Resuelve tus dudas financieras
Alivio

Mitos y leyendas sobre el crédito hipotecario

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

¿Quieres pedir un crédito hipotecario y no sabes cómo empezar? Comienza informándote bien sobre las falsedades, errores y confusiones que existen en torno a este producto financiero.

 Toma nota de los siguientes mitos y leyendas que rodean al crédito hipotecario, uno de los productos financieros más consumidos en Chile.

 

1. Sólo es posible pedir un préstamo a un banco: Actualmente en Chile hay instituciones bancarias y no bancarias reguladas que ofrecen créditos hipotecarios.

 

2. El banco donde tengo cuenta corriente entrega mejores tasas: No necesariamente. Las tasas son una de las tantas variables con las cuales las entidades crediticias compiten. Por ende, es preciso que el cliente cotice al menos tres alternativas además de la institución donde el ya tiene contratados servicios financieros.

 

3. Es posible pedir un crédito a 30 años solamente: La fecha tope de plazo que ofrecen las instituciones financieras en Chile es de 30 años, siendo 5 años el tiempo mínimo para pactar este tipo de préstamos. Aprende más sobre cómo elegir el mejor plazo para tu hipotecario aquí.

 

4. Lo más importante del crédito es el monto final: En la práctica, la tasa de interés es el ítem más importante para determinar la compra de una vivienda con un crédito hipotecario. Es la variable fundamental para saber si pactas tu deuda en 5, 10, 20 o 30 años. Conoce otros conceptos claves aquí.

5. El dividendo refleja todos los costos del crédito hipotecario: Es preciso que el cliente revise el costo final del crédito hipotecario, ya que habrá gastos operacionales que serán cobrados sólo una vez o bien el pago de una póliza externa de seguros obligatorios no aparece en el monto mensual.

 

6. Es innecesario el seguro de desgravamen: Ninguna institución financiera regulada en Chile que presta créditos para la vivienda entregará el dinero sin comprobar antes que el cliente tomó los seguros obligatorios correspondientes.

 

7. Los seguros obligatorios son desgravamen, incendio y sismo: Sólo los dos primeros son obligatorios, mientras el que cubre daños por temblores y terremotos, así como otros desastres naturales, es un seguro adicional que se contrata de forma voluntaria. Conoce más sobre los seguros obligatorios aquí.

 

8. El cobro de los seguros obligatorios es por separado: Al ser gastos asociados, quedan incorporados como parte del cobro del dividendo mensual y están reflejados en el Costo Anual Equivalente (CAE) y en el Costo Total a Pagar (CTP) del crédito.

 

9. Los seguros obligatorios sólo se contratan con el banco que presta el dinero: Pueden ser contratados separadamente de la institución financiera que presta el dinero.

 

10. El seguro contra sismos es obligatorio: Es un seguro asociado y voluntario, y puede ser contratado por separado de los obligatorios en cualquier compañía aseguradora, corredora de seguros, caja o banco que ofrezca este producto.

 

11. El plazo es más importante que el dividendo: Se recomienda que el dividendo no supere el 25% del ingreso personal o familiar. El largo plazo permite acomodar mejor ese monto límite que un préstamo a menos tiempo. Sin embargo, que la cuota sea baja no significa necesariamente que el crédito sea más barato.

 

12. El monto bruto y el Costo Total del Crédito (CTC) son lo mismo: El primer total se refiere al monto líquido final del crédito más los gastos operacionales, tanto obligatorios como voluntarios. l CTC, en cambio, incluye ese monto y el costo los seguros obligatorios asociados y de la tasa de interés.

 

13. La tasa de interés del Banco Central es la que ocupan en el crédito hipotecario: Ciertamente, es un indicador referencial para las instituciones financieras que prestan dinero, pero cada entidad fija la tasa de interés de acuerdo a sus análisis de riesgo del cliente y contexto financiero en el cual se entrega el préstamo.

 

14. El ejecutivo del banco es quien elige si entregar o no el crédito: La aprobación o rechazo del crédito depende de causales objetivas analizadas en un proceso de evaluación comercial del cliente en un comité de riesgo.

 

15. Estoy obligado a repactar mi deuda si no puedo pagar: Es la mejor opción si el deudor busca mantener el inmueble, pero nadie puede obligar al consumidor financiero a repactar sus obligaciones crediticias. Si lo desea, puede vender el inmueble y pagar con ese dinero el saldo insoluto.

 

Conclusión

 

Hoy en día hay hay mucha desinformación respecto a los productos y servicios asociados a los créditos hipotecarios, te invitamos a informarte lo más posible y siempre comparar opciones. éste entrega.

 

Si vas a pedir un crédito hipotecario, infórmate bien antes sobre los conceptos, pasos y procedimientos necesarios para entender bien en qué consiste este préstamo de dinero para financiar la compra de un inmueble.

 

BCI

Guía para lograr estabilidad financiera

Con todas las oportunidades de crédito que hoy abundan en Chile, es muy importante informarnos para tomar decisiones que protejan nuestro bolsillo. Esta guía tiene información útil si buscas cómo lograr estabilidad financiera.

 

Descarga tu copia

Déjanos tu comentario