Resuelve tus dudas financieras
Estabilidad

Cómo elegir el mejor plazo para tu crédito hipotecario

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Aprovecha el contexto económico para que, teniendo toda la información sobre la mesa, evalúes tu proyección laboral y estimes cuál es la mejor cantidad de años para pagar el crédito que te permita obtener una vivienda.


 

La compra de propiedades en Chile ha disminuido desde hace algunos trimestres, por lo que las instituciones financieras están reduciendo las restricciones para otorgar créditos hipotecarios.

 

Según el Banco Central, en su última Encuesta sobre Créditos Bancarios, la proporción de bancos que reporta condiciones menos exigentes al momento de aprobar un crédito hipotecario subió a 17%, mientras que no se registraron cambios en las condiciones de oferta para los créditos de consumo.

 

Con este contexto, es más probable que tomes la decisión de pedir un crédito hipotecario si venías meditando la idea, siendo aún más oportuna la siguiente pregunta: ¿Cuál sería entonces el mejor plazo para pactar tu deuda?

 

La media: entre 15 y 20 años

 

Antes de postular a un crédito hipotecario, es recomendable que, junto con evaluar a tu banco de siempre, investigues las opciones que ofrecen al menos otras dos entidades financieras,, pues es muy probable que encuentres buenas posibilidades si abres una nueva cuenta corriente en una industria tan competitiva como la bancaria.

 

De todos modos, independiente del banco que cotices para postular al crédito, debes saber que la fecha tope de plazo que ofrecen las instituciones financieras en Chile es de 30 años, siendo 5 años el tiempo mínimo para pactar este tipo de préstamos.

 

Asimismo, de manera transversal, quien postula a un crédito hipotecario debe contar con un mínimo de 25% de su sueldo disponible para pagar los aranceles, por lo que resulta clave que veas tus proyecciones laborales.

 

Tampoco podemos dejar de mencionar la importancia que tiene la tasa de interés en la determinación de comprar una vivienda a través de un crédito bancario. En sencillo, es el monto que cobra el ente emisor por prestar dinero. Y esta variable es fundamental para saber si pactas tu deuda en 5, 10, 20 o 30 años.

 

Según la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), el promedio de años de deuda que los chilenos eligen para sus créditos hipotecarios es de entre 15 y 20 años.

 

 

Las ventajas de los 25 años o más

 

Si bien el ideal de muchas personas es pagar en la menor cantidad de tiempo posible, ya que el riesgo para los bancos para recuperar su dinero es menor y el costo del crédito es más bajo, también es importante reconocer lo positivo de un plazo mayor.

 

Tanto si estás pensando en comprar una propiedad como segunda vivienda, invertir para arrendar, o simplemente necesitas cambiarte de casa, porque la que tienes ya quedó pequeña, considera la posibilidad de pactar tu deuda a 25 años o más.

 

Aunque vas a terminar pagando más por el préstamo de dinero, monto que verás reflejado en el CAE de tu crédito, al extender el plazo a 25 o 30 años harás más llevadero el pago del dividendo mes a mes. Y esto, pensando en los actuales valores de las propiedades y lo significativo que resulta comprar una vivienda, resulta lo más adecuado para una realidad de ingresos promedio.

 

Otra ventaja de elegir plazos más largos es que permite a mucha gente aspirar a viviendas de mayor valor.

 

Además, si a futuro pasas por un tiempo de bonanza económica, siempre está la opción de refinanciar el crédito y bajar el plazo a menos años.

 

Ahora bien, si haces el ejercicio de calcular el valor total de una vivienda a 20 y 30 años, puede que te encuentres con grandes sorpresas. Dependiendo del valor del crédito, por supuesto.

 

Por ejemplo, con la tasa de interés del BCI, considerando un crédito por UF 6.200 a 30 años, la tasa aumenta en un 0,2% respecto al de 20 años, siendo en montos mayores a éste, la diferencia de tasa en el plazo bastante menor.

 

En resumen

 

Si estás pensando en comprar una vivienda a través de un crédito hipotecario, dado el contexto económico actual, así como la realidad de la mayoría de las familias en Chile, el largo plazo es una muy buena opción para pactar tu deuda.

 

No obstante, siendo una adquisición tan relevante como ésta, es clave que consideres cotizar mínimo en tres bancos y evalúes tus perspectivas laborales, antes de tomar la decisión.

 

Déjanos tu comentario