos y ocasiones especiales.
  • Clases.
  • Cursos deportivos u otras actividades.
  • Matrimonios.
  • Viajes de emergencia.

 

3 consejos para planificar tus gastos repentinos

Ahora que tienes una idea de cuáles son los gastos inesperados más comunes, es momento de planificarlos para empezar administrar tu dinero de forma ordenada.

1.-Organización por rango de fechas: si es primera vez que crearás un plan para ordenar tu presupuesto, lo más recomendable es que para empezar lo hagas de seis meses y no de un año. Al hacerlo en este periodo de tiempo, será más fácil pronosticar en qué meses tus finanzas están más ajustadas y en cuáles podrías generar dinero extra.

Ahora bien, si optas por extender tu presupuesto para el segundo semestre, podrás tener más claridad de pronosticar cuánto dinero puedes ahorrar para tu gastos de vacaciones, renovación de artículos del hogar, auto nuevo, etc.

2.- Fija un porcentaje de tu dinero: aplicar la regla del 50/20/30 es lo ideal para planificar bien los gastos: 50% para los gastos más básicos, el 20% destinado a ahorros y el 30% para gastos personales. Así es como lo explica el portal de finanzas Expansión.

 Te recomendamos también establecer un monto determinado que puedas utilizar para los gastos inesperados de cada mes. Si, por ejemplo, ganas $600.000 y ahorras el 10% todos los meses, a fin de año contarás con $720.000 que podrás destinar para lo que quieras, si no hubo necesidad de usarlos para cubrir un gasto no planificado.

Lo más importante en este último punto, es recordar que el ahorro no es dinero que no se gastará; sino que es dinero para gastarlo más tarde.

Revisa este blog para saber cómo armar un plan de ahorro dependiendo de tu presupuesto y necesidades.

3.- Define los gastos fijos históricamente: para planificar tu presupuesto y definir los gastos inesperados más habituales, primero debes tener claros los ingresos que recibirás cada mes e identificar los gastos inesperados del año anterior.

Haz una lista de los gastos inesperados más comunes de cada periodo, luego consulta el estado de cuenta del banco y de la tarjeta de crédito del año pasado para determinar dónde fueron destinados los gastos extra. Si tienes hijos, considera cuánto desembolsaste en colegio, materiales, compromisos deportivos, clases u otras actividades recreativas.

Este simple cálculo te ayudará a determinar el monto que puedes destinar para cubrir los gastos imprevistos.

Si todavía no sabes en qué formato armar tu presupuesto, organízalo hasta el último peso y de forma ordenada con esta plantilla gratuita que tenemos para ti.

Como última recomendación si, recibes dinero que no tenías contemplado, te recomendamos guardarlo para armar un fondo al que puedas recurrir en cualquier momento del año, como por ejemplo, para cubrir los gastos del segundo semestre.

4.- Tres consejos para cubrir gastos imprevistos

Diseño sin título (1)

Tal como explicamos en el apartado anterior, la realidad es que el éxito financiero no dependerá exclusivamente de la cantidad de dinero que ganes, sino de cómo lo planificas, mantienes a lo largo del tiempo, y cómo lo ocupas en situaciones que se salen de tu control.

 Una de estas instancias son los gastos imprevistos, el monstruo en el armario para los adultos. Sin duda, lo más amenazante es que nunca sabremos cuándo saldrán. Sin embargo, podemos estar preparados por si alguno llega a presentarse.

 

La mejor manera de enfrentar el miedo a una amenaza desconocida es encarándola

Esto quiere decir que para cubrir los gastos imprevistos es necesario tener una reserva. Uno que puedas alimentar mes a mes, así como lo haces con tu fondo de ahorros. Será este fondo tu amuleto para olvidarte del monstruo en el armario y dormir con tranquilidad por las noches.

Tomar en cuenta los gastos inesperados es parte de la educación financiera que todos debemos adquirir en algún momento de la vida, ya que, lamentablemente, no es común tener esta formación desde la infancia. Así lo demuestra el informe “Ahorro de los hogares: caracterización y tendencias” realizado por la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras de Chile. En él se destaca que el 88% del ahorro de los chilenos se destina a fondos previsionales, es decir, que no está a disposición en el corto plazo para cubrir gastos imprevistos.

