Resuelve tus dudas financieras
Estabilidad

Por qué necesitas contratar un seguro de vida

Publicado por Francisco de Con Letra Grande

Francisco es experto en ahorro, endeudamiento, consumo y tarjetas de crédito.

La vida financiera de una persona pasa por altos y bajos, entre ellos, eventos imprevistos como enfermedades y accidentes.

 

Por lo que anticiparse a estos hechos, es indispensable y crucial para la planificación financiera del futuro.

 

Contratar un seguro de vida es buena forma de resguardarse ante estos eventos, debido a que ofrece tranquilidad y certeza de que habrá dinero disponible aún en una situación de desventaja.

 

¿Qué es un seguro de vida?

 

Es un instrumento de protección de la estabilidad financiera de tipo personal, que entrega una empresa administradora acreditada, en este caso una compañía de seguros de vida.

 

En Chile, las compañías de seguro de vida son supervisadas por la Comisión del Mercado Financiero (CMF).

 

¿Por qué contratar un seguro de vida?

 

El seguro de vida fue diseñado para cumplir los siguientes objetivos, en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado:

 

  • Cubrir económicamente al asegurado del riesgo de accidentes personales y/o de salud.
  • Proteger a seres queridos y el patrimonio familiar.
  • Pagar créditos en caso de que el asegurado haya contraído una deuda financiera.
  • Pagar a socios o acreedores del asegurado (en caso de una sociedad comercial, por ejemplo).
  • Garantizar una renta para el asegurado o sus beneficiarios.

 

 

 

¿Quién puede contratar un seguro de vida?

 

Toda persona mayor de 18 años puede contratar un seguro, ya sea de manera individual o colectiva (en este último caso, es contratado por una empresa en beneficio de sus colaboradores).

 

Los seguros de vida son voluntarios excepto por el tipo Seguro de Desgravamen asociado a créditos hipotecarios, que es obligatorio.

 

¿Quién es beneficiario de un seguro de este tipo?

 

Toda persona puede ser beneficiaria según lo indique el asegurado al contratar la póliza. No es necesario que exista alguna relación familiar o conyugal.

 

¿Qué tipos de seguros de vida hay?

 

Según explica la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH), existen los siguientes formatos:

 

1. Vida Entera: su cobertura se extiende hasta la muerte del asegurado, es decir, se garantiza el pago de un capital inmediatamente después de que fallece el asegurado, independientemente de la fecha cuando ocurrió su deceso, ya sea por enfermedad o accidente. El o los beneficiarios inscritos en la póliza recibirán la indemnización en cuanto se acredita el deceso.

 

2. Vida Temporal: al igual que el tipo Vida Entera, el capital es pagadero a los
beneficiarios inmediatamente después de que el asegurado fallece de causas naturales, sufre un accidente mortal o una invalidez accidental.

 

No obstante, el incidente debe ocurrir durante plazo determinado (antes de terminar el plazo convenido como duración del seguro). Si el asegurado vive para cuando vence este plazo estipulado, el seguro queda cancelado.

 

3. Protección Familiar: protege a todos integrantes del grupo familiar, ya sea por fallecimiento u otros riesgos como invalidez o desmembramiento del asegurado si está contenido en la póliza. Al igual que Vida Temporal, su duración es por un período definido.

4. Incapacidad o Invalidez: cubre la incapacidad del asegurado porque su capacidad física o intelectual se debilita, por enfermedad, o accidente. El pago de la indemnización corresponde al pago de un capital o de una renta, según esté previsto en la póliza. Su duración es por un período definido.

 

5. Asistencia: cubre servicios, asistencias o gastos generados por el deceso del
asegurado de la póliza. Su duración es por un período definido.

 

¿Qué entrega un seguro de vida?

