Resuelve tus dudas financieras
educación financiera

Renta y Pie: ¿qué son y por qué importan al pedir crédito hipotecario?

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Si entre tus planes está solicitar un crédito hipotecario para tener casa propia, debes saber que hay una serie de requisitos que debes cumplir para acceder a este financiamiento. En este artículo te explicamos los que establecen la mayoría de las entidades y su importancia para aprobar tu solicitud: la renta y el pie hipotecario.

Si bien es cierto que cada banco y entidad financiera tiene establecidos diferentes requisitos para solicitar un crédito hipotecario, la mayoría de estas instituciones solicitan la comprobación de una renta mínima y del pie inicial para asegurar el inmueble que te interesa.

Para cumplir con ambos es necesario incluirlos en la planificación de tus finanzas personales, por lo que primero debes comprender en qué consisten y cómo influyen en la resolución de tu solicitud, pues esto te da un punto de partida sobre el porcentaje que debes ahorrar, los gastos a eliminar y el plazo para alcanzar tu meta.

1. Renta para crédito hipotecario

Aunque son varios los requisitos para pedir un crédito hipotecario y estos varían de acuerdo a cada entidad, una de las dudas más frecuentes al momento de querer adquirir una casa propia, es la relacionada al sueldo necesario para acceder a este financiamiento.

Pues bien, la renta o sueldo que piden las entidades bancarias es el ingreso que debes comprobar al hacer tu solicitud para que tengan certeza de que puedes pagar el financiamiento en tiempo y forma, considerando el plazo establecido.

Además de determinar tu capacidad de pago, tu ingreso sirve para calcular el monto de crédito que puedes obtener y pagar mediante las cuotas mensuales acordadas. De acuerdo con el portal de noticias, El Economista América, los bancos multiplican 45 o 50 veces tu ingreso para estimar el financiamiento.

En Chile, el salario mínimo que debes comprobar para obtener un crédito hipotecario es de CLP $500.000, informa el portal financiero, Rankia; y entre mayor sea esta cantidad, no solo tienes más posibilidades de acceder al financiamiento, sino que el monto de crédito incrementa; si así lo determina el banco. 

Sin embargo, no se trata únicamente de comprobar que tienes un sueldo alto, sino que tu capacidad de pago se mantendrá estable. Por ello, lo más recomendable es que consideres únicamente tus ingresos fijos, pues son los que recibes de manera segura mes con mes.

Ahora bien, ¿qué pasa si tu ingreso no es suficiente para que la banca te autorice el financiamiento? En este caso puedes complementar la renta para tu crédito hipotecario con apoyo de un amigo, familiar o, incluso, de tu pareja.

Complementar la renta es una modalidad a la que muchas personas recurren cuando no cumplen con el nivel de ingresos que establece la entidad financiera, debido a que permite sumar el sueldo de dos personas para alcanzar el monto mínimo de renta o mejor aún, superarlo.

De acuerdo con otro artículo del portal financiero, Rankia, estas son las personas y condiciones con las que puedes complementar tu renta. Aunque es un buen punto de referencia, te recomendamos acercarte a la entidad financiera de tu preferencia para conocer sus especificaciones, pues los términos pueden variar en cada banco. 

  • Si tu ingreso es de CLP $400.000, puedes complementar con:
    • cónyuge
    • tercero con hijo en común
    • familiar directo (padres, hermanos o hijos)

  • En caso de que tu sueldo sea menor a CLP $400.000, estas son tus opciones para complementar renta:
    • cónyuge
    • tercero calificado

En este sentido, considerando que esta opción significa comprar en conjunto la propiedad, es fundamental que el co-propietario sea una persona de confianza para asegurarte de que cumplirá en tiempo y forma con los acuerdos y pagos establecidos.

2. Pie hipotecario

Debido a que las entidades financieras otorgan máximo 80% del valor de la propiedad, es importante que antes de solicitar tu crédito hipotecario te asegures de tener para pagar el pie, es decir la diferencia que necesitas para solventar el 20% faltante.

Con este monto garantizas al banco que tienes dinero para iniciar el proceso de compra-venta, con lo cual demuestras tu hábito de ahorro y, al igual que tus ingresos, respalda tu capacidad de pago para solventar las cuotas del crédito hipotecario. 

Y aunque se trata de uno de los requisitos básicos que solicitan la mayoría de las entidades para autorizar un financiamiento, es posible pedir un crédito sin pie haciendo uso de esta alternativa que señala el portal de noticias, Bio Bio Chile:

Compra en blanco o verde

Las propiedades en blanco son aquellas que tienen los permisos para construir o modificar el terreno donde se desarrollará, pero las excavaciones aún no empiezan. Mientras que las propiedades en verde son las que se encuentran en etapa de construcción.

Al tratarse de construcciones en desarrollo, ambas opciones te permiten pagar el pie en cuotas y durante el plazo que tarde en concluirse el proyecto, que suele ser entre 12 y 30 meses.

Organiza tus finanzas para obtener tu crédito

Ahora que conoces los requisitos básicos que establecen las entidades bancarias para otorgar un crédito hipotecario, es momento de planificar tus finanzas para asegurar su cumplimiento, ya sea con los recursos que tienes o a través de las alternativas que te presentamos para facilitar este proceso.

¡Usa este checklist!

Déjanos tu comentario