Resuelve tus dudas financieras
Vivir Sueños

¿Cómo preparar la jubilación a mitad de carrera?

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Cuando empiezas a trabajar, quizás te preguntes levemente cómo será tu jubilación. A medida que te desarrollas como profesional, esta inquietud aumenta.

Compartimos contigo algunos consejos para que alcances la pensión que quieres.

Es momento de ponerte a ahorrar de manera adicional.

Cuando estás a mitad de tu carrera laboral, contar con los multifondos no es suficiente. Tienes que complementar tu actual cotización obligatoria con instrumentos financieros que te ayuden a ahorrar de manera paralela.

Aquí es fundamental el tipo de herramienta que elijas. Entre las actuales alternativas de ahorro complementario que tienes, desde las más básicas hasta las más complejas, están:

7 herramientas de ahorro especiales para que te jubiles como mereces

 

1. Depósitos a plazo

El depósito a plazo es el instrumento de ahorro más sencillo que existe en la plaza chilena. Pero al igual que cualquier otra herramienta financiera, su conveniencia depende de tus necesidades.

Entre sus ventajas destaca que siempre puedes recuperar el monto inicial, pero un inconveniente es que tiene baja rentabilidad.

2. Cuentas de ahorro

Al igual que una cuenta corriente, es un sistema donde pones un monto de dinero bajo el cuidado del banco, explica la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), que supervisa al sector bancario. Pero no otorga intereses ni reajustes, y pagas una comisión de mantención.

No están diseñadas para estimular el ahorro, pero son una alternativa eficiente para mantener un control del dinero que destines para ese fin. Están las alternativas a la vista y giro diferido.

3. Fondos Mutuos

Son uno de los instrumentos de inversión preferidos por inversionistas de todo tipo para resguardar patrimonio o generar ganancias. Además de saber en qué activos financieros invierte tu fondo mutuo, debes leer la descripción del contrato contenida en su reglamento interno. Pero, como toda alternativa de inversión, los fondos mutuos son adecuados según la necesidad.

4. Seguros de vida con Ahorro

Contratar un seguro de vida es una buena forma de que resguardes tu bolsillo ante imprevistos y situaciones complejas, sean baratas o caras.

Este es un producto financiero que ofrece tranquilidad y seguridad de que habrá dinero disponible si falleces o sufres un accidente que te invalida para seguir trabajando. Además, el ahorro que juntas puedes retirarlo las veces que quieras, o bien puedes destinarlo como un fondo exclusivo para emergencias.

5. Ahorro Previsional Voluntario (APV)

Es una alternativa de ahorro adicional al ahorro de 10% obligatorio en la AFP. La principal ventaja del APV es que tiene beneficios tributarios a través de aportes directos que el Estado entrega como incentivo para la pensión; estos beneficios fiscales los pierdes si retiras el dinero antes de pensionarte.

6. Inversión en la bolsa de valores

En este caso, pones a trabajar tu dinero comprando y vendiendo instrumentos financieros que cotizan en bolsa.

La inversión bursátil tampoco está pensada para ahorrar pero funciona como tal si la planificas a largo plazo. Para eso debes definir un plan financiero, comprender los costos y manejar los conceptos básicos, como son la volatilidad y el riesgo.

7. Inversión en bienes raíces (compraventa)

Los bienes raíces son considerados activos financieros estables y seguros a largo plazo porque su valor de mercado siempre está en alza (plusvalía).

Ahora bien, si planificas bien tus ahorros puedes comprar o vender a buen precio y con ganancia. Pero si lo haces por una urgencia económica arriesgas perder dinero y una buena oportunidad.

¿Cuál producto conviene más para ahorrar?

Aclaramos que ninguno de estos instrumentos es mejor que el otro. El indicado se ajustará a tu perfil individual como inversionista y cuál es tu nivel de tolerancia al riesgo.

La edad sí es importante cuando contratas estos instrumentos. Al igual que con los multifondos en la AFP, hasta los 35 años es recomendable que inviertas en productos más riesgosos, ya que tendrás más tiempo de recuperar ahorros en casos de variaciones en el mercado.

Conclusión

Si estás en la mitad de tu vida profesional y tienes capacidad de ahorro, una excelente idea es que comiences a destinar un monto para complementar tu jubilación.

Existe una variada oferta de herramientas financieras diseñadas para ahorrar, y otras que puedes ajustar para ese objetivo, sea que recibas un aumento de sueldo, un ingreso adicional, o te ordenes para resguardar parte de tu sueldo.

 

 
 
 
 
planificando tu jubilación 2

Déjanos tu comentario