Resuelve tus dudas financieras
Estabilidad

¿Cuál es la herramienta ideal para aumentar mi jubilación?

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Cuando pensamos en el ahorro para la jubilación, lo normal es que en nuestra mente aparezcan las siglas AFP y el aporte obligatorio que hacemos mensualmente a nuestro fondo de pensión.

Pero además del 10% que sale de tu sueldo y se guarda para tu futuro, existe una herramienta complementaria y voluntaria para aumentar tu ingreso mensual una vez que dejes de trabajar.

 

El Ahorro Previsional Voluntario o APV es un complemento al ahorro obligatorio que haces en tu AFP.

 

Está pensado para trabajadores dependientes e independientes, y busca mejorar la pensión, permite ahorrar, por sobre el 10% de la AFP, el monto deseado de manera mensual o realizando depósitos directos.

 

¿Cómo funciona?

 

Para ahorrar en un APV es necesario que estés cotizando en una AFP, pero tranquilo, que desde que te conviertes en trabajador dependiente, estás automáticamente inscrito en una.

 

En este sistema, existen 2 formas de ahorro:

 

-Depósitos Convenidos: en este caso, el trabajador hace un acuerdo con el empleador para que realice depósitos de sumas de dinero en su cuenta de capitalización individual obligatoria en la AFP donde se encuentre cotizando.

 

El depósito puede ser un monto pagado en una sola ocasión, un monto fijo mensual o un porcentaje del sueldo del trabajador. No obstante, a diferencia del APV, los fondos acumulados como DC no pueden ser retirados antes de pensionarse.

 

-Ahorro Previsional Voluntario Colectivo (APVC): por otro lado, un APVC es un acuerdo entre el empleador (en representación de sus trabajadores) y una AFP o institución autorizada para entregar planes de APVC. Este contrato sirve para ahorrar tanto con aportes del empleador como del trabajador.

 

La diferencia entre el APV y el APVC, es que el primero sirve para aumentar de forma individual la jubilación de los trabajadores, mientras que el APVC es utilizado por los empleadores para completar y mejorar el ahorro de sus colaboradores.

 

Si eres independiente y no te encuentras dentro de una AFP, no quiere decir que no puedas acceder al APV. Podrás hacerlo pero sin recibir el beneficio tributario y aporte estatal que se otorga a quienes cotizan en el sistema de pensiones.

 

¿Cuáles son los beneficios tributarios al abrir una cuenta APV?

 

Un poco más arriba mencionamos que ahorrar en un APV, estando inscrito en una AFP, traería consigo beneficios tributarios, pero ¿cuáles son estos beneficios?: las modalidades del régimen A y B.

 

Por un lado, al elegir la forma de ahorro A, recibes una bonificación estatal del 15% del monto ahorrado en el periodo de un año, con un tope de 6 UF. Al ahorrar bajo esta modalidad, cuando decidas retirar tus fondos no pagarás impuestos, ya que los habrás estado pagando a medida que vas juntando dinero.

 

Por su parte, el régimen B no paga impuestos al momento de ahorrar, ya que los aportes se rebajan de la base imponible del impuesto único de segunda categoría.

 

El beneficio tributario sujeto a esta opción llega a un tope de 600 UF anuales, pero como “no se pagan impuestos”, al momento de hacer retiros, la entidad en la que estés ahorrando está obligada a retener el 10% como pago de impuesto.

 

¿Cómo elijo el régimen más conveniente?

 

Lo primero, antes de elegir el régimen, es saber en qué entidades puedes realizar este tipo de ahorro:

 

-AFP(Administradoras de Fondos de Pensiones)

-Administradoras de Fondos Mutuos

-Administradoras de Fondos de Inversión

-Administradoras de Fondos para la Vivienda

-Administradora General de Fondos

-Corredores de Bolsa

-Agentes de Valores

-Bancos

 

Una vez seleccionada la institución que prefieras, es momento de elegir qué régimen se acomoda más a tu situación y necesidades.

 

Si tienes una renta bruta mensual inferior a $3.800.000, te recomendamos optar por el régimen A, ya que el aporte fiscal será superior al beneficio tributario.

 

Por otro lado, si tu renta excede dicho monto, te recomendamos la opción B, ya que pagarás menos impuestos y con esto aumentará tu ahorro y tu sueldo.

 

Conclusión

 

Para construir una buena jubilación, es de suma importancia que además del ahorro obligatorio, tengas una opción voluntaria.

 

Para eso, el APV es un gran complemento a tu AFP para aumentar el ahorro de tu pensión, ya que los beneficios tributarios que esto ofrece significan un aumento considerable al monto que recibirás una vez dejes de trabajar.

 

Si estás complicado con el tema, te recomendamos que te pongas en contacto con un experto para que te guíe en el proceso y de esta forma, logres crear un plan que te lleve a una buena jubilación.

BCI

Consejos de educación financiera para la tercera edad

Sabemos que en esta etapa de su vida cada peso cuenta. Por eso nuestro objetivo ayudar a proteger su bolsillo de la mejor manera posible: con información fidedigna y real.

 

Descarga tu guía

Déjanos tu comentario