 

Otros 3 consejos útiles para cubrir gastos inesperados

Para construir el amuleto que ahuyentará al monstruo del armario solo tienes que seguir estos consejos:

1.- Haz listas de gastos

Dentro de tu presupuesto, un factor clave es tener claros tus gastos, pero como no todos son iguales, vale la pena crear subcategorías. En la red existen muchas propuestas sobre cómo enlistar los gastos, como la que propone el portal Aprendiz Financiero.

Lo ideal es que organices las listas según tus necesidades, pero que por lo menos contemplen:

  • Gastos fijos: Son los que sabes que tendrás cada mes: arriendo, colegiaturas, lista del supermercado, transporte.
  • Gastos variables: Son aquellos que tú puedes decidir si quieres hacer o no: ocio, indumentaria, servicios de televisión pagada, etc.
  • Gastos ocasionales: Son los gastos que si bien no ocurren mes con mes, tienen una periodicidad: seguros y servicios básicos, por ejemplo.
  • Gastos imprevistos: Aquellos que no puedes definir pero que requieren de un fondo para que, de presentarse, no desequilibre tus finanzas.

Los ahorros e inversiones son categorías aparte en tu presupuesto que no debes considerar como gastos pues ambos son estrategias para alcanzar objetivos específicos.

2. Realiza un recuento de los gastos y proyecta hacia el futuro

Credit Counselling Society recomienda que analices el estado de tus finanzas del año pasado. Para hacerlo detecta cuáles fueron los gastos imprevistos que enfrentaste y cómo hiciste para cubrirlos. Con esa información haz una proyección de posibles escenarios para este año.

Aquí vale la pena recurrir tanto a la intuición como al sentido común. Por ejemplo, si sabes que tendrás un viaje pregúntate cuáles son los factores que podrían alterar tus gastos en esa situación. A partir de ello define cuál es el fondo que deberías tener para imprevistos.

 Nosotros te damos una pista. Según el sitio One Smart Dollar, idealmente deberías tener el equivalente a 3 o 6 meses de tu sueldo en tu fondo para cubrir gastos imprevistos.

Para que cuentes en el momento indicado con un fondo de emergencia es importante que lo contemples mes a mes en tu presupuesto familiar.

 

3. Usa una app para gestionar tus finanzas personales

 Hoy en día puedes hacer prácticamente de todo en el celular. Gestionar tus finanzas personales no podía ser la excepción. Tener cualquiera de estas 3 apps será como contar con un amuleto espanta monstruos en el bolsillo:

 

Fintonic

Esta aplicación organiza tus cuentas y te envía alertas cuando se genera algún movimiento en cualquiera de ellas e informes periódicos de tus gastos.

 De acuerdo con el portal de educación financiera Rankia, para acceder a las herramientas tienes que introducir tu correo y las claves de tus cuenta online,

Wallet

Esta aplicación de BudgetBakers cuenta con las mismas funciones que Fintonic con el agregado de que se opera desde la nube. De esta forma, puedes conectarte a tu gestor de finanzas desde cualquier dispositivo.

Wallet aparece en varias listas de las mejores apps de finanzas en el 2019, como esta que publicó Opcionis.

Monefy

Si lo que deseas es un dispositivo que te ayude a organizarte sin tener que ceder tus claves de banca online, Monefy es muy buena opción. Esta app te ayuda a ordenar tus gastos siempre y cuando los registres personalmente. De alguna forma, es una buena manera de estar consciente de cómo y cuánto gastas.

Tanto Monefy como Wallet aparecen en la lista de recomendaciones del portal M360.

 Tener una listas de gastos, hacer un ejercicio de autoconciencia para reconocer cómo has enfrentado los gastos imprevistos y cómo deseas hacerlo en el futuro, así como emplear alguna app que te ayude a gestionar tus finanzas personales son las mejores prácticas para llevar una vida financiera saludable

5.- ¿Qué puedo hacer ante un gasto sorpresivo y que no tenía planeado?

