Resuelve tus dudas financieras
Alivio

Qué hacer si eres víctima de un fraude financiero

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Ser víctima de un fraude financiero puede tener un costo emocional y económico en tu persona.

Es un imprevisto ante el cual te puedes preparar incorporando en tus hábitos diarios mecanismos de cuidado y prevención para tus productos y servicios financieros. Pero siempre está la posibilidad de que ocurra ante el menor descuido.

Por eso, es recomendable que entiendas qué significa ser víctima de un fraude financiero y cuáles son los pasos a seguir para resolver este problema. 

¿Qué es fraude financiero?

 

El fraude financiero es todo tipo de delito que afecta el patrimonio personal, empresarial, fiscal o del mercado de capitales, donde existe una sustracción maliciosa de estos fondos. Estos incluyen:

  • Fraude tradicional (estafa piramidal, créditos falsos, giro doloso de cheques, etc)
  • Clonación de tarjeta de crédito o débito
  • Abuso de firma en blanco u otras prácticas ilegales
  • Fraudes cibernéticos (phishing, smishing, spywares, fakewebs o troyanos, entre otros)

 

Un fraude financiero es un delito que infringe las leyes de Quiebras, Sociedades Anónimas, General de Bancos e Instituciones Financiera, Uso Fraudulento de Tarjetas de Crédito y Débito, de Informática, y al Código Tributario, dependiendo del caso.

¿Qué hacer si eres víctima de un fraude financiero?

 

Primero, debes conservar la calma. Este punto es importante, porque muchas personas desesperan cuando ven que su seguridad y derechos son infringidos. Segundo, pide ayuda.

Estos son los pasos que debes tomar:

Bloquea de inmediato tu tarjeta

 

Reporta la sustracción o mal uso del dinero a tu banco u otra institución financiera (cooperativa o casa comercial), así será imposible que otra persona pueda utilizar tu tarjeta. Durante este procedimiento:

  • Bloquea los productos o servicios financieros que están siendo objeto de fraude.
  • Notifica a tu ejecutivo/a de cuentas sobre la situación vía email o teléfono.

 

Por eso siempre ten a mano el teléfono de Emergencias Bancarias que tu entidad dispone para este tipo de casos. Por lo general el sistema de denuncias le asigna un número a tu caso para que le hagas seguimiento.

También es importante que consultes con tu institución financiera si es posible que el bloqueo lo hagas tu mismo (para casos donde un ejecutivo no esté disponible, por ejemplo, en horarios nocturnos o fines de semana). Pregunta cuál es el proceso a seguir para hacerlo desde su página web, aplicación móvil (si cuentan con una) o bien, a través del Call Center 24 horas.

Una vez que informes a la institución, debes solicitar formalmente la devolución del dinero sustraído bajo este lícito, entregando todos los antecedentes que confirmen que no estabas al tanto del delito.

En el caso de que tu institución financiera no entregue una solución o respuesta satisfactoria, puedes llevar tu caso al Servicio Nacional del Consumidor o ante Tribunales, siguiendo los mismos pasos que un reclamo por un mal producto o servicio.

Haz una denuncia en Fiscalía, Carabineros y/o Policía de Investigaciones (PDI)

 

Lo siguiente es hacer una denuncia directamente en la oficina de la Fiscalía más cercana, o a través de una comisaría de Carabineros u oficina de la PDI. Estas instituciones de seguridad civil tienen brigadas o áreas especializadas en delitos económicos:

 

Revisa sus horarios de atención (Carabineros atiende 24/7) y pregunta si las denuncias también pueden hacerse online y por llamada, para casos donde no sea posible acudir personalmente. 

Trata de dejar la mayor cantidad de detalles posibles; desde la fecha en que notaste el fraude, los montos sustraídos, copias de mensajes o emails (en caso de cibercrimen), etc.

Una vez hecha la denuncia, recibirás copia del documento que deberás presentar a la institución bancaria correspondiente para que corrobores que sufriste un delito y para pedir una solución (si es que todavía no te la dan).

 

Qué hacer si eres víctima de un fraude financiero

 

Presenta una demanda

 

La vía judicial puede ser una alternativa si el banco o el Sernac no solucionan tu problema satisfactoriamente.

En este caso, debes presentar una querella criminal en un juzgado de garantía local contra quienes resulten responsables del fraude financiero del que fuiste víctima.

Con la ayuda de un abogado, debes presentar un escrito que incluya los siguientes requisitos:

  • Tribuna que recibe la querella
  • Información del querellante
  • Individualización del querellado (si se desconoce, se incorpora el término “quienes resulten responsables”)
  • Relato detallado de los hechos
  • Diligencias de investigación solicitadas
  • Firma del querellante

 

Una vez que presentes la querella, el juez de garantía evaluará tu solicitud. Si la acoge, entonces comienza un Juicio Oral.

¡Actúa rápido y protege tus fondos! 

 

Aún cuando se tomen todas las precauciones del caso, nadie está libre de ser víctima de un delito.

Por eso es tan importante que te informes bien sobre cuáles son tus derechos y deberes y qué hacer en caso de sufrir este imprevisto.

 

 
BCI

Guía para lograr estabilidad financiera

Con todas las oportunidades de crédito que hoy abundan en Chile, es muy importante informarnos para tomar decisiones que protejan nuestro bolsillo. Esta guía tiene información útil si buscas cómo lograr estabilidad financiera. 

Descarga tu copia

Déjanos tu comentario