Resuelve tus dudas financieras
Estabilidad

Elige el seguro automotriz más adecuado para ti

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Optar por un buen seguro automotriz significa estudiar las condiciones que mejor se adecúan a tu automóvil, comportamiento e intensidad de uso.

Es una búsqueda que debe ir más allá que evaluar precio, cobertura o beneficios asociados.

 

A medida que crece el mercado automotriz en Chile, la oferta y demanda de seguros de vehículos motorizados escala respecto de su necesidad y diversificación.

 

Ten en cuenta que sea cual sea el seguro que elijas, éste implica la firma de un contrato que establece obligaciones y un compromiso comercial entre dos partes, la compañía aseguradora y tú, como la persona contratante.

 

Así que si evalúas adquirir uno o simplemente quieres informarte al respecto, a continuación te explicamos varios aspectos que deberás tener en consideración:

 

El ítem cobranza

 

 

Primero que todo, cotiza al menos tres alternativas que llamen tu atención. Ya sea por precio de la póliza, prestigio de la compañía o sugerencias de amigos y conocidos. La idea es que cuentes con una terna de seguros automotrices que se acomode a tu bolsillo, para comparar y optar por la mejor alternativa según tu auto, comportamiento e intensidad de uso.

 

Con las opciones sobre la mesa, lee todo lo relacionado a los requisitos para cobrar el seguro, con la intención de conocer de antemano el procedimiento que debes seguir y la documentación que tienes que presentar en caso de que ocurra un siniestro. Es muy importante también que sepas en cuáles casos el seguro no paga.

 

Éste es uno de los datos fundamentales antes de decidir contratar una póliza. No sólo debes entender la cadena de acciones a seguir para cobrar un seguro, sino que también por qué los seguros de vehículos motorizados que existen en Chile tienen excepciones aplicables a todas las coberturas.

 

Ejemplo de ello son los siniestros provocados por terceras personas, a menos que se especifique en el contrato y se pague un monto adicional a la póliza básica para considerar un conductor ocasional dentro del seguro.

 

 

 

 

Monto y condiciones de la prima

 

 

En general, los precios de los seguros de auto se renuevan automáticamente todos los años, a menos de que en alguna parte del contrato aparezca que la prima aumentará porcentualmente cada 12 meses, el hecho de cómo se reajusta el costo del seguro no debiera ser mayor problema.

 

Cuando hablamos de prima, nos referimos al costo del seguro que debe pagar un asegurado o contratante a una compañía aseguradora mes a mes, por la transferencia del riesgo bajo las coberturas que esta última ofrece a sus clientes durante un determinado período de tiempo.

 

Independiente de la compañía que elijas, el valor del seguro depende de la marca, modelo y año de tu vehículo. Es importante que entiendas la relación que hay entre dos conceptos clave sobre los seguros automotrices: la prima mensual y el deducible.

 

La mayoría de las aseguradoras contempla esta variable al ofrecer cobertura.

 

El valor del deducible es también conocido como la suma de dinero que está a cargo del asegurado en caso de ocurrir un siniestro.

 

Mientras más alto sea el valor del deducible (UF 0, 3, 5 o 10), la compañía de seguros te cobrará una prima mensual más pequeña. Esto se relaciona con el comportamiento de manejo que tengas; si crees que es poco probable que sufras un choque, entonces es mejor que pagues un valor mensual más bajo y un deducible más alto, o a la inversa.

 

Por ende, la compañía de seguros costea la diferencia que existe entre el costo total de la reparación provocado por el siniestro y el monto que te toque a ti pagar como “deducible”.

 

Tipo de cobertura

 

 

En el caso de ocurrir un siniestro, los ítemes de cobertura más importantes de las aseguradoras chilenas son tres:

 

  1. Daños propios (señalados como tales en el contrato)
  2. Robos, hurtos o usos no autorizados (incluidos los intentos de robo)
  3. La responsabilidad civil o daños a terceros, sean físicos, morales o procesantes.

 

Sin embargo, no todas las pólizas consideran estos ámbitos en el mismo grado. Por esto, es crucial que analices lo que más te conviene a ti.

 

Por ejemplo, si consideras que es poco probable que sufras un accidente, entonces deberías optar por un seguro que cubra otras variables como robos, hurtos o usos no autorizados.

 

Y aunque pienses que eres tan responsable con tu auto que es difícil que te lo roben o que intenten hacerlo, evalúa la posibilidad de que choques con un auto de lujo. Por muy menor que sea el daño, el costo de la reparación, si no consideras este ítem antes de contratar tu seguro automotriz, podría resultar impagable para tu bolsillo.

 

Conclusión

 

Hoy, el mercado ofrece muchas opciones de seguros que, incluso, pueden ajustarse a la forma con que ocupas tu automóvil.

 

Sin embargo, tu decisión no sólo debe basarse en el precio, la cobertura o los beneficios -muchas veces regalos- asociados.

 

Para que el gasto mensual que significa contratar un seguro automotriz valga la pena, es recomendable que estudies las condiciones que mejor se adecúan a tu automóvil, comportamiento e intensidad de uso. 

BCI

Guía: Cómo elegir el seguro más apropiado para mis necesidades

Contratar un seguro es una forma de proteger nuestros bienes y seres queridos de eventos no previstos a los que todos estamos expuestos, como un accidente, una enfermedad o muerte repentina. 


Sin embargo, no todos necesitamos el mismo tipo de cobertura. Por ejemplo, ¿necesito un seguro de vida si no tengo familia? ¿En qué casos una aseguradora podría negarse a pagar una póliza?

Esta guía te ayudará a elegir un seguro adecuado para tu realidad. Empezando por conceptos básicos hasta los pasos para cobrar tu póliza.

 

Descarga tu copia de la guía

Déjanos tu comentario