Resuelve tus dudas financieras
Vivir

Los 5 tipos de entidades que ofrecen créditos de consumo en Chile

Publicado por Francisco de Con Letra Grande

Francisco es experto en ahorro, endeudamiento, consumo y tarjetas de crédito.

El gran desarrollo del crédito de consumo ha permitido que millones de chilenos puedan comprar viviendas, vehículos y todo tipo de productos, desde ropa hasta electrodomésticos.

No sería nada exagerado decir que el crédito no sólo es una forma de vida para muchos chilenos. También es un pilar fundamental de su calidad de vida.

Según la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), 98% de los chilenos sobre 15 años de edad cuentan con un instrumento financiero.

La entidad agrega que el total de tarjetas de crédito en circulación en Chile subió desde 4 millones en 2004 a 18,5 millones en 2017.

Y según el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC), se puede llegar a cancelar hasta 74% más que el precio original al comprar un producto de $30.000 en tres cuotas, dependiendo de cuál entidad presta el dinero.

Como hemos dicho en otros posts, las buenas decisiones financieras parten por estar informados.

Por eso es importante saber que los bancos no son las únicas instituciones que prestan dinero a las personas. Hay instituciones bancarias y no bancarias que lo hacen.

Sigue leyendo para conocer las entidades que ofrecen créditos de consumo en Chile.

1. Los bancos


Partamos con la banca tradicional. La Fiscalía Nacional Económica dice que
los bancos son instituciones cuyo objetivo principal es captar dinero del público y otorgar préstamos a las personas.

El préstamo o crédito es prestado por el banco a su cliente con el compromiso de que, en el futuro, este lo devolverá en forma gradual (cuotas) y con un interés adicional que compensa al banco por este servicio.

Esto es lo que se conoce como el negocio financiero.

Los bancos poseen ventajas para operar en el negocio financiero, porque la legislación bancaria protege a sus clientes ante un evento de insolvencia.

Como veremos a continuación, las entidades no bancarias que otorgan crédito en Chile no están regidas bajo el mismo estándar.

2. Casas comerciales


El concepto de casas comerciales abarca a las grandes tiendas de retail y los supermercados, que operan sus propias tarjetas de crédito.

Estas empresas ampliaron el crédito para segmentos populares con avances y comercios asociados.

Como resultado, durante los últimos 20 años han sido clave en la masificación del consumo para los sectores más modestos de la población chilena.

Según Augusto Octavio Castillo, de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, el negocio financiero ofrece márgenes más elevados que la venta al detalle.

Asimismo, su proceso de aprobación es distinto. Los bancos acceden al historial de deuda de un consumidor en el sistema financiero. Las casas comerciales no pueden acceder a esta información.

Como otorgan créditos con menos información y mayor riesgo de incumplimiento, cobran intereses más altos. Por esto los créditos de consumo de la banca ofrecen tasas mucho más bajas que las de casas comerciales.

De hecho, según el SERNAC, 44% de los reclamos del sistema financiero se concentró en las tarjetas de grandes tiendas.

Los consumidores reclaman principalmente por cobros indebidos; seguros no contratados, duplicidad de cobros y comisiones excesivas, entre otros.

Con todo, los créditos de casas comerciales pueden ser una buena opción para algunas personas.

Quiero mi guía para lograr la estabilidad

3. Cajas de compensación


Las cajas de compensación son entidades privadas que administran prestaciones de seguridad social.

Rankia explica que se encargan directamente de pagar créditos sociales y otros beneficios a sus afiliados como salud, educación, recreación, cultura, turismo y deporte, entre otros.

Son entidades privadas sin ánimo de lucro, de redistribución económica y naturaleza solidaria.

No obstante, también reciben reclamos por parte de los consumidores.

Publimetro reporta que, según datos de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), entre julio y diciembre de 2016 las cajas de compensación otorgaron más de un millón de créditos sociales, por un total de $693 mil millones.