Diseño_sin_título_(10) 

Ya pudiste comprobar que contar con un fondo de emergencia que te permita cubrir los gastos imprevistos, debería convertirse en una costumbre en tu vida para estar tranquilo en todo momento.

Ahora bien ¿aparecieron nuevos gastos que no tenías planificados? Cuando debas lidiar con este tipo de situaciones, la mejor solución es tener claro qué acciones puedes tomar para no impactar abruptamente tus finanzas.

Si estás leyendo y piensas que "qué bueno, casi no tengo gastos inesperados en mi vida", es probable que no tengas claridad sobre de qué tratan realmente.

En este apartado te entregamos algunos consejos para que afrontes de buena manera esos costos que no tenías planificados, que son totalmente impredecibles y que ocurren de manera sorpresiva. Según el portal de educación financiera Money Crashers los más importantes son:

 

Emergencias médicas

Es el más común y costoso. Siempre está la posibilidad de que sufras un problema de salud urgente, producto de una enfermedad o accidente. Si bien existen seguros que cubren estas eventualidades, los cuales complementan la cobertura que otorgan los planes de salud previsionales (isapre o Fonasa), es importante que consideres el monto que podrías gastar en medicamentos o tratamientos que quedan fuera de estos programas.

 

Reparación del auto

Un choque o algún desperfecto técnico es probable. Procura ponerlo en tu lista de gastos, y evalúa contratar un seguro vehicular, en particular si utilizas este medio para tu trabajo.

 

Desperfecto en la casa

Según Money Crashers, los gastos de mantención de hogar no son impredecibles. En algún momento tienes que hacerlo para mantener el valor comercial de tu propiedad. Pero si el problema es provocado por un desastre natural o una falla como rotura de cañerías o incendio, entonces hablamos de gastos imprevistos.

 

Viajes Inesperados

Asistir al matrimonio de algún pariente o conocido fuera de tu ciudad o ir en ayuda de algún familiar cercano que vive lejos son situaciones que fácilmente pueden desequilibrar tu bolsillo.

 

¿Qué hacer para enfrentar gastos imprevistos?

La clave está en que ordenes tu plata y las mantengas así siempre. Así tendrás claridad sobre tu realidad financiera si te ves en alguna de estas situaciones de manera repentina. A continuación te damos algunos consejos sobre cómo organizar tu presupuesto:

 

Recorta tus gastos

Crea una lista de los gastos fijos que tienes. Separa aquellos que son indispensables y los prescindibles. Deja fuera a estos últimos todo lo que puedas y re dirige esos fondos para ahorro.

 

Revisa tus seguros

Es posible que tengas seguros pero no entiendas claramente qué cubren. No esperes a tener un accidente o enfermar gravemente para averiguar qué cubre la póliza y qué no. Aprovecha esta instancia para revisar tus seguros actuales y evaluar mejores opciones.

 

En el caso de problemas de salud, si tienes Isapre, averigua si tienes acumulados excedentes, monto que puede ayudar a amortizar parte de los gastos extra.

 

Acumula un fondo de emergencia

Existen diversas maneras para manejar los gastos inesperados sin que impacten tan

fuertemente en tus finanzas. Una de las opciones más recomendadas es tener un fondo de emergencia, ahorro que podrás usar sin caer en deuda o comprometer el pago de tus gastos fijos.

A veces, los ingresos no permiten contar con este tipo de resguardo. Pero si llega a ser factible, agradecerás contar con esta protección.

 

Evalúa un crédito de consumo

Está también la posibilidad de solicitar préstamos que otorgan distintas instituciones financieras autorizadas. Los créditos de consumo son convenientes para solventar gastos imprevistos ya que puedes destinar el monto para el fin que estimes conveniente.

No obstante, te recomendamos solicitar este dinero para evitar gastar todos tus ahorros en el gasto inesperado.

