Resuelve tus dudas financieras
Estabilidad

Las mejores prácticas para crear una contraseña fuerte, única y segura

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Las contraseñas nos ayudan a mantener todos nuestros datos personales seguros, por lo mismo, es muy importante saber crearlas de manera que sean fuertes e imposibles de descifrar, ya que usar contraseñas muy evidentes o dejarlas a la vista, exponen tu información personal.

 

Usamos las contraseñas de forma cotidiana para acceder a cuentas bancarias, a aplicaciones móviles, para activar alarmas, ingresar al celular, sacar dinero del cajero automático, etc.

 

Por lo tanto, crear y gestionar una contraseña segura es tan importante como cuidar las llaves de tu propia casa. Si se pierden las llaves, lo lógico es que cambiarás la chapa inmediatamente para evitar robos. Lo mismo pasa con las contraseñas personales.

 

Malas prácticas que ponen en riesgo la seguridad de tus contraseñas

 

Los robos de contraseña suelen ocurrir principalmente por la irresponsabilidad de los propios usuarios. Existen malas prácticas que al momento de ser aplicadas para crear una nueva contraseña ponen en riesgo tu seguridad. Estas son algunas de ellas:

 

1. Compartir tu contraseña: lo principal es no dar nunca la contraseña a nadie, ya que la persona que la tenga puede enseñarsela a otros accidentalmente o, incluso, utilizarla si hay malas intenciones.

 

2. Usar la misma contraseña para varias cuentas: este es otro grave error que cometemos por temor a olvidar nuestras contraseñas. Si usas la misma contraseña para varias cuentas, será más fácil para los delincuentes detectar que puede ser la misma para diferentes sitios.

 

3. Mostrar la contraseña públicamente: esto no solo se aplica a contraseñas online, sino que en especial a las de cajeros automáticos o cuando ingresas el POS, para llevar a cabo una transacción. Hay que tener mucho cuidado al momento de digitar la contraseña. Lo ideal es tapar con la otra mano y tener cuidado de que no hayan más personas cerca mirando.

 

4. No cambiar la contraseña periódicamente: a no todo el mundo le agrada la idea de actualizar sus contraseñas por seguridad. Esto ocurre principalmente por miedo a olvidarlas o simplemente por pereza.

 

Lo interesante de este último punto, es que las personas no cambian las contraseñas hasta que son hackeadas o cuando el servicio es vulnerado y surge un temor que obliga a hacerlo.

 

Sin embargo, como no existe ninguna recompensa al cambiar la contraseña de forma voluntaria, esperamos que pase el tiempo hasta que se vulneran nuestros datos.

 

Si optas por actualizar tus contraseñas, es importante cambiarlas pero hacerlo bien. Lamentablemente la mayoría de la gente termina utilizando su clave antigua con una pequeña modificación, lo que se vuelve bastante evidente de descifrar para quienes se dedican a la ciberdelincuencia.

 

Los principales errores en la creación y gestión de contraseñas

 

Los resultados de una investigación de la plataforma de comunicaciones TeleSign revelan los siguientes hechos sobre el uso de contraseñas en línea en Estados Unidos:

  • Una persona de cada cinco usa contraseñas en línea que no se han cambiado en 10 años.
  • Casi la mitad (47%) confía en al menos una contraseña que no se ha cambiado durante cinco años.
  • El 73% de las cuentas en línea se activan con la misma contraseña que también se usa para otra cuenta.
  • En promedio, solo seis contraseñas únicas se utilizan para proteger 24 cuentas en línea.
  • En el último año, a un tercio de los consumidores (30%) se les ha pirateado una cuenta o contraseña, o se les ha notificado que su información personal se ha visto comprometida.
  • Como resultado, más de tres cuartas partes (80%) de los consumidores están preocupados por su seguridad en línea.
  • Más de la mitad (54%) usa cinco o menos contraseñas en toda su vida en línea, mientras que una quinta parte (22%) usa tres o menos.

