Resuelve tus dudas financieras
Mi Empresa

¿Cómo afecta la retención de impuestos a las pymes?

Publicado por Germán de Con Letra Grande

Germán es especialista en emprendimiento y finanzas para PYMEs.

Si tienes una pyme, o existe la idea en tu cabeza de formar una, es importante que conozcas bien las futuras obligaciones tributarias de una empresa. Una de ellas es el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

 

Todas las compañías en Chile, ya sea micro, medianas o grandes, deben pagar este tributo mensual por ley. Pero, a veces cumplir con este impuesto se ve afectado por los pagos tardíos de clientes a sus proveedores. ¿Puede una pyme dejar de pagar el IVA si sus compradores no entregan a tiempo el dinero?

 

 Para resolver ésta y otras dudas, te explicamos en este blog qué es el IVA, cómo funciona y las responsabilidades asociadas a este impuesto.

 

¿Qué es el IVA y por qué es importante?

 

El IVA (Impuesto al Valor Agregado) es el impuesto que trabaja sobre la compra de insumos para prestar servicios y productos que realizan las empresas. Es el 19% de base imponible de la facturación del negocio, según explica el Servicio de Impuestos Internos (SII).

 

Así, como una persona natural paga sus impuestos al comprar mercadería en el supermercado, una pyme (que es una persona jurídica y agente retenedor tributario) debe pagar tributos para funcionar.

 

El pago de los impuestos es vital para el buen funcionamiento del país, ya que gracias a ellos el Estado cuenta con fondos suficientes para financiar las necesidades básicas de la población.

 

¿Por qué y cómo se retiene el IVA?

 

La retención del IVA es el mecanismo que tiene el Estado de recolectar anticipadamente los impuestos. ¿Por qué? Debido a que los tributos son periódicos, el gobierno debe asegurar maneras de recaudar fondos.

 

Así, la manera en la que el SII retiene el IVA funciona de la siguiente manera, utilizando -como ejemplo- una empresa ficticia:

 

La empresa de Andrea es diseño de interiores y presta asesoría a tiendas y oficinas. La compra de los materiales en su rubro es constante y debe pagar IVA mensual por esas adquisiciones. Ella, eventualmente, recupera ese monto tributario cuando su cliente paga el servicio prestado.

 

Así, el SII recibe el pago del impuesto independientemente de si el comprador de Andrea cancele o no el servicio.

 

Sin embargo, a Andrea, por lo general, nunca le pagan a tiempo sus clientes. Esto genera un desfase en su caja y constantemente está se ve necesitada de financiamiento de corto plazo. Esta situación afecta generalmente a micro y pequeñas empresas, complicando su salud tributaria.

 

Recientes cambios a la declaración de IVA en Chile

 

A partir de mayo de 2018 la reforma tributaria hizo modificaciones al cobro de este impuesto mensual.

 

La medida impulsada por el SII determinó el cambio de sujeto del Impuesto al Valor Agregado en el caso de empresas que adquieran bienes o contraten servicios y presenten reiteradamente brechas de cumplimiento tributario, es decir, no paguen a tiempo su IVA.

 

Básicamente, en estos casos el SII trasladó la obligación de retener y declarar el IVA desde el vendedor al comprador. A su vez, este último (adquiriente) debe emitir una factura de compra, en la cual se especifica el monto y porcentaje de IVA retenido.

 

Según explica el ente regulador en su página web, este cambio favorece la recaudación porque:

 

  • Reduce las acciones de fiscalización y la aplicación de multas e intereses asociados a incumplimientos de IVA para los contribuyentes retenidos.
  • Simplifica el procedimiento administrativo para los micro y pequeños contribuyentes, ya que es el nuevo agente retenedor es el que se encarga de la emisión de la factura de compra y de enterar este impuesto al fisco.
  • Da mayor certeza tributaria para los compradores que no verán cuestionamientos a sus IVA créditos fiscales por sus compras y por lo mismo.
  • Disminuye los incentivos para fraudes tributarios.

 

¿Cómo afecta este cambio a las pymes?

 

La medida quita presión sobre las micro y pequeñas empresas como vendedoras. Porque muchas veces los clientes pagan la factura en plazos mayores de 30 días. Sin embargo, como el IVA es mensual, la pyme debe abonarlo haya o no recibido el dinero de su cliente.

 

Es decir, la pyme vendedora paga un impuesto por un monto de dinero que todavía no entraba a su contabilidad.

 

Esta situación desencadenaba una serie de complicaciones, principalmente de flujo de caja, ya que debían sacar de su (muchas veces) reducido presupuesto para pagar el 19% que les corresponde.

 

Por consecuencia, muchos negocios pequeños se veían en la necesidad de pedir ayuda financiera a entidades bancarias y no bancarias para conseguir fondos y reponer el dinero que faltaba por ingresar en sus cuentas.

 

¿Qué pasa si la pyme no paga el IVA?

 

La empresa contribuyente queda como como deudora ante el Fisco, con intereses y multas, lo que finalmente se convertía en una bola de nieve. La deuda sólo crece.

 

Conclusión

 

Es importante que entiendas la relevancia del IVA, así como la figura de la retención de este impuesto, para la contabilidad de tu pyme y continuidad de tu negocio.

 

La nueva reforma tributaria modificó la forma cómo las empresas en Chile pagan este impuesto al valor agregado. Su gestión está regulada por ley y a cargo del Servicio de Impuestos Internos.

 

Sin embargo, en muchas ocasiones, los negocios deben cumplir con esta obligación tributaria antes de recibir el dinero correspondiente a productos y servicios prestados.

 

Un mal manejo de esta situación puede llevar al endeudamiento, que en el caso de una pyme se vuelve más complejo porque tiene presupuestos limitados.

 

BCI

Guía para emprendedores: Fuentes de financiamiento para Pymes y emprendimientos

Emprender consta de diferentes partes. Una muy importante es la manera en la que financias tu idea. ¿Sabías que hay diferentes métodos de financiamiento, dependiendo de tus necesidades y situación?

Descarga tu guía

Déjanos tu comentario