 

Aprovecha la tarjeta de crédito

A través de este modo de pago, puedes fraccionar los gastos entre tres y 12 cuotas sin interés, dependiendo de tu banco. Al igual que el crédito, la tarjeta es conveniente para evitar quedarte sin ahorros. Conoce más aquí si te conviene pedir un préstamo o utilizar un crédito de consumo.

Desde el fallecimiento de un familiar cercano y los costos que conlleva su funeral, hasta un accidente o un viaje repentino, siempre es importante que cuentes con algo de dinero reservado para estos casos.

 

6.- 4 consejos para tener ahorros seguros en caso de gastos imprevistos

4 consejos para tener ahorros seguros en caso de gastos imprevistos-2

 Si aún no lo has vivido, y por mucho que creas que no pasará, lamentablemente en la vida financiera de todos habrá gastos no planificados que muchos no sabrán cómo afrontar si no los incluyen desde ahora en el presupuesto.

Si comparamos el hábito del ahorro con el hábito de ir al gimnasio, podemos entender que se trata de algo que requiere de esfuerzo y constancia. Al principio, tienes que hacerte el ánimo y llevar un control de tus rutinas, pero después de un tiempo, verás que se vuelve algo normal y que trae grandes beneficios.

La clave está en empezar a hacerlo lo antes posible, de esta manera, si ocurren gastos imprevistos estarás preparado para enfrentarlos. En este blog te damos consejos para que logres contar con dinero extra en cualquier momento del año. 

El promedio de la tasa de ahorro de los chilenos llega al 8,94%, de la cual el 94% es de tipo previsional, pero se trata de un concepto netamente obligatorio, como señala una nota de Publimetro.

Por eso mismo, antes de que revises las recomendaciones que te entregaremos, hazte la idea de ver el ahorro como un beneficio y no un sacrificio. El ahorro provisional es una obligación de todo trabajador, pero no es un dinero con el que puedes contar para gastos imprevistos, que es lo que revisaremos hoy.

 Acá encontrarás las mejores 4 recomendaciones para armar un plan de ahorro y contar con dinero extra para que las emergencias no te encuentren desprevenido.

 

1.- Clasifica tus gastos fijos

Antes de iniciar un plan de ahorro para cubrir gastos imprevistos, debes tener claro cuáles son los ítems que, mes a mes, destinas dinero, como por ejemplo: pago del arriendo, gastos comunes, transporte, agua, luz, bencina, plan del celular, gimnasio, entre otros.

 Este ejercicio te ayudará a identificar cuánto dinero necesitas todos los meses y , también, te da la posibilidad de evaluar eliminar o reducir algunos de ellos. Descarga esta plantilla de forma gratuita para que organices hasta el último peso de tu presupuesto.

 Ahora que ya tienes claro el dinero que necesitas mensualmente, puedes comenzar a planificar tus ahorros. La mejor manera de hacerlo es definir un porcentaje de tu sueldo para ahorrar todos los meses. Vamos a profundizar en este punto más adelante.

 

2.- Desarrolla el hábito del ahorro

Si definitivamente no te sientes habituado con el ahorro, comienza de a poco. Recuerda que nos estamos enfocando en generar ahorros a mediano y largo plazo para cubrir los gastos imprevistos.

 En esta oportunidad, nuestra recomendación es empezar con la famosa y tradicional alcancía.

Una forma eficaz de hacer uso de ella es sacar efectivo cada día y guardar el vuelto al final de la jornada. Verás que con la cantidad de dinero acumulado en un periodo de tiempo, tendrás suficiente para guardarlo en alguna herramienta financiera que te permita mantener tu dinero a salvo.

 Si vas a dejar tu dinero en alguna entidad bancaria, asegúrate de que sea un instrumento que permita hacer giros o retirar dinero sin mayores complicaciones, en caso de que surjan gastos imprevistos.

 

3.- Págate tú primero que todo

 Guarda un porcentaje de tu sueldo apenas te paguen, ya que si ahorras parte de tu ganancia al comienzo de cada mes, automáticamente tendrás menos dinero para gastar.

