Resuelve tus dudas financieras
Negocios

Los pros y contras de formar un negocio como Empresa Individual

Publicado por Germán de Con Letra Grande

Germán es especialista en emprendimiento y finanzas para PYMEs.

¿Cómo crear una empresa lo más fácil y rápido posible en Chile?

Es sencillo: tú puedes ser una empresa.

En Chile toda persona natural que realice una actividad comercial lícita es una micro o pequeña empresa (Mipyme).

Es lo que conocemos como Empresa Individual o Unipersonal, porque está constituida por una sola persona, explica la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech).

Es el tipo de negocio más básico y sencillo que existe en nuestro país, según el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Como único socio fundador de esta empresa, eres su único propietario y respaldas el negocio con todo tu patrimonio personal. Tú eres la cara visible y la persona responsable legalmente de todas las obligaciones y deberes, explica el Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec).

Como Empresa Individual, cumples estas características:

  • No tienes socios
  • Tributas como Primera Categoría en base a rentas efectivas
  • Tu responsabilidad es ilimitada

Cómo constituir una Empresa Individual


Simplemente, debes hacer el Inicio de Actividades como Persona Natural. Hay dos formas de hacerlo:

  1. Ingresas al sitio web del SII, menú Registro de Contribuyentes, opción Inicio de Actividades (personas naturales), y llenas el formulario 4415.

  2. O bien realizas el trámite en la oficina del Servicio que corresponde a tu domicilio particular. Llenarás el mismo formulario, pero contarás con la asistencia de un agente del SII en caso de dudas o consultas.


Las siguientes leyes y normativas rigen a una Empresa Unipersonal:

  • Decreto Ley N° 830 sobre Código Tributario
  • Ley sobre Impuesto a la Renta
  • Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios

 

¿Qué impuestos debe pagar una Empresa Unipersonal?

 

Impuestos mensuales


Impuestos anuales: Declaración de renta

Ventajas y desventajas de una Empresa Individual


Ahora bien,
este tipo de empresa tiene sus pros y contras:

Ventajas:

  • Trámite mínimo para constituir la empresa.
  • Ocupas tu mismo RUT personal.
  • El giro del negocio es flexible; si te va mal, puedes replantearlo sin mayores problemas.
  • Es fácil de liquidar o vender.
  • Puedes ampliar o reducir el patrimonio sin restricción.
  • Tienes el control total e independencia de tomar decisiones sin consultar a socios.


Desventajas:

  • Dado que eres responsable de todas las deudas y compromisos legales que asumes, si llegas a entrar en mora y no pagas, tus bienes personales podrían ser embargados.
  • Tu capital se limita a tu patrimonio personal.
  • Tienes menos posibilidades de acceder a créditos comerciales o de empresas, o de abrir una cuenta corriente empresarial.
  • Tú eres la empresa, por ende la continuidad del negocio está sujeta a una incapacidad o accidentes.
  • Pagas un impuesto de Primera Categoría más alto siendo personal natural que persona jurídica.


¿Necesitas más información? Te recomendamos leer este instructivo del Servicio de Impuestos Internos para conocer todos los aspectos relacionados a la Empresa Individual.

Conclusión


Dependiendo de tu negocio, comenzar como una Empresa Unipersonal puede ser el paso más conveniente para que te familiarices con tu idea de negocio sin entrar en grandes trámites o papeleos.

Si más adelante requieres dar mayor formalidad al negocio, puedes optar a la otra alternativa disponible para una persona natural, como son la MicroEmpresa Familiar.

Asimismo, si más adelante buscar incorporar socios, separar tus finanzas personales de las del negocio, gestionar un crédito empresarial o solicitar una cuenta corriente empresas, están los formatos de sociedades que funcionan con personalidad jurídica. Infórmate aquí sobre estos tipos de empresas.

BCI

Cómo tomar decisiones financieras sostenibles para tu PYME

Muchas veces la urgencia de la realidad y la necesidad de tomar acciones en el momento, pueden jugar una mala pasada. En esta guía enumeramos algunas buenas prácticas para quienes han caído en los errores típicos de las PYMES

Descarga tu copia

Déjanos tu comentario