Resuelve tus dudas financieras
Alivio Estabilidad Vivir

Aprende cómo recuperarte de los efectos de una crisis financiera personal

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Las crisis financieras personales suelen ser un golpe duro de sobrellevar, porque no solo hacen temblar tu economía, usualmente, otras esferas de la vida también se resienten, como las relaciones personales, el ámbito laboral y la autoestima.

Si alguna vez te ha pasado esto, sigue leyendo, porque te proponemos algunas claves para recuperarte de las consecuencias de una crisis financiera personal.

Si atraviesas una crisis financiera es el momento de analizar qué sucedió para que ocurriera el desequilibrio y tomes las acciones necesarias para sobrellevar las consecuencias y fortalecer tu economía.

¿Qué desencadena una crisis financiera personal?

Cuando tu economía va en picada, puede ser tanto debido a factores personales como a procesos globales, comenta el portal de educación financiera Personal Finance for Begginners.

Entre las causas personales que generan esta inestabilidad podrían estar:

  • Problemas de salud.
  • Accidentes.
  • Daños imprevistos en el hogar.

Están también las crisis financieras de las economías, que provocan entre otros efectos:

  • Caída de los valores inmobiliarios.
  • Despidos masivos por cierre de empresas.
  • Impacto en la rentabilidad de las inversiones en bolsa.

Sea cual sea la razón que te llevó al límite financieramente, hay más de una solución:

5 acciones para recuperarse de una crisis financiera personal

1. Hazte cargo

No se trata de que te flageles por las decisiones que te llevaron a pasar adversidades económicas, sino de tomar responsabilidad por ellas. Porque, de alguna u otra forma, todo el mundo comete errores cuando administra sus finanzas.

Hacerte cargo implica asumir las consecuencias y aprender de ellas. A partir de este punto, te recomendamos:

  • A diferenciar entre lo que deseas y lo que necesitas.
  • Escuchar y valorar las opiniones de los demás (ojalá de expertos).
  • Evitar deudas que no podrás pagar en un corto plazo.

2. Cambia el hábito

Según la líder del Programa de Bienestar Financiero del grupo financiero Old Mutual en Colombia, Clara Inés Guzmán, debes evaluar tus creencias frente al dinero, especialmente, tus expectativas frente a tus ingresos y cambiar de actitud frente a estos.

Sólo así podrás analizar lo que ganas y gastas en la realidad con ojo crítico, comenta Guzmán en la revista Diners. Y así te darás cuenta de si superas los límites posibles para tu bolsillo. A partir del resultado que obtengas, harás los ajustes necesarios para que los segundos nunca superen los primeros.

3. Diversifica tus ingresos

En tiempos de vacas flacas obtener otras fuentes de ingresos es una necesidad.

¿Tienes alguna habilidad que te puede ayudar a ganar dinero extra? ¿Hay algún hobby o conocimiento del que puedas sacar provecho?

Aquí tienes 3 propuestas para hacer crecer tu presupuesto:

  • Ventas en línea (libros, importaciones, artículos vintage, etc.).
  • Ofrece en arriendo alguna propiedad que no uses.
  • Ahorrar en depósitos a plazo (los bancos te pagan intereses por resguardar tu dinero).

4. Reduce tus gastos

Así como hay formas de aumentar tus entradas de dinero, también las hay para detectar aquellos gastos que no necesitas.

Los "gastos hormiga" son culpables de gran parte de las fugas en tu bolsillo; la cajetilla de cigarros semanal, los cafés de la mañana, las cervezas con los amigos después del trabajo, etc.

No se trata de que te prives de las cosas que te gustan, pero seguramente hay algunas que en realidad no necesitas, de las que puedes fácilmente prescindir para salir más rápido de la mala racha. Identifícalas y elimínalas. Para el caso de los gastos que no puedes evitar, evalúa si estás pagando el precio adecuado y ponte a cotizar alternativas.

 

5. Ajústate al presupuesto

Si no tienes uno, entonces haz un listado de los ingresos y egresos de dinero y fija límites para cada uno. Si ya ocupas uno, pero aún así no te ayudó a evitar la crisis financiera en la que estás, entonces es momento de hacer ajustes.

Una vez que lo ordenes y mejores, mantente firme. Recuerda que has pasado por un momento difícil y que la crisis no se originó espontáneamente, entonces rompe la inercia en la que estabas y sigue el nuevo plan.

¿Necesitas ayuda para optimizar tu presupuesto? Aquí tienes las mejores apps para elaborar presupuestos personales desde tu teléfono, según el portal de noticias tecnológicas Digital Trends.

Conclusión

Para superar las consecuencias de una crisis económica personal, lo primero es que identifiques las causas que te llevaron a atravesar esa difícil circunstancia.

Una vez realizado este análisis, es momento de llevar manos a la obra, Acepta tu responsabilidad y las consecuencias de la mala racha, y modifica hábitos para sobreponerte tan pronto como sea posible.

Igualmente, detecta y toma el control de fuentes de ingreso y diversificarlas, en tanto, reduces tus gastos al máximo y te ajustas a un nuevo presupuesto.

Nueva llamada a la acción

Déjanos tu comentario