Resuelve tus dudas financieras
educación financiera

Qué tipos de riesgos existen y por qué considerarlos antes de invertir

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Si estás pensando en ampliar tu portafolio de inversión o derechamente iniciarlo, debes tomar en cuenta los tipos de riesgos que afectan a todas las inversiones. Esto, no solo te enseñará a gestionarlos, sino que más importante aún, te asegura que tu dinero crezca y no lo contrario.


Una cosa es el riesgo que estás dispuesto a tolerar según la capacidad que tengas de afrontar pérdidas en caso de que tu inversión las genere, y otra muy distinta es el riesgo asociado al producto financiero donde decides invertir tu dinero, ya sea se trate de acciones, bonos, bienes raíces o una cuenta de ahorro.

Según el sitio Rankia, el riesgo financiero es la posibilidad -medida en términos estadísticos- de que algo pueda suceder, repercutiendo negativamente en una organización, sus integrantes, pero también los productos financieros asociadas a estos.

Si bien estas consecuencias negativas son mayores o menores según el tipo de actividad que se esté desempeñando, en un contexto económico y financiero como el que nos convoca, el daño siempre tendrá relación con pérdidas de valor de alguna variable económica.

Por eso es tan importante que sepas cuáles son los tipos de riesgos que existen antes de elegir un instrumento de inversión y comiences a inyectar tu dinero en él.

Riesgos cuantificables

Estos son los que, en base a estadísticas, permiten medir pérdidas potenciales:

1. Riesgo de inflación

Comenzamos con este, pues algunos especialistas consideran que es el tipo de riesgo que hace perder dinero aún cuando las personas no deciden emprender inversión alguna.

Esto ocurre porque la continua subida de precios de la mayoría de los productos y servicios que cualquier economía experimenta (inflación), hace que el dinero valga menos, por lo que mientras antes decidas invertir mucho mejor. De lo contrario, es irremediable que tus ahorros vayan disminuyendo con el paso del tiempo.

2. Riesgo de tipos de interés

Este riesgo es uno de los tres que, como se explica en el sitio de Rankia, conforman los riesgos cuantificables de mercado y que, tal como indica su nombre, tiene relación con las consecuencias económicas detrás de las subidas y bajadas de las tasas de interés en momentos no deseados.

Al ser un riesgo de mercado, impacta a todo tipo de productos financieros.

3. Riesgo de crédito

La definición académica de este tipo de riesgo está dada por la posibilidad de sufrir pérdidas financieras a causa del incumplimiento de las obligaciones de pago estipuladas en un contrato.

También conocido como riesgo de default o contrapartida, suele relacionarse con bancos y entidades financieras, sin embargo también puede darse con otro tipo de instituciones como empresas.

4. Riesgo de liquidez

Como explica el sitio Facturedo, la liquidez es la facilidad con la que un activo se convierte en dinero y, al invertir, siempre existe el riesgo de que ningún comprador esté dispuesto a adquirir dichos activos cuando se pongan a la venta, generando que el vendedor deba bajar sus precios.

5. Riesgo de mercado

Uno de los riesgos más comunes y que hace referencia a las pérdidas económicas como consecuencia de factores y operaciones de las que depende una o más inversiones.

6. Riesgo de cambio o cambiario

Dado que el movimiento de los mercados internacionales altera el tipo de cambio entre divisas, este riesgo da cuenta de las potenciales pérdidas económicas que podría sufrir un inversionista ante las fluctuaciones de las monedas con las que se desempeñan sus herramientas financieras.

Riesgos no cuantificables

Basados en eventos impredecibles, son aquello con los cuales no se puede confirmar una base estadística para medir las pérdidas potenciales:

7. Riesgo operacional

Inherente a todas las compañías, este riesgo se relaciona principalmente con las pérdidas económicas provocadas por deficiencias o fallas en los procesos internos, en los sistemas de tecnología de la información, en las personas o debido a eventos externos adversos.

El manejo inadecuado del riesgo operacional conlleva un desempeño deficiente y se manifiesta de diversas maneras, entre las cuales se encuentran los fraudes, interrupción del negocio, comportamiento inadecuado de los encargados, entre otros.

8. Riesgo regulatorio o legal

Este tipo de riesgo es aquel que provoca pérdidas económicas por sanciones y obligaciones de indemnización aplicadas a una entidad debido a su incumplimiento de normas o regulaciones y deberes contractuales.

Asimismo, tiene que ver con la implementación de nuevas leyes o reglamentos que afectan a una o más industrias específicas.

9. Riesgo reputacional

Como también lo define el sitio Rankia, es la posibilidad de pérdida económica que existe cuando una entidad sufre desprestigio, mala imagen o publicidad negativa, lo que irremediablemente genera pérdida de clientes, disminución de ingresos y/o procesos judiciales.

¿Sigues con ganas de invertir?

¡Por supuesto que sí! Más allá de intimidarte con la información que acabas de leer, la clave de toda inversión es precisamente aprender a gestionar los distintos tipos de riesgo y nunca evitarlos. Si además te mantienes informado y diversificas tus inversiones, entonces el crecimiento de tu dinero no tardará en llegar.

 

¡Averígualo descargando este manual!

Déjanos tu comentario