Resuelve tus dudas financieras
Alivio

Acreencias bancarias: ¿qué son, por qué importan y cómo cobrarlas?

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

¿Sabías que si dejas dinero olvidado en el banco después de ciertos años, ya no podrás recuperarlo? Así es, aunque sea tuyo, si no lo cobras a tiempo podrías perderlo. A estos montos se les denomina acreencias bancarias y para que sepas si cuentas con ellas y sobre todo, el proceso para cobrarlas dentro del plazo establecido, revisa este blog.

Tan solo este 2021 se dieron a conocer 166.774 acreencias sujetas a caducidad, que suman más de $70 mil millones en 14 instituciones financieras, según destaca la nota de Chócale. Así que si no quieres ser parte de las estadísticas y perder estos fondos por desconocimiento, vale la pena que te informes sobre la manera de recuperarlos en tiempo y forma.

¿Qué son las acreencias bancarias?

Tal y como explica el portal de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (CONADECUS), básicamente son sumas de dinero que permanecen depositados en una entidad bancaria y cuyos dueños no han reclamado.

En este caso, si el titular no cobra estos fondos después de 3 años desde que el banco informa de su existencia (realiza una lista en el mes de enero de cada año y se publica en marzo), los pierde, porque la institución financiera los entrega al Fisco.

Por esto mismo debes tener presente que:

  • Es dinero que después de 2 años en un depósito, captación o cualquier otra acreencia a favor de terceros, no se ha movido ni ha sido cobrado.
  • Los montos mayores a 5 UF que están esperando ser retirados se publican en el Diario Oficial. 
  • Los montos entre 1 y 5 UF que están disponibles para cobrarse se consultan directamente en cada entidad bancaria.
  • Los datos que se publican para dar a conocer quién tiene acreencias son: primer nombre y el apellido del acreedor.
  • El mismo dueño puede cobrar sus montos con su cédula de identidad.
  • El titular no necesita un abogado para hacer el cobro (solo en caso de que no lo sea se sigue un proceso en tribunales).


Adicional a esto, es necesario saber que existen excepciones. La página oficial de Chile Atiende establece que las acreencias bancarias no son aplicables a:

  • Depósitos y captaciones a plazo indefinido o con cláusulas de renovación automáticas.
  • Boletas o depósitos de garantía.
  • Sumas recibidas por cheques viajeros.
  • Casos en que existe retención, prenda o embargo sobre el dinero.

 

¿Cómo saber si tengo acreencias bancarias?

Para consultar si se tienen montos superiores a 5 UF pendientes de cobro en alguna institución financiera, existen 3 alternativas gratuitas:

Vía online:

  1. Acceder al sitio web de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).
  2. Dirigirse a la sección de “Consultas”.
  3. Hacer clic en la opción “Información de Acreencias - Sujetas a caducidad”.
  4. Ingresar a la sección “Buscador de Acreencias Bancarias”.
  5. Una vez dentro, escribir nombre completo y dar clic en “No soy un robot”.
  6. Iniciar la búsqueda en "Buscar acreencias".

 

Vía presencial:

  1. Ir a una de las oficinas de Chile Atiende.
  2. Explicar el motivo de la visita: consultar por acreencias bancarias.

 

Vía telefónica:

  1. Llamar al call center de ChileAtiende 101.
  2. Solicitar consultar las acreencias bancarias.

 

¿Cómo recuperar mis depósitos olvidados en el banco?

La información que se muestra y da a conocer en las consultas anteriores es: si se tiene alguna acreencia superior a 5 UF, en qué moneda está y en qué banco se puede retirar. Así que en caso de recibir respuesta afirmativa, lo que sigue es acercarse de manera personal al banco respectivo con una cédula de identidad para realizar el cobro.

Asimismo, también se puede consultar la existencia de acreencias entre 1 UF y 5 UF, solo que esto te recordamos que es directamente con la entidad financiera.

¡No pierdas tu dinero, mejor retíralo a tiempo!

Como ves, es posible que tengas dinero disponible en tu banco y aún no lo sepas, así que ahora que ya conoces cómo salir de esta duda, y sobre todo, proceder con el cobro en caso de que tengas este recurso, no dejes pasar más tiempo y mejor recógelo pronto. Sea mucho o poco, este dinero te pertenece y mereces aprovecharlo para lo que necesites.

 

Aprende a organizar tus finanzas personales

Déjanos tu comentario