 Ahora, si te estás preguntando cuánto ahorrar cada mes, la respuesta es depende, ya que todos somos diferentes y tenemos necesidades distintas. Si no tienes claro cuánto ahorrar, revisa la novedosa regla de ahorro del 50/20/30 explicada en detalle en el blog Expansión.

 

4.- Determina una meta

 Te preguntarás para qué determinar una meta motivacional si estos ahorros deberían ir destinados a los gastos imprevistos. La respuesta es que como todos los meses irás juntando dinero, tendrás ahorros suficientes para darte un gusto cada cierto tiempo.

 Por lo que si no han surgido gastos inesperados, puedes recompensarte comprando algo que tengas en mente hace tiempo. La clave está en que uses solo un porcentaje de lo que tienes ahorrado.

 Piénsalo de esta forma: si sabes lo que quieres será mucho más fácil ahorrar para cumplir tu objetivo. Todo es más fácil teniendo una meta establecida.

 Experimenta haciendo pruebas y ve lo que te resulta más cómodo. Lo importante es hacerlo lo antes posible para ver resultados en el mediano plazo.

7.- Ahorra hasta $200.000 eliminando o disminuyendo tres gastos innecesarios 

Ahorra hasta $200.000 eliminando o disminuyendo tres gastos innecesarios-2

Como viste en el punto anterior, para ser productivo con los ahorros, no hace falta que apliques los 4 métodos mencionados al pie de la letra. La clave está en probar y elegir el que  mejor funcione para ti. Y este principio no solo aplica al ítem de ahorro, sino que a todos los aspectos relacionados a tus finanzas personales.

Ahora, ¿te has preguntado la cantidad de gastos innecesarios que estás haciendo cada día y que te podrían ayudar a tener ahorros para un fondo de emergencia?

En esta sección te entregamos las razones de por qué es conveniente revisar tres gastos en los que más incurrimos los chilenos y con los que es posible ahorrar.

 

1.-Transporte privado

Este es un ítem que definitivamente afecta a muchos chilenos, especialmente a quienes tienen vehículos y deben gastar en bencina, permiso de circulación, mantención, uso del TAG, entre otros.

 Sin embargo, el uso de transporte público siempre es una alternativa cuando nos vemos más comprometidos con el presupuesto, por lo que es recomendable acudir a él cuando necesitamos ahorrar mes a mes.

 Según la última encuesta de Presupuestos Familiares realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en junio de 2018, el gasto en transporte es el segundo ítem más alto (15,2%) luego de los alimentos y bebidas no alcohólicas (18,7%)

 Si bien este es un ítem que no se puede eliminar, sí es posible disminuirlo. ¿Eres de las personas que no soporta los tacos o atochamientos en las horas punta? En este caso, te recomendamos probar con los nuevos sistemas de transporte ecológico que se han instaurado en algunas ciudades, como las bicicletas y scooters públicos.

 Otra excelente alternativa y que poco a poco está ganando adeptos es el Carpooling. Se trata de una nueva tendencia de auto compartido, que está llegando a nuestro país y es mucho más económica que el transporte tradicional. En este artículo de Emol puedes revisar en profundidad de qué se trata.

 

2.- Salidas a comprar

 Seguir este consejo al pie de la letra puede ser complicado para muchos, especialmente, con la cantidad de ofertas y descuentos que nos incentivan a gastar más de lo presupuestado.

El secreto para ahorrar y no caer en compras impulsivas es preguntarte: ¿realmente lo necesito? Verás que respondiendo a esta pregunta y comprobando efectivamente que no hace falta comprar ese atractivo producto con descuento, podrás generar un ahorro que te permitirá llegar a fin de mes.

 Si, por ejemplo, ves unas zapatillas de moda que cuestan $20.000 y definitivamente te das cuenta que no son urgentes, destina ese dinero a tu cuenta de ahorros o fondo de emergencia para cubrir cualquier gasto innecesario que te tome por sorpresa.

 Si tomas en cuenta esta recomendación, estarás ahorrando aproximadamente un 3,4% del gasto promedio mensual, según la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE.

 

3.- TV cable y plan de telefonía móvil

 ¿Ves realmente todos los canales HD que pagas mes a mes en tu plan de cable?

