Guía: Estudiantes universitarios y el mercado financiero

Ingresar a la Educación Superior te abre las puertas no sólo a tu futuro profesional, sino también a tu vida financiera.

Es durante este período cuando realmente comienzas a tomarle el peso a lo que los ingresos - y falta de ellos - puede provocar en tu vida personal y laboral.

Ahora es cuándo comienzas a construir quién quieres ser, en todo sentido. Así que te invitamos a poner la misma atención que dedicas a tus estudios para elaborar un plan financiero que siente las bases de tu futura situación económica.

En esta Guía para Estudiantes sobre el Mercado Financiero te explicamos cómo aprender a ahorrar, planificar y ser responsable con tu billetera. Así, cuando termines tus estudios, ya habrás aprobado lo básico que necesitas saber para enfrentar el mundo con estabilidad financiera.

l. El impacto personal, familiar y social de tus decisiones financieras

 

El impacto personal, familiar y social de tus decisiones financieras

Según el último informe PISA realizado en 2017, un 38% de los estudiantes chilenos no alcanza las competencias mínimas de finanzas personales para tomar decisiones financieras informadas y responsables.

En contraste, en el último Informe de Inclusión Financiera, realizado por la SBIF en 2016, los indicadores muestran un nivel de inclusión financiera del 98%, medido como el porcentaje de la población mayor o igual a 15 años que posee algún producto financiero (activo o pasivo).

Los productos financieros más usados son los asociados a la administración del efectivo y ahorro, (sobre 69% posee alguno de estos productos).

El riesgo está cuando la administración de finanzas personales se nos escapa de las manos.

 

Asumir la responsabilidad frente a malas decisiones financieras

¿Sabías que un 44% por ciento de los jóvenes chilenos no toma decisiones financieras racionales, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de La Frontera?

En base a este estudio, Marianela Denegri, directora del Centro de Excelencia en Psicología Económica y del Consumo (Cepec), señala que los resultados son preocupantes porque demuestran que hay un porcentaje de estos jóvenes, especialmente los de los segmentos socioeconómicos más vulnerables, que no poseen las competencias básicas para comprender el mundo financiero y, por lo tanto, no pueden tomar decisiones adecuadas.

Por esto, evadir nuestra propia responsabilidad en la toma de decisiones financieras es un grave error. No podremos saber en qué nos equivocamos y tampoco aprenderemos para que no vuelva a suceder.

El exceso de confianza de los jóvenes puede tener dos consecuencias principales. La primera: toman decisiones financieras equivocadas, apostando por supuestos que finalmente se traducen en falta de información ,y por ende, malos resultados, pérdidas o endeudamiento.

La segunda consecuencia es que al poseer diferentes productos bancarios, operan con una mayor frecuencia a la ideal.

El principal problema del exceso de confianza implica la sobrevaloración de los conocimientos o habilidades y por sobre todo, no aprender de los errores.

Como plantea el inversionista británico Anthony Bolton: “Cuando tienes éxito con una inversión, no debes creerte demasiado el cuento y pensar que todo lo que toques se convertirá en oro. Eso no sucederá”. 

3 consejos para tomar decisiones financieras acertadas

El principal problema surge cuando no tenemos los conocimientos necesarios al momento de hacer uso de las herramientas financieras, especialmente si optamos por pedir préstamos para acceder a bienes de alto valor.

Esto último se asocia al afán de querer comprar algo muy deseado y actuar más por las emociones que por razones.

Para evitar esto, a continuación te enseñamos las principales causas y soluciones para no caer en deudas por malas decisiones financieras.

1-. Ser humilde y valorar las diferentes opiniones: cuando llega la hora de buscar asesoría financiera, a veces los amigos y familiares nos pueden dar un buen consejo.

Valorar el consejo de nuestros seres queridos nos puede servir para tomar decisiones financiera de forma más inteligente.

Si las respuestas que recibimos nos guían hacia una misma dirección, entonces ya puedo tomar una decisión, pero si las opiniones son distintas, puedo buscar asesoría de alguna persona calificada y experta en el área de finanzas para que me ayude a evaluar los pros y contras de las diferentes alternativas.

Por eso también es importante leer, investigar y buscar diferentes fuentes de información acerca de un tema, comprender y anotar todas las palabras que no conozcamos.

