Resuelve tus dudas financieras
Vivir

Ahorra luz siguiendo estos 3 consejos

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Si te preocupa el mayor uso que haces de servicios básicos como la electricidad, ya que pasas más tiempo en casa en la nueva realidad, en este blog te damos algunos tips que te ayudarán a mantener a raya tu próxima cuenta de la luz.

Es posible que hoy tu núcleo familiar permanezca más tiempo en casa que antes, ante la nueva realidad post pandemia, y en consecuencia consume más agua, gas y electricidad.

Si te preocupa ser eficiente energéticamente en estos momentos, acá te entregamos 3 consejos para que el gasto en luz no desequilibre tu presupuesto familiar:

1. Verifica la aislación térmica de tu vivienda

Según la Agencia de Sostenibilidad Energética, en una casa promedio en Chile (77 mts2), el 56% de consumo de energía al año es destinada a calefacción, porcentaje que bordea los $200.000 en período invernal.

Dado que actualmente están bajando las temperaturas y es factible que ya comiences a usar calefacción, incluso más horas que años anteriores, es recomendable que controles tu consumo con las siguientes acciones:

  • Identifica posibles filtraciones de aire en tu casa y, mediante cintas aislantes, sella puertas y/o ventajas. Así, mejorarás el sistema de aislamiento y mitigarás la pérdida de calor.
  • Mantén una temperatura constante en la casa de entre 18 y 22 grados Celsius.
  • Evita subir la calefacción al máximo, porque aumentará notablemente el consumo, incrementando tu factura de luz entre un 5% y un 10%.
  • Una hora antes de acostarte apaga o baja la calefacción y cierra puertas y ventajas para que tu casa se mantenga temperada.

2. Aprovecha la luz natural

Una de tus mejores aliadas es la luz natural para mantener el uso de la electricidad bajo control. Con esta evitas prender luces hasta que sea realmente necesario.

Ayúdate de la siguiente manera:

  • Si trabajas remoto, ubícate en alguna zona de tu casa que tenga buena iluminación durante el día, de esa manera usarás la luz eléctrica solo cuando oscurezca.
  • Ventila en la mañana y abre aquellas ventanas por las que entra iluminación y calor, así también ahorrarás en calefacción.
  • No obstaculices las entradas de iluminación con muebles u otros objetos que impidan el traspaso de luz.

3. Usa de manera eficiente los aparatos eléctricos y electrónicos

Sabiendo que la mayoría de los hogares cuenta con aparatos eléctricos y electrónicos, Saesa, empresa de generación, transmisión y distribución de electricidad, da estas recomendaciones de cómo se deberían utilizar los electrodomésticos para ahorrar hasta un 5% al mes en luz:

  • Televisión, radio o equipos a control remoto: Al estar apagados pero enchufados, o en modo stand by, estos aparatos siguen consumiendo energía, por así que desenchúfalos una vez que los dejes de usar.
  • Lavadora: Utiliza la carga completa haciendo uso eficiente de agua y electricidad.
  • Refrigerador: No lo abras y cierres innecesariamente. Mientras más tiempo lo abras, más temperatura perderá y, por lo mismo, gastará más energía en volver a su temperatura óptima.
  • Hervidor eléctrico: Trata de hervir la mayor cantidad de agua y pasarla a un termo, así evitas volver a encenderlo cuando necesites agua caliente.
  • Plancha: Reúne la mayor cantidad de ropa para planchar de una sola vez, de esta manera, el artefacto no tendrá que estar constantemente gastando energía para llegar al nivel que se necesita para dejar la ropa sin arrugas.
  • Ampolletas: Ideal cambiarlas por unas ampolletas LED o de eficiencia energética. El costo que hoy tengas a la larga te traerá ahorro en tu factura de luz.
  • Computador: Cuando almuerces o tomes un descanso, recuerda poner tu PC en modo suspensión o hibernación, forma de reducir el consumo de energía en reposo. Si no lo estás usando, es mejor que lo apagues.

¡Comienza hoy a ahorrar en tu cuenta de la luz!

Ahora que pasas más tiempo en la casa, es importante que veas bien cómo iluminas tu hogar y en qué gastas más energía, y luego evalúes pequeñas y grandes acciones que te ayuden a controlar tu gasto en electricidad.

Entre ellas, aislar tu casa del frío, aprovechar la luz natural, y usar de manera eficiente tus aparatos electrónicos. Todo suma cuando se trata de reducir su consumo.

 

¡Quiero saber más!

Déjanos tu comentario