Resuelve tus dudas financieras
Vivir

¿Por qué pagas IVA?

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Pagas IVA la mayor parte de las veces que adquieres un producto o contratas un servicio, ¿pero sabes por qué? Sigue leyendo este artículo para aprender cómo funciona este impuesto que impacta a los consumidores finales. 

A diferencia de otros impuestos que debes pagar anual o trimestralmente, pagas el Impuesto a las Ventas y Servicios (IVA) en el momento en que realizas una transacción gravada por este. 

Este impuesto se traslada en cada etapa de la comercialización del bien o servicio desde el productor hasta el consumidor final, es decir, hasta ti, en el momento en que realizas la compra o contratación.

Actualmente, la tasa vigente del IVA es del 19%, lo que quiere decir que, sobre el monto del precio neto pactado con el vendedor o prestador del servicio, se agrega el 19% del valor, según explica el Diccionario Básico Tributario Contable del Servicio de Impuesto Internos. 

Por ejemplo, si una prenda de vestir tiene un precio neto establecido de CLP 26.000, al sumar a esta cantidad el 19% (CLP 4.940), terminas pagando CLP 30.940. 

Ahora bien, es obligación del vendedor contemplar cualquier interés o gasto relacionado con el financiamiento de ventas a plazos antes de establecer el precio de su producto o servicio, según explica el informe “Aspectos básicos del Impuesto al Valor Agregado (IVA)” elaborado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.

Principales Características del IVA en Chile

 

Pocas exenciones

Por regla general, el IVA grava prácticamente a todas las ventas de bienes o prestaciones de servicios, sin perjuicio de la obligación de estos en cuanto a la emisión del respectivo documento tributario, siendo una de sus pocas excepciones los artículos que se exportan (y que por lo mismo no te afectan a ti).

 

Impuesto indirecto

A diferencia de los impuestos directos, como el Impuesto de Operación de Renta, que son los que pagas como parte de tus declaraciones en los tiempos estipulados por la ley, el IVA forma parte de los impuestos indirectos que pagas cuando gastas en un bien o servicio.

Además del IVA, otros impuestos indirectos incluyen: 

  • Impuesto a Productos Suntuarios.
  • Impuesto a bebidas alcohólicas, analcohólicas y similares.
  • Impuesto a los tabacos.
  • Impuesto a los combustibles.
  • Impuesto a los Actos Jurídicos (timbres y estampillas).
  • Impuesto al Comercio Exterior.

Grava el consumo

Como hemos explicado ya, el IVA afecta al consumidor final, independientemente de su capacidad económica, pues la tarifa impuesta por el productor, comerciante o prestador de servicio no toma en cuenta la riqueza del consumidor.

 

Es un impuesto de retención

Los comerciantes, al emitir su boleta o factura, cobran el IVA para retenerlo y entregarlo al SII en sus declaraciones.

 

¿Para qué pagas el IVA?

Una vez que realizas una compra gravada con IVA, el vendedor tiene la obligación de declarar la venta para que el dinero llegue a las arcas estatales.

Todo el dinero recaudado a través de este impuesto, que es el más común y con el que el Estado obtiene gran parte de sus recursos, sirve para implementar los programas gubernamentales y ejecutar políticas sociales, económicas y culturales. 

Aprende más sobre educación fiscal con nuestra Guía sobre Impuestos.

Cumplir te beneficia

El pago del IVA es una obligación para todos los consumidores y se genera en el momento en que se realiza una transacción económica para adquirir un bien o servicio.

Forma parte de los denominados impuestos indirectos, y son los instrumentos que ayudan al Estado a recaudar dinero, a través de los contribuyentes, para poder desarrollar todas las políticas que finalmente te benefician.

 

Estabilidad Financiera 3

Déjanos tu comentario