2.- Saber diferenciar entre necesidades y deseos: el autor Philip Kotler define las necesidades como “una sensación de carencia de algo, un estado fisiológico o psicológico”.

Esta definición se interpreta con que las necesidades tienen mucho de subjetivo. No necesariamente son la carencia de algo, sino la “sensación de carencia” que puede ser completamente falsa.

Por lo mismo, al momento de querer obtener un bien o servicio debemos ser capaces de priorizar nuestro consumo entre algo que realmente necesitamos o no.

La tentación de comprar cosas que no son urgentes, y mucho menos necesarias, genera gastos inútiles que nos harán caer en errores financieros y, por sobre todo, endeudamientos.

3.- Pagar todo - o la mayoría-  de una sola vez:  la poca capacidad de los chilenos de poder ahorrar por querer comprar todo de inmediato a través de préstamos bancarios o créditos, es un error más común de lo que parece.

Una de las ventajas que se pierde por no ser capaces de ahorrar para comprar lo que se quiere, es quedar endeudado por no pagar todo o la mayor cantidad del valor del bien o servicio de una vez.

Por ejemplo, si quieres comprar un auto y no sabes cómo conseguir los recursos, lo más recomendable es ahorrar la mayor cantidad de dinero posible y luego ir pagando la deuda poco a poco con un crédito.

La diferencia de pedir un préstamo o crédito de consumo, es que al ahorrar la mayor cantidad y luego seguir pagando con crédito, será siempre más conveniente, porque luego irás pagando lo que falta con un crédito más bajo y, por ende, se pagarán menos intereses que es lo que un banco cobra cuando hace un préstamo. 

 

II. Cómo elegir tu primera tarjeta de crédito

 

Navimag Blogs (58)

 

El llamado “dinero plástico” genera la sensación de que no gastas. Sin embargo, debes recordar que tarde o temprano deberás cubrir el monto facturado.

Por eso, si decidiste tener tu primera tarjeta de crédito, es fundamental que tengas un consumo responsable. 

Las tarjetas de crédito permiten comprar cosas a las que no podríamos acceder pagando al contado. El sistema de pagar en cuotas (en algunos casos sin interés) o en una fecha posterior, puede ser una excelente alternativa. Además, la mayoría de las tarjetas entregan beneficios, descuentos y promociones.

Sin embargo, te recomendamos evaluar este punto detenidamente para que no te dejes llevar por el primer impulso.

También debemos tener cuidado de no utilizarla en forma desmedida para no desordenar nuestras finanzas. Prueba del alto nivel de endeudamiento en Chile son las cifras que entregó la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras: en 2017, hubo 4,47 millones de chilenos endeudados , un 2% más que el año anterior.

 ¿Cómo elegir tu primera tarjeta de crédito? Para que tomes buenas decisiones, estos consejos te ayudarán: 

1- Considera los intereses

Infórmate sobre los intereses que podrían aplicar tanto para compras en cuotas con interés como al usar la línea de crédito de la Tárjeta. Sin embargo las Tarjetas de Crédito pueden tener de forma promocional compras en cuotas a precio contado (sin intereses).

Por otro lado, para que no se generen intereses adicionales, el usuario tiene que pagar el monto facturado antes de la fecha de vencimiento.

2-Puntos, descuentos y promociones

En este ítem lo esencial es que analices si las promociones, beneficios o descuentos asociados son realmente útiles para ti. Puede que una promoción sea excelente, pero nunca la ocuparás. 

Elige la tarjeta que incluya beneficios que efectivamente uses. Por ejemplo, si no tienes ningún viaje en mente, no te dejes llevar por la acumulación de millas o puntos con este fin. En cambio, si vas constantemente al cine y hay una tarjeta que ofrece descuentos preferenciales, sería una buena opción para ti.

3- No olvides las comisiones

Las principales comisiones son las de manutención mensual y la semestral. La primera se cobra sólo si hay uso de la Tarjeta de Crédito durante el mes, y la segunda puede ser cero en algunos casos.

Asimismo, muchas tarjetas cobran comisiones por ciertos servicios. Por ejemplo, hacer adelantos en efectivo desde un cajero automático o hacer compras en el extranjero.

4-Cupo nacional y cupo internacional

¿Qué tan importante es el cupo para ti? ¿Con qué objetivo contrataste una tarjeta de crédito? Tal vez quieres hacer una gran compra y necesitas un gran cupo o te conformas con un pequeño monto para gastos especiales. 