Los principales motivos de reclamos de los afiliados –según el SERNAC– son cobranzas extrajudiciales injustificadas (20%), no devolver cargos mal efectuados (19%), cobros excesivos o duplicidad de cobros (15%), y no informar condiciones de crédito (8%).

Pese a esto, los créditos de cajas de compensación son una buena alternativa dependiendo del caso.

4. Cooperativas de ahorro y crédito


Las cooperativas de ahorro y crédito son entidades creadas para brindar servicios de intermediación financiera —préstamos y medios de ahorro— a sus socios. No tienen otro objetivo.

Son también una fuente de crédito para personas que no pueden acceder a bancos y cajas de compensación, permitiéndoles acceder a productos financieros como créditos de consumo, hipotecarios y tarjetas de crédito.

Se trata de asociaciones de personas que se unen en forma voluntaria para brindar asistencia económica a sus socios.

Por esta razón las cooperativas ofrecen, en muchos casos, financiamiento a tasas más bajas que los bancos. Estas entidades cuentan con más de 1 millón de socios, cuyo sueldo bruto ronda los $580.000.

Si estás sin trabajo o no sabes si el banco te prestará dinero porque tienes bajos ingresos, los créditos de cooperativas de ahorro y crédito son una alternativa que debes estudiar.

5. Crédito prendario


¿Has escuchado hablar de las casas de empeño? Estas empresas ofrecen un tipo de préstamo conocido como crédito prendario.

La Dirección de Crédito Prendario (Dicrep) del gobierno –más conocida como "Tía Rica"– otorga préstamos cuando el interesado deja una prenda en garantía.

Esta prenda puede ser joyas u objetos de valor (un computador, por ejemplo) que son vendidas si el consumidor no puede pagar el crédito.

Según informa Publimetro, la Tía Rica aprueba préstamos por hasta seis meses y por 60% del valor de la prenda, con un tope de $250.000 por joya y $150.000 en caso de objetos varios.

El monto máximo de endeudamiento alcanza los $2.800.000 por usuario.

Sin embargo, el medio advierte que la entidad cobra 19,5% en intereses, lo que puede superar otras alternativas de crédito.

Ahora bien, también existen casas de empeño privadas. No obstante, te recomendarlos evaluar bien antes de pedir este tipo de financiamiento. Son entidades informales, que cobran caro y no dan las mismas garantías de las entidades anteriormente descritas en este artículo.

¡Mucho ojo! Prestamistas informales


No importa con cuánta urgencia necesites dinero. POR NINGÚN MOTIVO pidas dinero prestado a prestamistas o usureros informales.

Se trata de verdaderas mafias que cobran entre 20% y 40% de interés, además de exigir pagos diarios o cada 20 días.

Es decir, si pides $500.000 podrías pagar hasta $700.000 en menos de un mes.

Conclusión


Al pedir un crédito, es tu deber investigar y determinar cuál opción te conviene más.

Es posible que, dependiendo de la entidad que te preste dinero, termines pagando menores intereses, lo que puede ser de gran ayuda para tu estabilidad financiera.

En promedio, los clientes chilenos que tienen al menos un documento impago y deben $2.000.000, según un informe de Universidad San Sebastián y Equifax.

Además, el estudio muestra que los chilenos más endeudados son aquellos que, en un grupo familiar, tienen un sueldo que no supera los $800.000 mensuales. 

Antes de terminar, te invitamos a revisar esta tabla que compara las tarjetas de crédito más caras para comprar en cuotas en nuestro país. La mayoría de las entidades que ofrecen créditos de consumo en Chile están incluidas. 

Esperamos que esta información te sea útil. Y recuerda: las buenas decisiones financieras parten por estar informado.

BCI

Cómo lograr la estabilidad financiera

En esta guía te entregamos los consejos y herramientas que necesitas para crear tu propio plan e iniciar desde ahora el camino hacia la libertad financiera

Descarga tu copia

Déjanos tu comentario