Resuelve tus dudas financieras
Alivio

Las claves para identificar una estafa piramidal y cómo protegerse del phishing

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Una estafa piramidal es aquella en la que no existe una actividad o inversión real que la sustente, ya que es una empresa, persona o grupo pequeño de personas que prometen altas ganancias a futuros inversores a cambio de que les presten su dinero.

 

Siempre hay una persona que inicia la pirámide, que luego empieza a buscar otros interesados para obtener ganancias. La persona que comienza, le permite a los siguientes inversionistas obtener sus beneficios a cambio de que logren asociar a más personas a esta pirámide para ir creciendo y obteniendo ganancias seguras “para todos”.

 

Por lo general, cuando la pirámide está llegando a su límite y ya no hay más inversionistas que quieran ser parte, son las últimas personas de la pirámide quienes terminan perjudicadas.

 

En definitiva, una estafa piramidal es una especie de cadena de referidos o bola de nieve en la que la confianza es el principal factor.

 

Consejos para identificar una estafa piramidal y no caer en el juego

 

Ahora que ya sabes en qué consisten las estafas piramidales, te ofrecemos estos consejos para que aprendas a reconocerlas.

 

1. Lazos cercanos y de confianza: una de las formas de identificar que se está a punto de caer en una estafa piramidal, es cuando son los propios dueños del negocio quienes hacen el contacto directo con sus potenciales clientes o inversionistas, lo que busca generar una mayor sensación de seguridad y confianza.

 

2. No existe control ni fiscalización: en estas estafas no se entregan antecedentes formales de la conformación de la sociedad, ya que son entidades que no están sujetas a ningún tipo de fiscalización, como superintendencia u órgano del Estado que controle que se trate de negocios lícitos.

 

 

Es importante tener claro que al tratarse de empresas que no son reguladas, la mayoría de ellas operan bajo el giro de sociedades de inversión, o de empresas de asesoría empresarial, y por lo tanto, no están obligadas a tener ningún resguardo o control sobre las inversiones que manejan.

 

Para verificar si una entidad o empresa que ofrece servicios financieros es legal, es importante ingresar a la página la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras Chile (SBIF) y consultar todas las entidades que están reguladas.

 

3. Dinero fácil y rápido: una de las singularidades de este tipo de estafa es que prometen altas ganancias en poco tiempo, lo que genera a los primeros inversionistas de la pirámide una mayor sensación de seguridad y la posibilidad de incentivar a nuevos inversionistas de sus círculos cercanos para hacer crecer más la pirámide.

 

4. No hay respaldo histórico y son poco transparentes: el promedio de rentabilidad que estas empresas ofrecen es alrededor de 40% anual. La clave para comprobar que se trata de una estafa es que nunca se mostrará ningún tipo de respaldo de dichas rentabilidades o se presentan resultados falsos.

 

Una forma de no caer en este tipo de estafas, es preguntando a la persona que lo contacta o ejecutivo de ventas que le ofrece ser parte de este negocio, si existe algún registro público de su estrategia de inversión, y de los resultados que ha obtenido en el tiempo.

 

Lo más probable es que no exista ningún registro público de sus retornos, y le dirá que su estrategia de inversión no puede ser divulgada porque “perdería la magia”.

 

Bonus: infórmate también de las opiniones de la gente respecto a una entidad o servicio financiero irregular, ingresando a la sección de consulta de público general en la página de Servicio de Impuestos Internos (SII), que da cuenta de las irregularidades de carácter tributario que estas empresas puedan tener.

 

 

¿Qué es el phishing y cómo protegerse de este fraude?

 

¿Has escuchado los casos de emails o mensajes de texto enviados por una entidad bancaria informando que se realizó una transacción desconocida?

 

Efectivamente, no se trata de un correo o SMS del banco real, son estafas para obtener claves de acceso y datos para robar las cuentas.

 

Este método conocido como phishing, es utilizado por ciberdelincuentes para engañar a los usuarios con sus cuentas bancarias o de casas comerciales. Su objetivo es conseguir que revelen información personal, como contraseñas o datos de tarjetas de crédito y números de cuentas bancarias.

 

Lo hacen por medio del envío de correos electrónicos falsos o dirigiendo a los usuarios a un sitio web falso.

 

A continuación te explicamos cuatro simples formas de detectar si estás siendo víctima de phising:

 

  1. El e-mail no está personalizado. Los e-mails enviados por tu banco por lo general van personalizados con tu nombre y apellido. En tanto, los e-mails falsos son genéricos.
  2. El e-mail pide datos personales. Los bancos no pueden pedir a sus clientes que entreguen sus datos personales bancarios como claves u otros mecanismos de identificación.
  3. El e-mail informa situaciones extrañas. Debes desconfiar de aquellos e-mails que informen cambios en tu cuenta, actualización de datos, cierre temporal o bloqueo.
  4. El sitio web del banco no tiene los requisitos mínimos. A hacer clic en el e-mail de tu banco, siempre irás a la página web oficial de éste, cuya URL comienza siempre con un https:// y va acompañada de un símbolo de candado al costado. En muchos casos de phishing, la dirección web está mal escrita o el dominio es diferente.

 

Junto con aprender a cómo detectar un potencial caso de phishing, sigue estos consejos sobre ciberseguridad que te ayudarán a mantener tus datos financieros protegidos:

 

  • No abrir enlaces a sitios web ni archivos adjuntos de correos electrónicos no solicitados.
  • Proteger contraseñas y no revelarlas a nadie.
  • No proporcionar información confidencial por telefono, en persona o por medio del correo electrónico.
  • Si no estás seguro de la URL, escríbela tú mismo en la barra del navegador y no en las páginas de buscadores.
  • Mantener actualizado el navegador y activa sistemas de seguridad.

 

Un falso ejecutivo se puede contactar contigo para que le entregues el número de tus tarjetas, claves de acceso personales o las claves dinámicas.

 

Recuerda que tu banco o casa comercial jamás te llamará o enviará correos electrónicos solicitando tus contraseñas y datos personales. Tampoco enviará links ni te avisará de bloqueos de cuentas desconocidos. Si tienes una mínima duda, llama directamente a tu banco para aclarar si se trata de información legítima o fraude.

 

Conclusión

 

Esperamos que estos consejos para evitar caer en estafas piramidales y phishing sean de utilidad.

 

Sufrir una estafa bancaria puede ser una de las experiencias más desagradables y caras para tu bolsillo. Por lo mismo, siempre mantente informado de los métodos más utilizados para así evitar este tipo de fraudes bancarios.

 

Además, te recomendamos revisar periódicamente tus cuentas bancarias para estar al tanto de toda irregularidad o movimientos en tus transacciones online.

 

Evita también utilizar siempre la misma contraseña en tus cuentas, o alguna clave que sea muy evidente (fecha de nacimiento, nombre mascota, secuencia de números, etc). Actualizar tus datos cada cierto tiempo es también una excelente técnica de protección de tus cuentas bancarias.

 

¿QUÉ ES EL PHISHING Y CÓMO PROTEGERSE DE ESTE FRAUDE_ (1)

 

BCI

Guía: Cómo cuidar el presupuesto familiar

Cuidar las finanzas de la familia, especialmente si tenemos parientes que dependen de nosotros como niños y abuelitos, es muy relevante.

Sin embargo, a veces podemos perder de vista este objetivo en medio del pago de las cuotas del auto, el dividendo o el arriendo, el colegio o la universidad, y todas las demás responsabilidades que debemos cumplir para brindar una vida cómoda a nuestra familia.

Descarga tu guía

Déjanos tu comentario