La mayoría de las tarjetas ofrecer un cupo nacional e internacional. El cupo Nacional (en pesos) funciona de forma separada del internacional (en dólares).

En el caso que compres en el extranjero -físicamente o a través de páginas extranjeras- la adquisición se cargará a la línea internacional. Después de un plazo -determinado en tu contrato-, este monto se traspasa a la línea nacional con el precio del dólar del día estipulado por el banco. 

En la mayoría de los casos estos montos son extensibles. Recuerda hacer todas las preguntas pertinentes: plazo para pedir un aumento de cupo, requisitos, etc. 

5-Seguros asociados

En el caso de las Tarjetas de Crédito no existen cobros por seguros.

Si quieres contratar alguno, deberás comparar el precio y lo que cubre al asegurado.

Otro dato muy importante: averigua las opciones de seguros contra fraudes que entrega tu tarjeta. Nadie está libre de sufrir delitos con instrumentos financieros y es importante tener cobertura en estos casos.

 

III. Los pasos financieros para planificar tu viaje al extranjero

 

como-planificar-las-finanzas-de-un-viaje-al-extranjero

 

¡Llegó el momento de tomar vacaciones! Pero esta vez el viaje será en el extranjero, por lo que debes planificarte mejor.

Si no haces una correcta planificación financiera, lo más probable es que tus vacaciones se transformen en un gran problema más que en una grata experiencia.

 

Planificar los vuelos, traslados y alojamiento

Primero, vamos a hablar del transporte al destino escogido y la estadía en las ciudades o países que elegirás.

1.- Elegir fecha y día del vuelo principal: es primordial que decidas con anticipación en qué fecha viajarás. Lo más recomendable es que escojas un vuelo de ida y vuelta dentro de los días de la semana o domingos, ya que los precios de los pasajes son notoriamente más bajos al viajar un día de semana que un fin de semana. 

2.- Cotizar el pasaje más barato: cotiza bien qué empresa de buses o aerolínea tiene los pasajes más económicos dependiendo de la fecha en la que viajes (los pasajes a países de Europa por ejemplo, oscilan entre los $800.000 y $1.600.000 en temporada alta). 

Si tienes suerte y paciencia, podrías encontrar un itinerario directo a tu destino y evitar las molestas escalas que pueden hasta triplicar el tiempo de viaje. 

Por ejemplo, existen aplicaciones para el celular con las que puedes recibir alertas y notificaciones de bajas en los precios de los vuelos. 

3.- Método de pago del transporte principal: este punto dependerá de cuál sea tu destino. Si vas a viajar por Sudamérica, lo más probable es que el pasaje no sea extremadamente caro y, dependiendo de la situación, podrías, incluso, pagar al contado. 

En cambio, si el viaje es a un país de otro continente, lo más conveniente es que utilices la tarjeta de crédito. Para estos casos, cuando el gasto final es muy alto, conviene que compres en 6 o 12 cuotas e ir pagando mensualmente la deuda con los intereses correspondientes por cuota. 

Sin embargo, existen aerolíneas asociadas a las tarjetas de crédito que dan como opción comprar en cuotas sin interés. Por lo mismo elige bien y opta por comprar tu pasaje con la tarjeta de crédito de una entidad bancaria o casa comercial que tenga los mayores beneficios incluidos, como por ejemplo:

  • Seguros de viaje
  • Seguros de fraude
  • Seguro de salud

Ten en cuenta que todos estos seguros deben tener cobertura tanto nacional como internacional. 

También busca alternativas de pago cuyo costo no genere intereses o cobros muy altos por giros o compras en el extranjero.

4. Compra todo con anticipación: si vas a recorrer varios países, o a mover por varias ciudades dentro del país que elijas, lo más recomendable es que dejes comprados con anticipación los pasajes de los traslados o vuelos internos. Recuerda que en algunos países existen aerolíneas low cost.

De este modo, podrás encontrar precios de pasajes más económicos que si lo haces encima de la fecha o estando ya en el país que elegiste. 

Armar un itinerario de los vuelos o traslados, además de las hostales u hoteles donde te vas a hospedar, te permitirá viajar con más tranquilidad y organización, y por sobre todo, podrás ahorrar más.

