Resuelve tus dudas financieras
Mi Empresa

6 beneficios de incorporar un CRM en tu negocio

Publicado por Francisco de Con Letra Grande

Francisco es experto en ahorro, endeudamiento, consumo y tarjetas de crédito.

Los consumidores actuales evolucionan de la mano de los avances de la tecnología y la presencia de Internet en todos los aspectos de la vida.

Hoy, ellos están más informados que nunca y deciden cuándo y cómo adoptar soluciones para sus necesidades con tan solo un par de clics desde su computadora o móvil. ¿Qué hace tu empresa para seguirles el ritmo?

Lee este blog y descubre cómo una plataforma CRM es la herramienta que sitúa a tus clientes y prospectos en el centro de tus estrategias, y agrega valor a tu negocio.

¿Qué es un CRM?

CRM es el acrónimo en inglés que corresponde a Customer Relationship Management o Gestor de las Relaciones con los Clientes, en español.

¿Cómo funciona? Es una plataforma de trabajo que concentra, organiza y mide toda la información que los equipos de Marketing, Ventas y Servicio al cliente, así como los diferentes canales que dispone tu marca para entrar en contacto con los consumidores, obtienen en cada interacción con ellos.

Como te puedes imaginar, esta herramienta digital ofrece múltiples beneficios para los negocios que la incorporan en sus procesos. A continuación, te detallamos cuáles son sus principales ventajas.

 

1. Reúnes todo el conocimiento que tienes de tus clientes en un solo lugar

¿A dónde se va la información que obtienes cuando un prospecto o cliente entra en contacto con tu marca? ¿Quiénes en tu equipo de colaboradores la aprovechan? ¿Cómo la utilizan?

Un CRM da respuesta a estas preguntas, y más. Toda la información que obtienes en llamadas, reuniones, emails, ventas, reclamaciones, etc. queda registrada en tiempo real, centralizada, y accesible para los usuarios de tu organización.

Además, integra el sistema con otras herramientas -como tus redes sociales, por ejemplo- para que obtengas registro de los puntos de contacto entre los consumidores y tu marca, aunque no exista una interacción directa con tus equipos de ventas y servicio al cliente.

 

2. Mejora la experiencia del cliente

Aquí la palabra clave es personalización. Porque cuando tienes todo este conocimiento de tus clientes eres capaz de segmentarlos según los criterios que tú decidas. De esta forma, tus acciones son más eficientes, pues las encaminas a resolver necesidades más específicas y ofrecer un servicio personalizado, algo que hoy es más importante que el producto o servicio.

De hecho, 49 % de los consumidores adquieren un producto que no pensaban comprar después de recibir una recomendación personalizada por una marca, según explica el sitio web empresarial Intrado.

 

3. Automatiza procesos

Un sistema CRM permite que tus colaboradores inviertan menos tiempo y recursos enviando correos o haciendo llamadas en frío, pues con la información que concentra califica a tus prospectos de manera automática y permite que los equipos de Marketing, Ventas y Servicio al cliente desarrollen planes estratégicos para mejorar la experiencia del cliente.

En suma, automatiza tareas operativas o administrativas, mecánicas y constantes en el tiempo, para que tus colaboradores se dediquen a generar y ofrecer valor a las personas.

 

4. Fomenta la colaboración

Con un CRM se acaban los esfuerzos aislados. El CRM permite que los colaboradores, independientemente del área donde trabajen, accedan a información actualizada de los prospectos.

De esta forma, los usuarios con acceso al sistema conocen el historial de las interacciones que los clientes tuvieron en el pasado con la marca y son capaces de desarrollar estrategias conjuntas para ofrecer al prospecto la solución o recurso que necesita según la etapa del ciclo de compra en la que esté.

 

5. Facilidad de uso

Este tipo de sistemas son diseñados para que los ocupe todo colaborador, sea o no un nativo digital. Por lo tanto, además de una capacitación inicial para sacar el máximo provecho de sus funciones, no requieren mayor conocimiento técnico.

A su vez, hay sistemas CRM de licencia on-premise, o de escritorio, es decir, son instalados directamente en las computadoras), y están aquellos que operan desde la nube, que los hace más accesibles, pues permiten que los usuarios trabajen con ellos incluso desde sus celulares.

Es más, el CRM en la nube, por sus características; 87% de los negocios optan por un CRM basado en la nube, según la plataforma de CRM Super Office.

 

6. Aumenta las ventas

Finalmente, el principal beneficio que cualquier tipo de herramienta tecnológica debe aportar a un negocio es aumentar las ventas.

Esto es precisamente lo que sucede cuando incorporas un CRM en tus procesos: 75% de los gerentes de ventas afirma que usar un sistema CRM impulsa y aumenta las ventas, informa Cloudswave.

 

Aprovecha las ventajas de enfocar tu estrategia en tus clientes

Incorpora en tu organización un sistema CRM y lleva a la práctica colocar a tus clientes en el centro de tus estrategias de Marketing, Ventas y Servicio al cliente.

Los beneficios son múltiples: clientes satisfechos y leales a tu marca, equipos de trabajo alineados y un empuje en tus ventas.

Guía Cómo evitar el valle de la muerte en el emprendimiento

Déjanos tu comentario