 

 

Por lo general, la oferta de este tipo de servicio financiero incluye:

 

  • Cobertura en caso de fallecimiento (natural o accidental) o invalidez temporal o permanente. Esta protección dependerá de las necesidades del usuario y del tipo de seguro.
  • Productos adicionales:

 

Ø Ahorro (en este caso, el asegurado puede rescatar el dinero correspondiente después de un tiempo determinado)

Ø Pensión (seguros de vida con APV)

  • Prima: es el monto monetario o precio del seguro que el asegurado se compromete a pagar por un período y plazo determinado (la frecuencia usualmente es mensual).
  • Póliza: es el contrato mediante el cual la compañía de seguros se compromete a cumplir con las coberturas comprometidas.

 

¿Cuáles son los requisitos para contratar un seguro de vida?

 

Según explica el regulador financiero (CMF):

 

  • Edad mínima (18 años) y una edad máxima del asegurado para ingresar al seguro (dependerá de la compañía de seguros y del tipo de seguro).
  • Edad máxima del asegurado para darle cobertura (también depende de la compañía y del tipo de seguro).
  • Una declaración de salud antes de incorporarse a la póliza. Normalmente, la compañía solicita un conjunto de exámenes médicos básicos y otros adicionales (depende del historial del contratante).

 

¿Qué incluye la póliza de vida?

 

  • Enfermedades y tipos de accidentes asegurados, así como su intensidad y duración.
  • Los beneficiarios (seres queridos, socios, acreedores, etc.) que el asegurado indique serán las personas asignadas a recibir los beneficios de la póliza. En caso de no existir beneficiarios designados, los herederos legales son los que reciben el capital.

 

¿Cómo cobrar un seguro de vida?

 

Por lo general, los beneficiarios deben acercarse a la compañía de seguros con documentos que acrediten el fallecimiento o con incapacidad judicialmente declarada del asegurado.

 

Ahora bien, si no hay beneficiarios asignados o se desconoce si la persona tiene un seguro contratado, se debe consultar formalmente ante la CMF. Consulta el procedimiento en el Sistema de Consultas de Seguros aquí.

 

¿Cuándo no es posible contratar un seguro de vida?

 

Por lo general, inicialmente las compañías de seguros de vida no otorgan este instrumento cuando la persona lo contrata para protegerse de:

 

  • Actividades o deportes riesgosos y extremos.
  • Manipulación de explosivos.
  • Trabajo en altura.
  • Enfermedades o preexistencias de salud.
  • Lesiones o enfermedades causadas por guerra, rebelión, revolución, etc.
  • Suicidio o lesiones auto-inferidas.

 

No obstante, algunas compañías hacen excepciones y permiten acceder a este servicio por una prima específica.

 

¿Qué precauciones hay que adoptar para tomar un seguro de vida?

 

Las pólizas de seguros de vida son estándares y están reguladas, por lo que la CMF recomienda a las personas individuales que evalúan contratar este instrumento en tomar los siguientes resguardos:

 

  • Cotizar más de un seguro antes de contratar
  • Leer bien y entender la póliza antes de firmar
  • Si tiene dudas sobre las condiciones generales del contrato, revisar el depósito de pólizas de la CMF con todas las versiones oficiales de este documento.
  • Corroborar cómo y bajo qué condiciones se renueva el seguro.
  • Confirmar cómo será reajustado el costo del seguro en caso de renovación.
  • Ratificar el período de cobertura y vigencia del instrumento.
  • Consultar en qué casos el seguro no pagará el capital a los beneficiarios
  • Consultar todos los requisitos para cobrar el seguro.

 

Conclusión

 

Alcanzar cierta edad, financiar el futuro de la familia o protegerse en caso de enfermedad o accidente son algunas de las razones por qué una persona contrata un seguro de vida.

Más que el costo, la decisión se basa principalmente en la etapa de vida de la persona y las circunstancias individuales que rodean a ésta.

BCI

Guía: Cómo cuidar el presupuesto familiar

Cuidar las finanzas de la familia, especialmente si tenemos parientes que dependen de nosotros como niños y abuelitos, es muy relevante.

Sin embargo, a veces podemos perder de vista este objetivo en medio del pago de las cuotas del auto, el dividendo o el arriendo, el colegio o la universidad, y todas las demás responsabilidades que debemos cumplir para brindar una vida cómoda a nuestra familia.

Descarga tu guía

Déjanos tu comentario