Resuelve tus dudas financieras
educación financiera

Estas son las recomendaciones a seguir si tus inversiones caen

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Que una inversión presente caídas siempre es una posibilidad, sobre todo cuando se trata de inversiones en el largo plazo o con un alto nivel de riesgo, donde existen más probabilidades de que el valor de estas crezca pero también disminuya.

Sin embargo, lejos de asustarse si es que esto te ocurre, los expertos recomiendan no alarmarse ni menos tomar decisiones apresuradas como por ejemplo retirar tus fondos o cambiar tu dinero de una herramienta financiera a otra.

¿Qué hacer entonces?

1. Lo primero es mantener la calma

No todas las inversiones funcionan igual; aunque algunas tienen más riesgo que otras, también presentan un mayor potencial a la hora de alcanzar objetivos rápidamente, según destaca el blog de OBS Business School. No obstante, por mucho que el mercado reaccione a un evento de forma violenta, es muy probable que la estrategia de inversión que habías elegido en un inicio no cambie.

En este sentido y sobre todo si tus inversiones fueron pensadas en el largo plazo, ante una caída, lo más recomendable es no hacer nada, porque de seguro y con el paso del tiempo, estas podrán recuperarse e incluso empujar tus ganancias.

Este comportamiento se explica por un aspecto fundamental del mercado: su dependencia de infinitos factores.

Por eso, cuando ocurre un suceso inesperado, es imposible saber qué va a pasar con cada uno de estos elementos relacionados, por lo que, en vez de dejarte llevar por predicciones alarmistas, lo mejor es acogerse a las decisiones de inversión que ya has tomado.

Si te tranquilizas y miras a tu alrededor, te darás cuenta que los expertos no intentan predecir ni lucrar con los movimientos del mercado, sino que más bien sugieren a los inversionistas establecer una estrategia diversificada, con un riesgo y plazo de inversión bien definidos, y que también se base en la compra y venta de activos.

2. Saber cuáles son las excepciones a la regla

Si bien una caída en tus inversiones puede sentirse muy mal, sobre todo si has partido recién tu carrera en el mercado financiero, no debes olvidar que toda decisión de inversión considera un porcentaje de riesgo, así como también probabilidades asociadas al período en el que dejes rentar tu dinero (factor tiempo).

En este sentido, si te cambias a cada rato de instrumento financiero, de seguro aumentará tu volatilidad y disminuirá tu rentabilidad. Y es que, por regla general, comprar cuando baja un activo para luego venderlo cuando suba, es casi imposible de sobrellevar, a menos que tengas información privilegiada, lo que a su vez es ilegal.

Por esto se recomienda sacar dinero de un instrumento para llevarla a otro, solo si cambian las condiciones de tus inversiones. En ningún otro caso de caída, porque de lo contrario, vas a perder la oportunidad de rentar al máximo cuando, después de toda baja, llega la esperada subida.

De hecho, si decides retirar los recursos de tus inversiones a causa de la ansiedad e incomodidad que te genere el ver que tus inversiones están decayendo, lo único que estás haciendo es romper con tu estrategia de inversión. Así que evítalo y mejor ten paciencia, espera a que las cosas mejoren y no tomes decisiones de corto plazo, tal y como recomienda el portal Estratega Financiero.

3. Actuar en consecuencia

En este punto es crucial que recuerdes cuáles fueron las motivaciones detrás de tus decisiones de inversión para que las medidas que tomes ante caídas entonces correspondan fielmente a esto.

Si te informaste de manera adecuada o te asesoraste con un experto, seguro evaluaste tus inversiones según el tiempo y riesgo antes de desembolsar tus fondos en una u otra herramienta financiera. También es muy probable que te hayas enterado que no es una buena determinación dejarse llevar por fluctuaciones de corto plazo.

Pues bien, ante cualquier situación de caída y solo si se prolonga durante más tiempo del conveniente, entonces lo más recomendable es evaluar las condiciones de cada producto de inversión que tienes y actuar consecuentemente.

Por ejemplo, en el caso de tus fondos previsionales y a medida que pasa el tiempo, deberías ir cambiándote a un fondo menos riesgoso, pues al acercarse la fecha de tu jubilación, el plazo de la inversión lógicamente se va acortando (así como también su rentabilidad).

No pasa lo mismo si posees acciones en la bolsa. Aquí y solo cuando el mercado cae en torno a un 25%, los inversores pueden actuar de tres maneras distintas, según se declara en el sitio Finanzas.com:

  1. Salir del mercado y apostar por el efectivo
  2. Aumentar la inversión
  3. Mantener la inversión

 

Siendo la primera opción una de las peores decisiones financieras que alguien puede tomar (demostrado empíricamente con el ejemplo de la Gran Depresión), lo de aumentar la inversión algo completa personal, y la alternativa número 3 la que genera mejores resultados en el largo plazo.

En síntesis, dejar que el mercado haga lo suyo.

Esto no significa que debes dejar de preocuparte de tus inversiones, sobre todo si estas presentan caídas.

Lo que significa realmente es que si te dedicaste a estudiar todas tus opciones de inversión antes de comenzar a invertir, y además diversificaste tus fondos según tus posibilidades para dejar que estos renten según lo distintos riesgos y períodos de tiempo, lo más beneficioso entonces es esperar a que el mercado haga lo suyo.

¡Averígualo descargando este manual!

Déjanos tu comentario