Resuelve tus dudas financieras
educación financiera

Mitos y verdades sobre la portabilidad financiera

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

A días de su puesta en marcha, reunimos los mejores análisis sobre la nueva ley y sus alcances. ¿Resultará igual que la portabilidad telefónica? o ¿realmente va a contribuir a tener una mayor competencia de mercado? Son solo algunas de las preguntas que aclaramos a continuación.


¿Qué conoces sobre la portabilidad financiera? Seguro que, hasta ahora, solo aspectos generales, como por ejemplo:

  • Que es una iniciativa que facilita el traslado de productos y servicios financieros.
  • Está amparada bajo una ley que regula y transparenta toda la información asociada al cambio de institución financiera.
  • Flexibiliza el mercado por medio de la reducción de tiempo en trámites y costos por refinanciamiento. Sin embargo y aunque los tiempos y procesos se acorten, no será automático ni instantáneo, sino que más ágiles para la industria.
  • Impulsa la competencia en el sector.
  • Se cree que beneficiará a alrededor del 97% de la población adulta y a más del 90% de las pequeñas y medianas empresas del país.

 

Todo suena bastante alentador. Sin embargo, como todavía no comienza su implementación, es necesario revisar algunos puntos con mayor profundidad, no solo con la finalidad de no generar falsas expectativas, sino que más bien para estar plenamente informados una vez comience su puesta en marcha.

“La portabilidad financiera funcionará de la misma manera que lo hace la movilidad numérica”

 

Falso

Si bien se ha comunicado que la portabilidad financiera seguirá un modelo similar al utilizado en la movilidad numérica de la industria de telefonía móvil, no se puede asumir que funcionará de la misma forma que como se produce la portabilidad telefónica.

Esto, principalmente porque las instituciones financieras seguirán tomando en cuenta los análisis de riesgo de los clientes, por lo cual cualquier gestión de portabilidad tomará su tiempo, sobre todo considerando el contexto económico del momento.

“Con la portabilidad financiera, aumentará la competencia del mercado”

 

Verdadero

Para Alejandro Alarcón, economista de la Universidad de Chile, resulta obvio que las instituciones comenzarán a alinearse con la ley de portabilidad apenas se ponga en marcha, pues esta hará que aumente el volumen de las transacciones, incentivando el uso de nuevos mecanismos para atraer clientes.

En este sentido, apuesta que aquellas entidades que estén mejor preparadas para realizar esta transferencia de información, serán las que tengan mayores posibilidades de reestructurar pasivos en la industria y, por ende, captar a más clientes.

“Con la portabilidad financiera, se reducirán significativamente los costos y tiempos para realizar trámites de cambio de institución”

 

Verdadero

Cuando la nueva ley sobre portabilidad entre en vigencia, se espera disminuir el costo, número y duración de los trámites asociados a esta. Así se ha establecido en las diversas plataformas de comunicación oficiales.

Asimismo, los abogados del Estudio Jurídico Alessandri señalan que, al tratarse de este tipo de créditos, la ley establece una serie de beneficios a favor de los clientes:

  • Notarios: no podrán cobrar recargos sobre el monto del nuevo contrato de crédito, salvo que el capital sea superior al préstamo inicial.
  • Conservadores de Bienes Raíces: se aplica la misma regla señalada para notarios, en relación con el valor de las inscripciones que hubiere que practicar.
  • Intereses: el nuevo crédito no devengará intereses por el plazo transcurrido entre la celebración del contrato anterior y el pago del respectivo crédito inicial realizado por el nuevo proveedor.

 

“La portabilidad financiera permitirá que las personas accedan a productos y servicios de mejores condiciones”

 

Verdadero, pero con reparos.

Si bien las personas utilizarán la portabilidad para contar con mejores condiciones que las que le ofrece su institución actual, deben tener en cuenta que, cada vez que se pide un crédito, con las primeras cuotas se pagan prácticamente solo intereses.

Por esto es clave sacar bien las cuentas. No vaya a ser que por disminuir una carga financiera mensual o la vida total del crédito, las personas pasen años pagando cuotas que no amortizan el capital original otorgado.

Ahora bien, gracias a que el trámite te permite identificar cuánto pagas exactamente por tus productos financieros y te detalla exactamente dónde está qué, la portabilidad financiera es una buena oportunidad para que ordenes tu dinero.

Lo que falta

Considerando que los análisis no se hacen esperar, lo mejor para seguir clarificando las diferentes aristas de la portabilidad es que se conozca su reglamento completo, el cual con seguridad estará disponible a partir del 8 de septiembre próximo, día en que se inicia la implementación de este importante cambio en la industria.

 

Nueva llamada a la acción

Déjanos tu comentario