 

Planificación financiera, documentos y conversiones

Una vez que tengas listos todos los documentos al día para tu viaje, deberás preocuparte del tema financiero. 

5.- La importancia del efectivo: es muy importante que tengas ahorros en efectivo para llevar a tu destino, aunque sea un poco, porque siempre es necesario al momento de tener que realizar traslados, como desde el aeropuerto al hotel.

Recuerda que es más conveniente hacer el cambio a la moneda correspondiente en tu país de residencia o en el país visitante, pero cotiza en varias casas de cambio. Además, es mejor cambiar tu dinero por euros o dólares porque los aceptan en todas partes.

Ten en cuenta que hacer cambios de dinero en el aeropuerto puede ser muy seguro y cómodo, pero también es el entorno donde más bajo puede ser el tipo de compra y más altas pueden ser las comisiones.

 6.- Contrata los seguros correspondientes: antes de contratar algún seguro, averigua si tu cuenta corriente o tarjeta de crédito ya tiene seguros asociados.

Existen diferentes tipos de seguros, pero uno de los más importantes al momento de viajar es el seguro anti fraude, que cubre el uso fraudulento de la tarjeta de crédito y no el robo o pérdida. 

Sin embargo, también hay seguros anti-robo, que cubre los gastos que se realicen con la tarjeta de crédito hasta 72 horas previas a la notificación del robo de la tarjeta, siempre y cuando se cumplan las condiciones exigidas por la entidad y se informe del robo de la tarjeta en la forma y el plazo correcto.

Hoy la mayoría de los bancos y casas comerciales ofrecen a sus clientes seguros asociados, no obstante en el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) aclara que estas pólizas funcionan como un complemento y no reemplazan las responsabilidades de las instituciones financieras. 

SIn embargo, para viajes al extranjero, siempre es importante tomar algún seguro adicional solo para la ocasión y cancelarlo luego del viaje.

Otro tipo de seguro que es muy importante tomar al momento de viajar es el seguro de accidentes en viajes, ya que cubre los accidentes y enfermedades que tanto el titular como su familia puedan sufrir.

Ojo que este seguro no es lo mismo que un seguro de viaje.

El seguro de viaje ofrece coberturas en caso de retrasos de vuelos o cancelaciones, y se puede completar con un seguro de daño o pérdida de equipaje. También es muy importante considerarlo. 

Antes de comprar un seguro, asegúrate de averiguar bien qué agencia de viajes, casa comercial o entidad bancaria ofrece los mejores beneficios y mayor cobertura en pesos chilenos. 

7.- Avisa que usarás las tarjetas en el extranjero: para tu seguridad preventiva, te recomendamos siempre informar el uso de tus tarjetas en el extranjero a tu banco o casa comercial. De esta manera evitarás que te bloqueen las tarjetas si ven que están siendo utilizadas en otros países sin previo aviso.

 

IV. Cómo identificar una estafa piramidal

 

pishing

Una estafa piramidal es aquella en la que no existe una actividad o inversión real que la sustente, ya que es una empresa, persona o grupo pequeño de personas que prometen altas ganancias a futuros inversores a cambio de que les presten su dinero. 

Siempre hay una persona que inicia la pirámide, que luego empieza a buscar otros interesados para obtener ganancias. La persona que comienza permite a los siguientes inversionistas obtener sus beneficios a cambio de que logren asociar a más personas a esta pirámide para crecer y obtener ganancias seguras “para todos”. 

Por lo general, cuando la pirámide está llegando a su límite y ya no hay más inversionistas que quieran ser parte, son las últimas personas de la pirámide quienes terminan perjudicadas. 

En definitiva, una estafa piramidal es una cadena de referidos o bola de nieve en la cual la confianza es el principal factor.

 

Consejos para identificar una estafa piramidal y no caer en el juego

Ahora que ya sabes en qué consisten las estafas piramidales, te ofrecemos estos consejos para que aprendas a reconocerlas.

1. Lazos cercanos y de confianza: una de las formas de identificar que se está a punto de caer en una estafa piramidal; cuando son los propios dueños del negocio quienes hacen el contacto directo con sus potenciales clientes o inversionistas, lo que busca generar una mayor sensación de seguridad y confianza.

2. No hay control ni fiscalización: en estas estafas no se entregan antecedentes formales de la conformación de la sociedad, ya que son entidades que no están sujetas a ningún tipo de fiscalización, como superintendencia u organismo del Estado que controle que se trate de negocios lícitos. 

