Resuelve tus dudas financieras
Estabilidad

¿Cómo elegir el mejor multifondo según mi etapa laboral?

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Actualmente existen 5 fondos de pensiones de las AFP chilenas. Los multifondos son alternativas de inversión creadas para incrementar el valor esperado de las pensiones. La única diferencia entre ellos es cuánto de ese dinero se invierte en instrumento de renta fija y en renta variable.

Elegir el multifondo ideal es una tarea más sencilla de lo que parece, ya que solo depende de dos variables, que te explicaremos a continuación.


Las opciones de multifondos se identifican con letras de la A a la E y su finalidad es invertir entre rentas variables y rentas fijas para obtener la mejor relación entre rentabilidad y riesgo.

 

Las opciones A y B representan a quienes asumen más riesgo, pero que esperan una mayor rentabilidad. En cambio, los fondos D y E van enfocados a las personas que prefieren tomar menor riesgo, recibiendo una menor rentabilidad.

 

En términos generales, la renta fija (fondos D y E) es más segura, pero tiende a rendir menos en el tiempo. Por su parte, la renta variable (A y B) es más riesgosa, pero en el largo plazo entrega mejores resultados.

 

A. Porcentajes de Inversión de los Fondos de Pensiones en Renta Fija y Renta Variable (porcentajes a octubre de 2018)

 

 

porcentaje rentas octubre

Fuente: Superintendencia de Pensiones

 

B. Rentabilidad por tipo de fondos período noviembre 2015 / octubre 2018

 

 
rentabilidad tipo de fondo

Fuente: Superintendencia de Pensiones

 

¿Qué es la renta fija y la renta variable?

 

Los títulos de renta variable se caracterizan por tener mayor riesgo, es decir, pueden tener mayores alzas y bajas de rentabilidad, en un período determinado, que los de renta fija. No obstante, en el largo plazo se esperaría, en general, que los títulos de renta variable sean más rentables que los instrumentos de renta fija.

 

La renta fija, que se sitúa en los multifondos D y E, es un instrumento de inversión donde se garantiza lo que la persona recibirá, es decir, si se ofrece rentabilidad de un 2%, el inversionista recibirá exactamente ese 2%.

 

Al invertir en renta fija, el riesgo es muy bajo o nulo. Sin embargo, la rentabilidad también es baja. Para entenderlo de una manera más simple, es como ocurre en las apuestas: el apostador prefiere no seguir arriesgándose con el juego y se retira con su dinero seguro. De otro modo, si se ofrecieran altas rentabilidades y con bajo riesgo, todos invertirán y alguien siempre saldría perdiendo.

 

En cambio, invertir en renta variable es más impredecible, ya que la rentabilidad no es conocida. Es decir, hay mayores riesgos por las altas volatilidades, lo que se traduce en que si la ganancia es incierta, también existe la posibilidad de salir perjudicado.

 

La renta variable se caracteriza por ser de los fondos A y B, por lo que son propensas a más volatilidades y la rentabilidad puede ser mayor o menor, dependiendo del comportamiento del mercado.

 

Si no sabes qué multifondo elegir a partir del tipo de renta, te contamos que hay dos variables claves que te ayudarán a tomar la mejor decisión según tu etapa laboral actual.

 

¿Qué fondo es el más conveniente para mi situación laboral?

 

Recuerda que el multifondo lo escoges tú, pero podemos ayudarte a decidir cuál te conviene más. Lo más importante es tener claro que ninguno es mejor que otro, solo son diferentes.

 

El fondo A es más riesgoso porque tiene más instrumentos de renta variable, lo que entrega mayor rentabilidad en el largo plazo.

 

El fondo E en cambio, es más conservador por tener más instrumentos de renta fija, entregando menor riesgo a cambio de un menor retorno.

 

No obstante, hay dos variables a considerar para elegir el fondo que más te conviene: edad y perfil de riesgo.

La edad es importante. En el caso de jóvenes hasta los 35 años, lo recomendable es que inviertan en fondos más riesgosos, ya que tendrán más tiempo de recuperar ahorros en casos de que existan variaciones en el mercado, como ocurrió en Chile el 2008.

 

En cambio, para quienes están a 10 o menos años de pensionarse, los fondos más conservadores como el D y el E son más adecuados para cuidar los ahorros de los riesgos del mercado. Claramente, en este caso la rentabilidad será menor, pero irás por un camino más seguro y con menos probabilidad de caídas en tus fondos.

 

El perfil de riesgo del inversionista, es la tolerancia que tiene cada persona para tomar inversiones con mayor riesgo. De este modo determinarás cuán dispuesto estás a asumir riesgos en busca de una rentabilidad más alta o si prefieres quedarte en un territorio menos volátil.

 

Si no tienes claro en qué fondo invertir, lo más recomendable es que las personas hasta los 35 años lo hagan en el fondo A o B y luego de esa edad, cambiarse al fondo C y mantenerse allí hasta los 50 años para las mujeres y 55 para los hombres.

 

Una vez cumplida esa edad, lo ideal es mover tus fondos al D hasta que decidas jubilar.

Conclusión

 

En resumen, la clave está en entender que mientras más variable sea la renta, más riesgo de pérdida existirá, pero también la rentabilidad esperada será mayor, siendo el fondo A el más riesgoso pero con mayor rentabilidad y el fondo E, el más conservador.

Por otro lado, recuerda que un valor agregado para tener más dinero en tu jubilación es abrir cuanto antes un APV (Ahorro Previsional Voluntario), fondo de ahorro ofrecido por las AFP para ahorrar en paralelo y mejorar o anticipar la pensión, obteniendo mayores beneficios dependiendo del fondo que elijas.  

BCI

Consejos de educación financiera para la tercera edad

Sabemos que en esta etapa de su vida cada peso cuenta. Por eso nuestro objetivo ayudar a proteger su bolsillo de la mejor manera posible: con información fidedigna y real.

 

Descarga tu guía

Déjanos tu comentario