Resuelve tus dudas financieras
Sueños

4 tips infalibles para estudiar desde casa con éxito

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Si estás considerando empezar a estudiar por Internet pero temes fallar en el intento porque todavía tienes dudas sobre cómo hacerlo, por dónde empezar o qué tomar en cuenta, ¡es momento de que dejes atrás las preocupaciones! En este blog te ayudamos a dar los pasos correctos para que lo logres!

Actualmente, la formación en línea crece a pasos agigantados en Chile y se está convirtiendo en la primera opción de muchos.

Datos del Ministerio de Educación indican que en 2020 los estudiantes de 1º año en programas a distancia ascendieron a 18.478, lo que representó un incremento de 6,8% respecto de 2019 y de 94,7% frente a 2016, y esto debido a que es flexible y se ajusta a los tiempos actuales (de COVID-19), sin perder calidad, informa La Tercera.

En este sentido, si también quieres aprovechar los beneficios de estudiar online, prepárate tomando en cuenta los siguientes aspectos y no dejes nada al aire:

1. Evalúa la oferta y elige bien

Si ya tienes en mente lo que quieres estudiar y estás convencido de que es una buena opción para ti, inicia tu búsqueda. En Internet encontrarás una enorme variedad de programas, carreras técnicas y profesionales, diplomados, postítulos, cursos online y más, que seguro tendrán relación con el tema de tu interés. 

Lo importante aquí es que evalúes qué instituto te ofrece el mejor plan de estudios y cuál es el que más se ajusta a tus necesidades. Si quieres realizar estudios de educación superior, por ejemplo, considera esto que recomienda el portal Elige Carrera:

  • Tipo de institución: hay universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica que responden a tus diferentes objetivos como estudiante.
  • Reconocimiento Oficial del Estado: puede funcionar como tal y tiene la facultad de otorgar títulos y grados académicos.
  • Acreditación institucional: permite acceder a becas del Estado y beneficios estudiantiles que son de gran ayuda para tus finanzas personales. A mayor nivel de acreditación, mayor calidad en los procesos institucionales.
  • Adscripción a gratuidad: cumple con los requisitos establecidos en la ley, y acepta formalmente ingresar a esta política pública que elimina el pago del arancel y la matrícula.

 

2. Ten a la mano las herramientas adecuadas

Aunque muchos piensan que para estudiar en línea solo se necesita un dispositivo con conexión a Internet, la realidad es que va más allá de esto. 

Para estudiar desde casa, también debes contemplar el uso de otros tipos de tecnologías que potencien tu aprendizaje virtual y te ayuden a organizar tu nueva vida académica a distancia, entre ellas, estas que aconseja la red de instituciones de educación superior, Learn Chile:

  • Buscadores académicos: para complementar tus estudios y reforzar lo aprendido. Son útiles para encontrar información e investigaciones de fuentes de confianza o validadas por instituciones y revistas científicas.
  • Plataformas gratuitas de estudio: para acceder a cursos, libros y programas online de distintas áreas que contribuyan a tu formación.
  • Aplicaciones para combatir estrés: funcionan como guía para aprender a meditar, controlar tu estrés, aumentar tu concentración y mejorar tu estado anímico.
  • Sistemas para organización: para ordenar tu estructura de estudio, desde los plazos que te fijarás para desarrollar cada tarea, hasta generar recordatorios de tus pendientes.

 

3. Comprométete y sé disciplinado con tus estudios

Aunque estudiar online te suene sencillo porque estarás aprendiendo desde la comodidad de tu casa, debes saber que al igual que la modalidad presencial, requiere de un fuerte compromiso de tu parte para que funcione.

En este sentido, para llegar a tu meta académica y obtener los mejores resultados posible, sin que otros aspectos de tu vida se vean afectados en tu hogar (por ejemplo, tu tiempo en familia, la realización de tus obligaciones diarias, tus períodos de descanso u otro), es pertinente que pongas en prácticas esto que menciona el blog de Universia, la red de cooperación universitaria más grande del mundo:

  • Elige siempre un mismo lugar y hora para estudiar o seguir tus lecciones online, así invertirás el tiempo necesario y no procrastinarás en exceso.
  • Dedica un rato a estudiar todos los días para que poco a poco lo vuelvas un hábito, y así los días más cargados (por ejemplo en exámenes) no te sean tan pesados.
  • Adapta las horas de estudio a tu ritmo de vida, ya que si además de estudiar también trabajas, debes detectar en qué momento te concentras más y retienes mejor los conocimientos.
  • Haz pausas entre cada actividad o tiempo de estudio para despejarte, recuperar fuerzas y volver al ritmo.
  • Apaga o pon en silencio tu móvil o cualquier otro distractor mientras estés estudiando, así tu nivel de concentración aumentará. 
  • Mantén contacto virtual con tus profesores y el resto de tus compañeros para resolver tus dudas, no sentirte solo y hacer más amena la experiencia.

 

4. Prepara un lugar de estudio óptimo

El hecho de que hayas decidido estudiar fuera de las aulas no significa que no puedas crear tu propio ambiente académico, así que pon manos a la obra y adecúa tu hogar para crear un espacio que te inspire, aumente tu rendimiento y desde el cual, te sientas cómodo a diario.

Para esto, sigue estos consejos que recopila la nota del portal informativo, La Vanguardia:

  • Emplea una mesa o escritorio que llegue a la altura de tu cintura y una silla cómoda. 
  • Evita estudiar o leer desde una cama o un sofá.
  • Permanece en un lugar libre de ruido; puedes poner un cartel que le comunique a quienes viven contigo que necesitas silencio, desde el “no molestar”, hasta el “silencio por favor”.
  • Ten cerca y al alcance todo el material que necesites mientras tomes tus clases virtuales.
  • Sitúate cerca de una ventana o balcón con luz natural indirecta.
  • Asegúrate que tu zona de estudio tenga buena ventilación y temperatura adecuada.
  • Personaliza tu espacio de estudio con imágenes bonitas, una foto de tu mascota por ejemplo.

 

¡Prepárate para ser el mejor de la clase!

Estudiar en línea no tiene por qué ser complicado cuando trazas el camino adecuado.

Ahora que ya sabes por dónde iniciar, no pospongas más tus objetivos académicos y continúa tu preparación desde la tranquilidad de tu hogar. La flexibilidad y la accesibilidad que esta modalidad te otorga ¡es algo que no puedes desaprovechar!

Usa esta guía gratuita

Déjanos tu comentario