Es importante tener claro que al tratarse de empresas que no son reguladas, la mayoría de ellas operan bajo el giro de sociedades de inversión, o de empresas de asesoría empresarial, por ende no están obligadas a tener ningún resguardo o control sobre las inversiones que manejan. 

Para verificar si una entidad o empresa que ofrece servicios financieros es legal, es importante ingresar a la página la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de Chile (SBIF) y consultar todas las entidades que están reguladas. 

3. Dinero fácil y rápido: una de las singularidades de este tipo de estafa es que prometen altas ganancias en poco tiempo, lo que genera a los primeros inversionistas de la pirámide una mayor sensación de seguridad y la posibilidad de incentivar a nuevos inversionistas de sus círculos cercanos para hacer crecer más la pirámide.

 4. No hay respaldo histórico y son poco transparentes: el promedio de rentabilidad que estas empresas ofrecen es alrededor de 40% anual. La clave para comprobar que se trata de una estafa es que nunca se mostrará ningún tipo de respaldo de dichas rentabilidades o se presentan resultados falsos.

Una forma de no caer en este tipo de estafas, es preguntando a la persona que lo contacta o ejecutivo de ventas que le ofrece ser parte de este negocio, si existe algún registro público de su estrategia de inversión, y de los resultados que ha obtenido en el tiempo.

Lo más probable es que no exista ningún registro público de sus retornos, y le dirá que su estrategia de inversión no puede ser divulgada porque “perdería la magia”.

Bonus: infórmate también de opiniones de la gente respecto a una entidad o servicio financiero irregular, ingresando a la sección de consulta de público general en la página de Servicio de Impuestos Internos (SII), que da cuenta de las irregularidades de carácter tributario que estas empresas puedan tener. 

 

¿Qué es el phishing y cómo protegerse de este fraude? 

¿Has escuchado los casos de emails o mensajes de texto enviados por una entidad bancaria informando que se realizó una transacción desconocida? 

Efectivamente, no se trata de un correo o SMS del banco real, son estafas para obtener claves de acceso y datos para robar las cuentas. 

Este método conocido como phishing, es utilizado por ciberdelincuentes para engañar a los usuarios con sus cuentas bancarias o de casas comerciales. Su objetivo es conseguir que revelen información personal, como contraseñas o datos de tarjetas de crédito y números de cuentas bancarias. 

Lo hacen por medio del envío de correos electrónicos falsos o dirigiendo a los usuarios a un sitio web falso. 

A continuación te explicamos cuatro simples formas de detectar si estás siendo víctima de phising: 

  1. El e-mail no está personalizado. Los e-mails enviados por tu banco por lo general van personalizados con tu nombre y apellido. En tanto, los e-mails falsos son genéricos.

  2. El e-mail pide datos personales. Los bancos no pueden pedir a sus clientes que entreguen sus datos personales bancarios como claves u otros mecanismos de identificación.

  3. El e-mail informa situaciones extrañas. Debes desconfiar de aquellos e-mails que informen cambios en tu cuenta, actualización de datos, cierre temporal o bloqueo.

  4. El sitio web del banco no tiene los requisitos mínimos. A hacer clic en el e-mail de tu banco, siempre irás a la página web oficial de éste, cuya URL comienza siempre con un https:// y va acompañada de un símbolo de candado al costado. En muchos casos de phishing, la dirección web está mal escrita o el dominio es diferente.

Junto con aprender a cómo detectar un potencial caso de phishing, sigue estos consejos sobre ciberseguridad que te ayudarán a mantener tus datos financieros protegidos:

  • No abrir enlaces a sitios web ni archivos adjuntos de correos electrónicos no solicitados.

  • Proteger contraseñas y no revelarlas a nadie.

  • No proporcionar información confidencial por telefono, en persona o por medio del correo electrónico.

  • Si no estás seguro de la URL, escríbela tú mismo en la barra del navegador y no en las páginas de buscadores.

  • Mantener actualizado el navegador y activa sistemas de seguridad.

Un falso ejecutivo se puede contactar contigo para que le entregues el número de tus tarjetas, claves de acceso personales o las claves dinámicas.

