Resuelve tus dudas financieras
Sueños

Cómo construir tu presupuesto de vacaciones

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Si estás planificando tus próximas vacaciones, detente aquí. Hacer un presupuesto para saber cuánto puedes gastar, independientemente del lugar al que vayas, es el primer paso para pasarlo bien sin que esto afecte tu bolsillo. 

Hacer presupuestos con cualquier objetivo financiero no sólo te ayuda a reconocer tu situación económica actual para actuar acorde a ella, sino que también permite manejar mejor los recursos, incluso en tiempos de crisis.

En el caso particular de las vacaciones, armar un presupuesto con tiempo es lo mejor para evitar sacar dinero de tus ahorros o pedir un préstamo bancario. 

Ahora bien, si estás a pocos días de irte de viaje, entonces un presupuesto te ayudará a saber cuánto puedes gastar comiendo fuera o haciendo alguna actividad extra sin arrepentirte. Como sugiere este artículo de El Economista, es una buena guía para preparar tus vacaciones… Comencemos.

1. Registra todos tus gastos fijos

Antes de comenzar a armar tu presupuesto quizás te sea de mucha utilidad leer el siguiente post sobre las distintas maneras de abaratar costos en vacaciones. No obstante, debes saber que, a menos que tengas pensado alojar en casa de amigos o familiares, los gastos fijos de un viaje siempre son:

 

  • Traslados
  • Alojamiento
  • Alimentación

 

La forma más sencilla de iniciar un presupuesto es, según el autor del blog Mi Viaje por el Mundo, determinar un monto de gasto diario. De esta manera, estableces un máximo para gastar por día así como las cantidades necesarias para transporte, hospedaje, comida y otros, asegurándote de no traspasarlas.

Transporte

Una vez decidas qué medio de transporte vas a utilizar para llegar a tu destino y anotes los precios asociados a cada uno de estos traslados, registra los otros costos que implica tomar un avión, un bus, un tren, o de irte de viaje en auto.

Por ejemplo, si estás contemplando ir a un destino internacional, debes tomar en cuenta que la mayoría de los países está exigiendo un PCR al entrar, gasto que es de absoluta responsabilidad de los viajeros. Y si piensas trasladarte en auto, debes contemplar un seguro automotriz obligatorio para cruzar la frontera.

Alojamiento

Para obtener una estimación más realista de este ítem, considera aquellas opciones de alojamiento que estén más cercanas a la experiencia que quieras hacer en el lugar al que viajes. Así, no sólo te vas ahorrar dinero en traslados, sino que también el tiempo que significa anotar y volver a calcular tu presupuesto en plenas vacaciones.

Ingresa previamente cada uno de estos gastos a tu presupuesto, incluso los montos estimados de lo que te signifique arrendar bicicleta, moverte en taxi o Uber, pero también usar el transporte público.

Alimentación

En este punto, no hace falta que tengas un valor para cada cosa que piensas comer durante el viaje. Basta con estudiar cuánto cuesta una comida en el o los lugares a los que vas de viaje y sacar un promedio para gastar por día. Para esto, no sólo sirven los sitios web de los distintos restaurantes o cafés, también están las guías de viajes como Tripadvisor.

No obstante, si no tienes tiempo para buscar esta información, los expertos recomiendan que presupuestes un mínimo de 2 a 2,5 veces el precio de tu alojamiento por noche para la comida de un día por persona. Como también se señala en la nota de El Economista, esta regla funciona aún para los viajes más económicos.

2. Anticipa los gastos extra

Una buena manera de estimar absolutamente todos los gastos asociados a tu viaje es haciendo un itinerario. Con este paso, no sólo le sacas el máximo provecho al destino de tu elección, sino que defines todavía mejor lo que vas a gastar en tus vacaciones. 

¿Qué elementos extra debes tomar en cuenta?

 

  • Atracciones turísticas
  • Actividades culturales
  • Entretenimiento
  • Seguros de viaje
  • Gastos asociados al uso de tus productos financieros
  • Souvenirs

 

Sólo te damos algunos ejemplos. La idea es que anotes los distintos panoramas que piensas realizar por día, le asignes un valor -idealmente verificado-, intentando no salirte de esta planificación, aunque no por eso vas a prohibirte flexibilizar si así lo quieres.

Imagínate que tienes un presupuesto de 30 mil pesos diarios para tus vacaciones, en donde la mitad se te irá en costos de traslado, alojamiento y alimentación. Esto significa que te restan 15 mil pesos para lo que tú quieras hacer en un día: salir a cenar a un restaurante, visitar un parque o incluso ahorrarte ese dinero si decides quedarte en el hospedaje.

3. Considera un monto de emergencia

No importa que lleves este dinero a pasear. De hecho, mejor aún si lo traes de vuelta y ahorrar para un futuro viaje. La cosa es que tu presupuesto tiene que sí o sí contemplar una cantidad extra para cualquier imprevisto que tengas, ya sean precios más altos o un accidente. 

En este sentido, mientras algunos expertos en viajes recomiendan destinar entre un 15-20% de toda la cantidad que piensas gastar, otros hablan de reservar la suma de dos o tres días de tu presupuesto diario como monto de emergencia.

Sigue tu presupuesto al pie de la letra

Esto es clave para que la experiencia de viaje resulte total y puedas volver a vacacionar de una manera ordenada, financieramente hablando. De lo contrario, seguro que te gastas más dinero de lo presupuestado y no te queden muchas ganas de volver a organizar un paseo.

 

 

Descarga tu guía

Déjanos tu comentario