Resuelve tus dudas financieras
Mi Empresa

PYMES: 7 tips para pagar tu tarjeta de crédito para empresas

Publicado por Germán de Con Letra Grande

Germán es especialista en emprendimiento y finanzas para PYMEs.

Insumos, materias primas, consultorías, inventario, viajes, gastos de representación... Estos son solo algunos gastos de una empresa y, como bien sabe todo emprendedor, el flujo de caja es indispensable para cubrirlos.

El problema es que generar ganancias toma tiempo. Años en algunos casos. Mientras tanto, debes financiar el funcionamiento y los proyectos del negocio.

Por esta razón una tarjeta de crédito corporativa es una herramienta indispensable para todas las pequeñas y medianas empresas.

Usada con responsabilidad, puede ser un invaluable activo para tu PYME. Las ventajas de una tarjeta de crédito para empresas son varias:

  • Muchos proveedores solo aceptan pagos con tarjeta de crédito
  • Permiten administrar mejor tus gastos contra tu flujo de caja
  • Ofrecen beneficios y recompensas que pueden agregar valor a tu negocio
  • Ayudan a construir un buen historial para mejorar el puntaje crediticio de tu empresa


Sin embargo, también debes tener en cuenta los riesgos de una tarjeta de crédito para empresas. Mal manejadas pueden convertirse en un serio problema.

  • Comprar en el momento en vez de juntar el dinero puede dejarte muy endeudado
  • Los malos hábitos crediticios pueden tener implicancias tributarias y contables
  • Su mal uso puede deteriorar tu calificación de riesgo para la banca, lo que te impedirá acceder a financiamiento cuando lo necesites


Si buscas cómo sacar el máximo provecho a este instrumento financiero, te tenemos una buena noticia: el truco es organizarte.

Sigue estos 7 tips para pagar tu tarjeta de crédito para empresas, que te ayudarán a ordenarte para sentar las bases de tu crecimiento. 

1. Paga el total del  saldo de tu tarjeta 


Si el saldo de tu tarjeta de crédito para empresas es cero no pagas intereses, al menos con la mayoría de las tarjetas. Si dejas un saldo pendiente empiezas a pagar intereses de inmediato.

Esto es arriesgado, porque puede dificultar el pago del saldo el mes siguiente. Muchos emprendedores se preguntan “¿en qué momento me endeudé tanto?”. En muchos casos, su problema partió de esta forma.

2. Sé puntual en tus pagos 

Cuando pagas después de la fecha de vencimiento activas un cobro por atraso, que se agrega al interés. Pero eso no es todo. También corres el riesgo de que te cobren más intereses y deteriorar tu puntaje crediticio. Como ya dijimos, la clave es la organización: por ejemplo, reserva el primer viernes de cada mes para pagar el saldo de tu tarjeta. 

Aprende a administrar las finanzas de tu PYME

3. ¡No mezcles tu cuenta empresarial con tu cuenta personal!

Esto es absolutamente clave. Como dueño de tu empresa puede ser tentador pagar gastos personales con tu tarjeta corporativa. Nunca hagas esto: puede tener un impacto negativo en tus contratos, acceso a crédito, revisiones del SII y dificultar tu declaración de impuestos. Y además de desordenar tu contabilidad, incluso puede ser ilegal. Te recomendamos evitar esta mala práctica de raíz.

4. Mantén tu tarjeta a resguardo

El cibercrimen es cada vez más común y afecta cada vez más a empresas financieras. Esto quiere decir que podrías exponerte si no controlas el acceso a tu tarjeta. No olvides la seguridad de tu oficina y guarda la clave de tu tarjeta celosamente.

Si la cuenta tiene asociado un pinpass o una tarjeta de coordenadas, también debes controlar el acceso a estos instrumentos. Si tienes empleados que necesitan una tarjeta para su trabajo, la mejor práctica es que cada uno tenga una tarjeta individual. De esa forma puedes identificar quién la usa y para qué.

5. Decide cuándo usar efectivo y cuándo usar crédito

La mejor forma de evitar los gastos excesivos es tener un plan. Hay cosas que conviene más pagar con cargo a la cuenta corriente de la empresa o la caja chica. Decide qué funciona para tu empresa y haz cumplir esta regla.

6. Revisa tu cartola y guarda los recibos

Revisar tu cartola es una de las mejores formas de detectar cargos fraudulentos. Aunque es tedioso, la única forma de estar completamente seguro es comparar los recibos de cada gasto con el detalle de la cartola.

7. No gastes de más

La mejor forma de controlar el gasto es definir un presupuesto y ceñirte a él. Para no salir de tus límites, haz proyecciones trimestrales y compáralas con tus ingresos. Así puedes mantener tus números en verde  y controlar mejor el saldo de tu tarjeta de crédito.

Conclusión


Manejada con responsabilidad, una tarjeta de crédito puede ser un gran activo para tu empresa.

Y como has podido ver en este blog, dar un buen uso a este instrumento es fácil.

Cuidar tu tarjeta de crédito empresarial es importante no solo por un tema de sobreendeudamiento. La forma en que la administras determina tu acceso al financiamiento de la banca en el futuro. Esto puede hacer la diferencia entre el crecimiento y la quiebra.

Te invitamos a seguir estos consejos y así evitar errores comunes que han causado más de un problema a muchas PYME.

 

BCI

Cómo tomar decisiones financieras sostenibles para tu PYME

Muchas veces la urgencia de la realidad y la necesidad de tomar acciones en el momento, pueden jugar una mala pasada. En esta guía enumeramos algunas buenas prácticas para quienes han caído en los errores típicos de las PYMES

Descarga tu copia

Déjanos tu comentario