Si eres parte del 85% de los chilenos que se informa por los canales de televisión abierta, como indicó un estudio de ANATEL en 2017, probablemente no haría falta que destines alrededor de 36.000 mensuales en TV cable, según cifras de Economía y Negocios.

 Haz un mix de gastos y fusiona Internet con los canales de TV cable que ofrecen los decodificadores por WiFi. De este modo, sólo estarás pagando el Internet, que dependiendo del plan, no debiera superar los $15.000 mensuales, y tendrás la opción de ver tus canales favoritos en HD tanto en el televisor como en tu celular.

 Otra idea es que si vas a pasar la mayor parte del tiempo conectado a WiFi -ya sea en el trabajo o en la casa- intenta contratar un plan de datos móviles más barato, ya que según datos de la SUBTEL, el mayor consumo de datos móviles es entre las 22 y las 23 horas.

 Si usas WiFi, ¿para qué tener un plan de datos móviles tan costoso? Según el “Barómetro del Giga” realizado por WOM, el 32% de los chilenos no sabe cuántos gigas consume cada mes.

 Al disminuir este ítem, estarás ahorrando hasta un 5,3% equivalente a $59.209, según lo estimado en el apartado de Comunicaciones de la Encuesta de Presupuestos Familiares 2018.

 En resumen, si consigues disminuir o eliminar uno o más de los ítems mencionados anteriormente, podrás ahorrar hasta $268.137 al mes, considerando un gasto promedio del hogar de $1.121.925 según la misma encuesta.

 Revisa el siguiente desglose del gasto promedio del hogar de acuerdo al INE:

  • -Transporte: $170.238
  • -Prendas de vestir y calzado: $38.690
  • -Comunicaciones: $59.209
  • Total ahorrado: $268.137

 La idea no es limitarse cuando se trata de gastar en algo que realmente necesitas. El secreto está en tener un control y cuando veas que estás logrando reducir ciertos gastos innecesarios, puedas darte ese gustito que tanto esperabas.

 O si prefieres, arma un plan de ahorro acorde a tus necesidades y preferencias, para que llegues a fin de año con dinero extra que te servirá para los gastos de ese periodo.

 ¿Tienes una idea de cuánto se gasta adicionalmente en cigarros, alcohol y entretenimiento? Revisa en este artículo de CLG sobre otros gastos innecesarios que puedes disminuir o eliminar para hacer rendir tu presupuesto.

8.-Las mejores herramientas de ahorro voluntario

Las mejores herramientas de ahorro voluntario para cubrir posibles gastos imprevistos

Si logras ahorrar aunque sea en uno de los ítems mencionados anteriormente, ya habrás dado un gran paso, ya que sabemos que no es fácil llevar a cabo esta misión, pero con una buena planificación verás que lograrás sobrepasar los temidos gastos innecesarios y tus ahorros crecerán cada vez.

 ¿Todavía no tienes claro cómo ahorrar para tu fondo de emergencia? A continuación, te ofrecemos las mejores herramientas digitales de ahorro para que puedas cubrir aquellos posibles gastos que no habías contemplado.

 Warren Buffet es uno de los inversionistas más poderosos actualmente y, según la revista Forbes, es la tercera persona más rica del mundo. Por lo que consideramos que su opinión es muy valiosa en lo que a finanzas se refiere.

 Es por ello que recuperamos el artículo del portal Finanzas Personales en el que se exponen 8 consejos de ahorro e inversión del magnate estadounidense. Queremos hacer hincapié en el consejo número siete: “Aprenda sobre el dinero”.

 La única manera de dejar de “vivir al día” es familiarizándonos con cómo se mueve el dinero. Es decir, cómo llega, cómo se va y cómo podemos multiplicarlo. Sin duda, el ahorro es un factor clave en este punto.

Para comenzar a ahorrar, se requiere sobre todo un cambio de mentalidad que se refleje en buenas prácticas; como armar un presupuesto, establecer metas a cumplir en un tiempo determinado, ajustar gastos y encontrar oportunidades para aumentar los ingresos.