Recuerda que tu banco o casa comercial jamás te llamará o enviará correos electrónicos solicitando tus contraseñas y datos personales. Tampoco enviará links ni te avisará de bloqueos de cuentas desconocidos. Si tienes una mínima duda, llama directamente a tu banco para aclarar si se trata de información legítima o fraude.

 

V. Qué medidas tomar en caso de ser víctima de fraude financiero

fraude-financiero

Ser víctima de un fraude financiero puede tener un costo emocional y económico en tu persona.

Es un imprevisto ante el cual te puedes preparar incorporando en tus hábitos diarios mecanismos de cuidado y prevención para tus productos y servicios financieros. Pero siempre está la posibilidad de que ocurra ante el menor descuido.

Por eso, es recomendable que entiendas qué significa ser víctima de un fraude financiero y cuáles son los pasos a seguir para resolver este problema.  

 

¿Qué es fraude financiero? 

El fraude financiero es todo tipo de delito que afecta el patrimonio personal, empresarial, fiscal o del mercado de capitales, donde existe una sustracción maliciosa de estos fondos.

Estos incluyen: 

  • Fraude tradicional (estafa piramidal, créditos falsos, giro doloso de cheques, etc)
  • Clonación de tarjeta de crédito o débito
  • Abuso de firma en blanco u otras prácticas ilegales
  • Fraudes cibernéticos (phishing, smishing, spywares, fakewebs o troyanos, entre otros)

Un fraude financiero es un delito que infringe las leyes de Quiebras, Sociedades Anónimas, General de Bancos e Instituciones Financiera, Uso Fraudulento de Tarjetas de Crédito y Débito, de Informática, y al Código Tributario, dependiendo del caso.

 

¿Qué hacer si eres víctima de un fraude financiero?

Primero, debes conservar la calma. Este punto es importante, porque muchas personas desesperan cuando ven que su seguridad y derechos son infringidos. Segundo, pide ayuda.

Estos son los pasos que debes tomar:

 

Hacer denuncia en Fiscalía, Carabineros y/o Policía de Investigaciones (PDI)

El primer paso que debes dar es hacer una denuncia directamente en la oficina de la Fiscalía más cercana, o a través de una comisaría de Carabineros u oficina de la PDI. Estas instituciones de seguridad civil tienen brigadas o áreas especializadas en delitos económicos.

Trata de dejar la mayor cantidad de detalles posibles; desde la fecha en que notaste el fraude, los montos sustraídos, copias de mensajes o emails (en caso de cibercrimen), etc.

Una vez hecha la denuncia, recibirás copia del documento que deberás presentar a la institución bancaria correspondiente para que corrobores que sufriste un delito y para pedir una solución.

Informar a la institución financiera

En paralelo, debes reportar la sustracción o mal uso del dinero inmediatamente a tu banco u otra institución financiera donde ocurrió éste (cooperativa o casa comercial). Durante este procedimiento:
 

  • Bloquea los productos o servicios financieros que están siendo objeto de fraude.
  • Notifica a tu ejecutivo/a de cuentas sobre la situación vía email o teléfono.

Por eso siempre ten a mano el fono de Emergencias Bancarias que tu entidad dispone para este tipo de casos. Por lo general el sistema de denuncias le asigna un número a tu caso para que le hagas seguimiento.

Una vez que informes a la institución, debes solicitar formalmente la devolución del dinero sustraído bajo este lícito, entregando todos los antecedentes que confirmen que no estabas al tanto del delito, entre ellos el documento que te entregó Carabineros o la PDI.

En el caso de que tu institución financiera no entregue una solución o respuesta satisfactoria, puedes llevar tu caso al Servicio Nacional del Consumidor o ante Tribunales, siguiendo los mismos pasos que un reclamo por un mal producto o servicio.

Presentar una demanda

La vía judicial puede ser una alternativa si el banco o el Sernac no solucionan tu problema satisfactoriamente.

En este caso, debes presentar una querella criminal en un juzgado de garantía local contra quienes resulten responsables del fraude financiero del que fuiste víctima.

Con la ayuda de un abogado, debes presentar un escrito que incluya los siguientes requisitos:
 

  • Tribuna que recibe la querella
  • Información del querellante
  • Individualización del querellado (si se desconoce, se incorpora el término “quienes resulten responsables”)
  • Relato detallado de los hechos
  • Diligencias de investigación solicitadas
  • Firma del querellante

Una vez que presentes la querella, el juez de garantía evaluará tu solicitud. Si la acoge, entonces comienza un Juicio Oral.

