Resuelve tus dudas financieras
Estabilidad

Malwares y ransomware: las estafas online más comunes y cómo protegerte

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Para que los ciberdelincuentes no puedan robar o secuestrar tus datos o contraseñas, hay simples medidas que puedes tomar para evitarlo. Revísalas en este artículo.

 

Actualmente algunas de las principales amenazas para tus archivos, datos personales y contraseñas son los malwares y ransomware. Éstas pueden generar más de un dolor de cabeza tanto a personas como empresas. ¿Qué son y cómo roban información?

 

Malware

 

En términos generales, se trata de una especie de virus que infecta tu computador y tiene distintas funciones. Puede usarse, por ejemplo, para captar información como tus contraseñas.

 

La palabra malware viene de “malicious software”, es decir software malicioso. Es un programa diseñado para hacer daño a tu computador o celular (puede ser un virus, gusano o troyano)

 

Actúa ejecutando un archivo en tu computador, sin que te des cuenta. Esto pasa probablemente al entrar a algún sitio con contenido de mala reputación. Por lo general, los usuarios piensan que están descargando un archivo (que puede ser en diferentes formatos como música, películas, contenido de farándula, promociones, etc). Sin embargo, en realidad, están bajando una “puerta” a través de la cual los delincuentes acceden a tus datos.

 

Lo preocupante es que ser atacado por malwares es muy fácil. De hecho, se han encontrado algunos que son ofrecidos por 7 dólares en la Deep Web, lo que obviamente aumenta la proliferación de este riesgo.

 

Detectar un malware es muy difícil para el usuario común, porque “los códigos maliciosos pasan inadvertidos ocultando cualquier comportamiento extraño que pudiera hacer sospechar a la víctima de que su sistema está infectado”. De hecho, mientras la persona no se dé cuenta, más tiempo tienen los ciberdelincuentes para obtener información.

 

 

 

Ransomware

 

El ransomware ejecuta la misma acción inicial que el malware, pero no captura tus contraseñas sino que secuestra tu equipo o sesión y te cobra un rescate. Ese rescate generalmente es en bitcoins. Como medio para distribuir estos virus, contenidos en documentos, los cibercriminales usan los correos electrónicos. Estos van desde notificaciones de entregas falsas, facturas de servicios básicos o declaraciones de impuestos, por ejemplo.El ransomware actúa encriptando el disco duro del computador y luego bloquea los documentos, desde fotos hasta bibliotecas musicales. Y para que la víctima se dé cuenta, aparece un pantallazo que amenaza con destruir los archivos a menos que se pague un rescate.

A diferencia de lo que se podría pensar, esto le pasa a personas comunes y corrientes, no sólo a empresas.

 

¿Qué precauciones debes tener?

 

-No confíes en sitios que no tienen el candado en la esquina superior izquierda de tu navegador.

-Ten cuidado con las descargas que haces. No instales programas desconocidos.

-No abras cualquier correo electrónico. Ignora y borra emails que te parezcan sospechosos.

-Considera que los virus se pueden activar cuando abres el correo o cuando pinchas algún link.

-Fíjate bien en las direcciones y el remitente del correo que estás recibiendo, es muy común que los ciberdelincuentes inventen urls similares a las oficiales.

-Protege tu computador con soluciones de seguridad como cortafuegos, filtros antispam, etc.

 

 
 

 

Conclusión

 

Los malwares y ransomware son cada vez más comunes y accesibles. Por lo tanto, debes tener cuidado con los sitios que visitas, los mails que abres y el contenido que descargas. Sin darte cuenta podrías ser víctima del robo de tus contraseñas bancarias o código de verificación de tus tarjetas de crédito. 

Si sospechas que tu computador está infectado, instala una solución de antivirus y luego haz un análisis completo del equipo para que elimines todo código malicioso. Además, debes cambiar todas las contraseñas de servicios como bancos, correo electrónico, redes sociales, etc.

BCI

Guía: Cómo cuidar el presupuesto familiar

 

Cuidar las finanzas de la familia, especialmente si tenemos parientes que dependen de nosotros como niños y abuelitos, es muy relevante.

Sin embargo, a veces podemos perder de vista este objetivo en medio del pago de las cuotas del auto, el dividendo o el arriendo, el colegio o la universidad, y todas las demás responsabilidades que debemos cumplir para brindar una vida cómoda a nuestra familia.

Descarga tu guía

Déjanos tu comentario