Resuelve tus dudas financieras
Mi Empresa

Los tipos de sociedades que puedes formar en Chile y sus principales características

Publicado por Germán de Con Letra Grande

Germán es especialista en emprendimiento y finanzas para PYMEs.

¿Quieres formar tu propia empresa? Es un gran paso el que estás por dar, así que debes asegurarte de elegir el tipo de sociedad que mejor se acomoda a tu futuro negocio.

 

En Chile existen diferentes formatos de empresas y para constituirlas debes cumplir ciertos requisitos. 

El primero y más importante: su personalidad. 

Por personalidad no hablamos de su carácter o valor, sino a su reconocimiento ante la ley. La personalidad es un sujeto de derecho y obligaciones. 

Es así que en Chile puedes formar una empresa bajo dos tipos de personalidades: 

  • Persona natural (individuo).
  • Persona jurídica (sociedad).

 

¿Cuál es la principal diferencia entre una sociedad como persona natural y una empresa como persona jurídica? 

Son varias las distinciones, entre ellas el régimen tributario que regula a cada una de estas personalidades, así como otros aspectos legales.

No obstante, la principal diferencia es económica.

 

A continuación te entregamos mayores detalles sobre cada una de las alternativas que tienes bajo ambas personalidades: 

PERSONA NATURAL

  

Empresa Individual o Unipersonal

En Chile, toda persona natural que realice actividades lícitas en el área industrial o mercantil, puede ser una micro o pequeña empresa (Mipyme). Es el tipo de empresa más común en el país, según el Servicio de Impuestos Internos (SII), aunque tiene sus pros y contras.

Como creador de esta sociedad, respaldarás tu empresa con todo tu patrimonio personal y serás responsable legalmente de toda las obligaciones y deberes del negocio.

Una Empresa Unipersonal se destaca por:

  • Serás una empresa individual o unipersonal.
  • Tributarás como Primera Categoría en base a rentas efectivas.
  • Tu responsabilidad será ilimitada.

 

Microempresa Familiar 

Desde el almacén de la esquina hasta el taller de artesanía o las clases particulares de inglés, todo cabe bajo este formato de empresa.

A diferencia de la Empresa Unipersonal, más de una persona natural pueden constituir una microempresa familiar (MEF).

Su particularidad radica en que comprende toda aquella prestación de servicios o producción de bienes que usa el domicilio particular como sede del negocio.

Como MEF, tu empresa tendrá estos atributos:

  • Tú debes ser el legítimo ocupante de la casa (sea propia, arrendada, cedida).
  • La actividad debe ser legítima y que no sea contaminante, peligrosa o molesta.
  • Pueden trabajar hasta 5 personas ajenas a la familia directa de la persona natural.
  • El capital inicial efectivo -sin considerar el valor de la casa- no puede exceder las 1.000 UF
  • Tributas como Primera Categoría.

 

EIRL

Toda persona natural en Chile puede establecer una Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL). Es también otro de los formatos favoritos de Mipymes y Pymes que recién comienzan.

A diferencia de las primeras dos alternativas, al formar una EIRL tu empresa adquiere personalidad jurídica. Es decir, funcionan dos personalidades a la par; la tuya como persona natural y la de la empresa.

El capital inicial y patrimonio del negocio, así como el cumplimiento de las obligaciones legales y crediticias quedan bajo responsabilidad de la empresa.

Como EIRL, tu empresa tendrá las siguientes características:

 

 

PERSONALIDAD JURÍDICA 

 

Sociedad Colectiva Comercial

Es una de las formas societarias más antiguas del mundo (herencia de la Edad Media). Las Entre sus principales características están:

  • A partir de dos socios.
  • Los mismos socios la administran, o bien un tercero mediante poder notarial.
  • Responsabilidad ilimitada, por ende los socios responden por igual y con el patrimonio de la empresa y personal.


Sociedad de Responsabilidad Limitada

Es el formato con personalidad jurídica favorito de Pymes y Mipymes, porque es flexible y porque permite hacer diferencias entre los socios. Entre sus principales características están: 

  • Mínimo dos y máximo 50 socios.
  • Las decisiones se toman por unanimidad.
  • Socios responden según el capital social que aportaron.
  • Tributa como Primera Categoría.

 

Sociedad en Comandita

En esta estructura societaria, los socios pueden ser activos (administrar) y/o pasivos (sólo aportar capital); estos últimos son denominados comanditarios. A través de esta sociedad los socios también pueden emitir acciones. Se distingue por:
 

  • Los socios comanditarios no aparecen en la razón social de la empresa.
  • Responsabilidad limitada de los comanditarios.
  • Socio activo responde ilimitadamente.
  • Tributa como Primera Categoría.

 

Sociedad Anónima

Es el cuarto tipo de empresa preferido por las Pymes y la primera opción de grandes empresas. Esto se debe a que los derechos de los socios están representados por acciones, no mediante el capital inicial aportado. Y su administración responde a un Directorio y a una Junta de Accionistas.

Por ende, para una micro, pequeña y mediana empresa, quizás este formato le queda “algo grande”. Sus particularidades incluyen: 

  • Puede ser comercial, civil o ambas.
  • Está constituido por accionistas.
  • Puede ser abierta o cerrada.
  • Tributa como Primera Categoría.

 

Sociedad por Acciones (SpA) 

Es una personalidad jurídica que crean uno o más socios cuya participación en el capital es representada por acciones. Surgió como una alternativa más simple que las sociedades anónimas y más flexible que la SRL.

Entre sus propiedades destacan:

  • Las decisiones se toman en juntas de accionistas.
  • Las acciones pueden tener derecho a un voto de forma parcial o total, derecho a más de un voto, o sin derecho a voto.
  • Los conflictos se solucionan mediante arbitraje.
  • Tributan como Primera Categoría.

 

Conclusión

 

Es necesario que estudies bien las características de cada tipo de empresa antes de decidir cuál es el formato que mejor se adapta a tu negocio. 

Por ello es importante que tu plan de negocios considere la estructura que tendrá la empresa al comenzar y los potenciales cambios societarios que podría haber más adelante, dependiendo del futuro crecimiento, ingreso de nuevos socios, aportes de capital, etc. 

Déjanos tu comentario