Aún cuando se tomen todas las precauciones del caso, nadie está libre de ser víctima de un delito.

Por eso es tan importante que te informes bien sobre cuáles son tus derechos y deberes y qué hacer en caso de sufrir este imprevisto.

 

VI. Cómo administrar tus primeros sueldos

como-administrar-los-primeros-sueldos

Recibir un ingreso estable por primera vez es la mejor oportunidad para crear hábitos de planificación financiera y ahorro. 

Es también un excelente punto de partida para acostumbrarse a administrar el dinero de forma responsable. 

Si por primera vez vas a recibir un sueldo mensual, debes aprender a administrarlo desde el comienzo. No te mal acostumbres a gastarlo en caprichos y cosas que no necesitas, porque no será un escenario real por mucho tiempo. Tarde o temprano tendrás que costear gastos y resguardar para los momentos en que tus finanzas se contraigan.

Al manejar tu dinero ordenadamente también tendrás espacio para ciertos gustitos y escapadas. Respira tranquilo, ser planificado no significa que tienes que olvidarte de las salidas a comer o ir de compras. 

Aquí te damos algunos tips básicos para iniciar tu vida financiera de la mejor manera desde tu primer sueldo. 

 

1. Hacer una lista de gastos

Cuando empieces a recibir un sueldo fijo, probablemente también asumirás nuevas responsabilidades económicas como pagar un porcentaje de los gastos generados en la casa donde vives, comprar un auto, pagar tus estudios o independizarte.

Cualquiera sea el tema que tengas en mente cubrir, el primer paso será la planificación. Lo más simple es que hagas una lista que considere punto a punto todo lo que debes pagar de manera mensual; incluye gastos fijos como la cuenta de tu celular o el dinero que necesitarás para movilizarte.

En síntesis, el primer objetivo que debe cumplir tu sueldo es cubrir la totalidad de esta suma. Una vez que hayas pagado todos estos gastos, podrás disponer del dinero restante.

2. Crear un fondo de emergencia

Ante cualquier imprevisto, lo ideal es contar con un fondo de emergencia que te permita enfrentar cualquier problema con comodidad. De esta manera, no tendrás que tocar tus ahorros o generar un terremoto en tus finanzas personales; la reparación del auto o algún examen médico podrían estar considerados en este ítem.

Este fondo te resguardará de cualquier desajuste. Recuerda que nadie está libre de sufrir un accidente o necesitar de algún arreglo en su casa. Estos eventos, son inesperados y por lo general no dan tiempo de reacción.

En este listado de consejos financieros que deberías poner en práctica antes de cumplir 30, el fondo de emergencia ocupa el segundo lugar.

3. Empezar a ahorrar

Nunca es demasiado pronto para empezar a ahorrar. Sobre todo, si se trata de crear un hábito. Debes aprender a fijar objetivos y no gastar el dinero sin límites ni conciencia. Hay muchas metas que puedes considerar en esta etapa: un posgrado, un viaje, incluso la vejez. En el blog “Todo parte por preguntarte: ¿para qué quiero dinero?” podrás encontrar tips y recomendaciones para aprender ahorrar.

4. Evitar endeudarse hasta tener estabilidad laboral

Uno de los principales errores de quienes inician su vida financiera es tentarse con cosas a las que antes no podían acceder.

Pero antes de asumir grandes gastos, lo primero es tener claro que puedes pagarlos.

Si pides un crédito, tienes que estar seguro que podrás cubrir todas las cuotas pactadas. Asimismo, considera que pueden surgir otros gastos urgentes en el camino que también tendrás que pagar.

Recuerda que pedir un préstamo es una decisión importante que debes tomar con conciencia.

 

Conclusión 

 

Sea todavía estudias o estés por empezar tu vida laboral, todavía estás a tiempo de sentar las bases de lo que será tu vida financiera.

Y así como te preocupa construir un futuro laboral estudiando una carrera, debes poner el mismo cuidado aprendiendo todo lo que necesitas sobre cómo proteger tus ingresos y ahorros de forma responsable. 

Tu futura situación económica dependerá de cuán bien te prepares. Éste es el momento para que te acostumbres a ser quien quieres ser. Aprende a ahorrar, a planificar y ser responsable con tu billetera para estar tranquilo desde ya.