 

La importancia de crear una contraseña fuerte y segura

 

Para que los hacker o ciberdelincuentes no sean capaces de descifrar tus contraseñas, es importante que pienses en crear una lo suficientemente larga y compleja para dificultar la tarea.

 

Microsoft aconseja las siguientes prácticas para crear una contraseña fuerte y segura:

 

  • Debe tener al menos ocho caracteres
  • No debe contener nombre de usuario, nombre real o nombre de la compañía
  • No debe contener una palabra completa
  • Debe ser significativamente diferente de las contraseñas anteriores
  • Debe incluir letras mayúsculas, minúsculas, números y símbolos

 

A continuación, te damos 2 secretos para que aprendas a crear una contraseña con estas características.

 

1. Piensa en una oración inolvidable: ¿recuerdas una oración de tu canción favorita o de algún hecho que marcó tu vida? Piensa en una oración que sea especial y única para ti.

 

La idea de esto es crear una contraseña tomando la primera letra de cada palabra y que, además, contenga números, letras y símbolos.

 

Un ejemplo de oración: “Cuando era niña tenía cuatro perritos en el campo”. Al usar la primera letra de cada palabra resulta lo siguiente: Centcpeec. Ahora, es importante cambiar la palabra "cuatro" en un número y la palabra "campo" por un símbolo. La nueva contraseña quedaría en: Cent4pee+ ¿Crees que alguien podría adivinarla?

 

2. Crea una fórmula maestra para todas tus contraseñas: muchas personas no tienen una contraseña para cada cuenta por miedo a olvidarla, por lo que usan la misma para todo.

 

Sin embargo, hay una manera fácil de recordar todas las combinaciones alfanuméricas y de símbolos. El método implica la creación de una sola fórmula personal (o código maestro) que se puede personalizar para adaptarse a varias situaciones diferentes.

 

  • Comienza creando una oración que no olvides y usa las primeras letras de cada palabra para crear una base. Por ejemplo, la frase "Amo vivir el aquí y el ahora" se convierte en Aveayea.
  • Ahora hay que agregar un número que signifique algo especial para ti. Luego, escribe con mayúscula una letra y mantén en minúscula las demás. La palabra base se convertiría en aveayEa90
  • Esta raíz seguirá siendo la misma para todas sus contraseñas.
  • Para cada sitio web o aplicación que necesita una contraseña, puedes adaptar la raíz al mismo sitio. Por ejemplo, para una contraseña de Facebook, agrega F a la raíz y crea la contraseña FaveayEa90, lo mismo para una contraseña de Instagram, agrega I a la raíz para formar IaveayEa90

 

De este modo podrás usar la contraseña raíz para varias cuentas diferente haciendo ciertas modificaciones.

 

Conclusión

 

Si pones en práctica estos consejos, reducirás las posibilidades de que roben tus datos personales. Recuerda actualizar tus contraseñas periódicamente, idealmente, cada 30 días.

 

La técnica de la fórmula maestra te permitirá recordar siempre tus contraseñas. Hay miles de combinaciones posibles que te ayudarán a mantener tus contraseñas fuertes y seguras. Lo más importante es que tengas en cuenta que los hacker y ciberdelincuentes van siempre un paso más adelante para generar delitos online, por lo mismo, mejor evitar problemas futuros.

BCI

Las estafas bancarias online más comunes y cómo protegerte de ellas

 

¡Que no te engañen! Las estafas evolucionan cada día. Sean los cuentos del tío por teléfono, los timos de productos vendidos en la calle o sofisticados fraudes electrónicos a través de Internet, siempre está la posibilidad de que delincuentes accedan a tu vida privada y a tu dinero.

Por eso debes informarte bien sobre cuáles son las estafas más comunes, nuevas y recurrentes, y las prácticas para proteger tu patrimonio y el de tu familia. ¡Toma nota de los siguientes datos útiles y consejos para que no le metan mano a tu bolsillo!

 

Descarga tu guía

Déjanos tu comentario