 En un afán por contribuir a que sepas cada vez más sobre el dinero, siguiendo el consejo de Buffet, te compartimos un resumen de las mejores herramientas digitales, para que ahorrar sea más sencillo para ti.

 

5 Herramientas de ahorro que te permitirán cubrir gastos imprevistos

 Cuando los gastos extras, como los de marzo, se juntan con los que no habíamos contemplado, pero que están ahí, esperando a que nos hagamos cargo de ellos, vale la pena tener una reserva para poder hacerles frente.

Aquí tienes 5 herramientas virtuales para ahorrar:

 

1. Planifica

Es importante que elabores un plan de gastos con base en tu presupuesto. Puedes inspirarte en nuestra guía para planificar los gastos extras que se generan específicamente en marzo y aplicar estas estrategias mes a mes.

Por su parte, el sitio Blu Radio tiene una lista con varias apps que te permiten organizar tus finanzas. Destacamos Ynab, porque te permite dividir tus ingresos, pagar tus gastos y realizar ahorro voluntario de manera automática.

 

2. Automatiza tu ahorro

Finerio, una app de finanzas personales, publicó en su blog una lista con las mejores apps para programar automáticamente tus ahorros. La posibilidad de programar las contribuciones a tus reservas te ayuda a ganar constancia y a que este fondo siempre aumente.

También llama nuestra atención Zaveapp, que te permite establecer metas para que semanalmente se hagan contribuciones desde tu cuenta bancaria. Además, puedes hacer grupos de ahorro con amigos y familiares, de manera que todos conozcan cómo van avanzando los ingresos de cada uno hacia las metas.

 

3. Programa tus pagos

 

El sitio Definanzas.com presentó las mejores apps para administrar las finanzas personales en 2019, entre las que destaca Mint.

 

Esta app te permite dividir tu presupuesto y programar desembolsos futuros. De esta forma evitas filas en establecimientos y dejas de correr el riesgo de tener que pagar comisiones derivadas de algún olvido o retraso en tus pagos.

 

Ya que estamos hablando de programar gastos, ¿has pensado que hay algunas cuentas personales que vale la pena eliminar? Teniendo internet, a lo mejor gastar en televisión por cable y en teléfono ya no es tan necesario, piénsalo.

 

4. Compara precios

 

Indudablemente, una forma de ahorrar es encontrando las mejores opciones de pago. Con la cantidad de ofertas que existen en el mercado, en prácticamente cualquier servicio y cualquier producto, analizar quiénes te brindan los mejores costes es una manera de hacer rendir mejor el dinero.

 

Lo mejor de todo es que para comparar precios ya no necesitas pasar horas desplazándote de un lugar a otro. Hoy, existe una variedad de apps que te ayudan a hacer este trabajo, desde las que comparan los precios de los diferentes supermercados hasta las que te permiten comparar precios en medicamentos, como Yapp, según informa La Nación.

 

5. Invierte

Invertir es poner en movimiento tu dinero. A diferencia del ahorro, que es la práctica de guardar una parte de tus ingresos para el futuro, la inversión te permite destinar cierto capital para que se ponga a trabajar en uno o más instrumentos financieros.

 

El objetivo de esta práctica es que obtengas rendimientos, es decir, que tu capital se multiplique.

 Aunque se trata de una estrategia diferente, nos parece oportuno que la tengas en mente para que cuentes con más opciones al momento en que necesites cubrir algún gasto imprevisto.

Es cosa que te organices

 Con ayuda de esta guía comprobaste que contar con una planificación financiera correcta para cubrir los gastos recurrentes y extraordinarios de tu vida financiera no es una tarea imposible.

 La clave está en que te informes y apliques tus conocimientos de educación financiera para que cuando ocupes tu dinero en estos gastos, no te angusties, porque eres tú quien está en control, y no al revés.

 El secreto está en entender de qué se tratan estos gastos fuera de tu radar, saber administrarlos en caso de que ocurran, y en el mejor de los casos contar siempre con un fondo de emergencia paralelo a tus ahorros personales para que los enfrentes de la mejor manera.