Resuelve tus dudas financieras
Estabilidad

¿Qué son las AFP y cómo elegir la mía?

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Todos tenemos integrado en la conciencia el término AFP, lo que no quiere decir que entendamos a profundidad lo que esto significa. Por qué todos debemos pertenecer a una, cómo funcionan y qué las hace tan importantes.

Una AFP o Administradora de Fondos de Pensiones, es una institución financiera que tiene como única misión administrar los ahorros de las personas para la pensión y gestionar el pago de dichas pensiones (además de otras prestaciones como el seguro de Invalidez y Sobrevivencia).

 

De esta manera, una AFP es un sistema universal, lo que significa que todos los trabajadores tienen derecho a ahorrar, independiente de su condición. Por otro lado, es un modelo uniforme, que quiere decir que los requisitos establecidos para recibir pensión y los beneficios de tu AFP son conocidos de antemano.

 

Importante tener en cuenta que el ahorro obligatorio que ingresa a tu AFP siempre será el 10% de tu ingreso, sin importar si cambias de rubro económico. No obstante, puedes ahorrar más, de manera voluntaria, en un Ahorro previsional Voluntario (APV) o Cuenta 2.

 

¿Puedo elegir mi AFP?

 

Desde agosto de 2010, los clientes nuevos están obligados a ingresar a la AFP que haya ganado la última licitación y quedarse ahí por el tiempo que esté vigente dicha licitación.

 

Una vez finalizado dicho periodo (24 meses), el trabajador puede moverse libremente entre las 6 Administradoras de Fondos de pensiones existentes en Chile.

 

A la hora de elegir quién se hará cargo de los ahorros de toda la vida, es importante hacer un análisis previo que compare las comisiones de cada fondo, así como su nivel de rentabilidad y número de asociados.

 

 

¿Qué son los fondos de pensiones?

 

 

Todas las AFP ofrecen cinco fondos o alternativas de inversión, creadas con la función de aumentar el valor de tu pensión.

 

Éstas se diferencian por su nivel de riesgo y rentabilidad que le dan a sus afiliados.

 

¿Riesgo en mi inversión? Claro, al optar por un fondo más riesgoso, existen más probabilidades de que la inversión genere menos ganancias de las esperadas o que incluso existan pérdidas, esto debido a que los fondos con más riesgo son aquellos más propensos a experimentar variaciones en su rentabilidad, las que pueden ser tanto positivas como negativas.

 

¿Cómo saber cuál es la mejor opción para mí?

 

 

Fondo A- Más riesgoso

 

Tiene como objetivo de inversión lograr una rentabilidad mayor a la que se pueda obtener en cualquiera de otros fondos, asumiendo también un mayor riesgo.

 

Si estás interesado en este fondo, lo ideal es que cuentes con experiencia en inversiones personales y que estés constantemente informado y preocupado de rentabilizar tus ahorros previsionales.

 

Además, debes estar dispuesto a asumir riesgos en tu inversión, como pérdidas en un corto plazo, así también como retornos superiores a largo plazo.

 

Fondo B- Riesgoso

 

Se enfoca en invertir los ahorros con un mayor porcentaje de renta variable, lo que proporciona tanto mayor rentabilidad a largo plazo, como posibles riesgos en la inversión.

 

Un ahorrante de fondo B debe tener una disposición favorable al riesgo y la capacidad de aceptar pérdidas en un periodo, que a la larga le traerá más rentabilidad, además de contar con un horizonte de ahorros de mediano y largo plazo.

 

El fondo B funciona con una estructura de inversiones fuerte en acciones con respecto a lo invertido en instrumentos de renta fija, aunque en menor medida que el fondo A.

 

Fondo C- Intermedio

 

Ofrece una alternativa de continuidad, lo que permite a los ahorrantes invertir en una cartera cuya composición y rentabilidad esperada, en relación al factor de riesgo, será similar a la esperada por los fondos de pensiones antes de la creación de los Multifondos.

 

Un inversionista de fondo C es una persona conservadora con una tolerancia intermedia al riesgo y con un horizonte de ahorro medianamente largo.

 

Se caracteriza por ser un fondo balanceado en términos de rentabilidad-riesgo. Esto debido a su composición de instrumentos de renta fija y variable.

 

Fondo D - Conservador

 

Es un fondo de pensiones más seguro, que tiene como objetivo obtener una rentabilidad superior a lo que pueden tener los instrumentos de renta fija, pero aprovecha en menor medida la rentabilidad positiva que pueden entregar los instrumentos de renta variable.

 

El perfil del ahorrante en este caso es de una persona más cautelosa con los riesgos, con un horizonte de ahorro a mediano plazo. Es ideal para quienes se pensionan dentro de los próximos 10 años y que tienen disposición a tomar algún tipo de riesgo para mejorar su pensión.

 

Fondo E- Más conservador

 

El fondo más seguro, ofrece una rentabilidad estable con un riesgo mínimo, invirtiendo los ahorros previsionales en los instrumentos financieros más seguros nacional e internacionalmente.

 

Quienes optan por este fondo, son personas que prefieren no arriesgar sus ahorros. Ideal para quienes tienen un horizonte de ahorro a corto plazo o quienes están próximos a pensionarse. Además, es la opción para quienes la pensión será su principal fuente de ingresos una vez hayan terminado de trabajar.

 

¿Puedo elegir mi fondo de pensiones?

 

Si bien puedes elegir libremente tu fondo de pensión, la ley va a proteger a quienes se encuentran más cerca de la jubilación.

¿Qué quiere decir esto? Significa que los afiliados que aún no alcanzan la edad de jubilación (hombres hasta 55 años y mujeres hasta 50) pueden elegir cualquiera de los 5 fondos y que, a partir de los 56 años en hombres y 51 en mujeres, quienes sean afiliados no pensionados pueden elegir sólo los últimos 4 fondos, y los pensionados pueden optar entre los 3 fondos de menor riesgo.

 

Conclusión

 

Entender de qué se tratan las AFPs y cómo funcionan es de suma importancia, ya que gran parte de la jubilación dependerá de que tan bien supiste manejar y mover tus ahorros en el mercado.

 

Las AFPs te ayudarán a mantener tu dinero seguro y a entregarte tus ahorros en una forma equilibrada una vez de dejes de trabajar, pero obtener una buena pensión dependerá casi exclusivamente de qué tan bien entiendas el sistema, qué tan informado estés y qué tanto estés dispuesto a arriesgar.

 

Si estás complicado con el tema, no logras entender los fondos de inversión o quieres saber cómo invertir para lograr una mejor jubilación, en internet puedes encontrar diversos sitios especializados en el tema.

 

Un ejemplo es Felicesyforrados.cl que tiene como misión orientar en educación financiera de una manera simple y cercana, además de encargarse de informar de todas las posibles variaciones en los fondos de inversión.

 

Recuerda mantenerte al tanto con los movimientos del mercado y moverte a la Administradora de Fondos de Pensiones que más se ajuste a tus necesidades.

 

Déjanos tu comentario