Resuelve tus dudas financieras
Vivir Sueños

Casa nueva o usada: ¿cuál conviene comprar?

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Encontrar el hogar perfecto es el sueño de muchos. Sin embargo, al inicio puede significar mucha incertidumbre al no saber siquiera qué tipo de vivienda elegir, si nueva o usada.

Una de las grandes preguntas que debes responder es: ¿cuál me conviene más? Para responderla, toma nota de los siguientes consejos.

Tanto la vivienda usada como la nueva ofrecen beneficios. Elegir la adecuada depende de tus necesidades y presupuesto.

Para ayudarte con esta importante decisión, te recomendamos tomar en cuenta estos aspectos:

Precio

Según un análisis de Sergio Tricio, Gerente General de la Asesora Financiera Ruvix, las casas usadas representarían un ahorro de entre 15% y 20% frente a unidades nuevas.

Este descuento ciertamente sería un beneficio, ¡pero ojo! Podría servir de compensación por el mal estado de la vivienda; desperfectos y deterioros que obligan a realizar inversiones adicionales para ser reparados, contrario de las nuevas.

Garantías

Las viviendas nuevas incluyen garantías que las amparan contra posibles daños durante los primeros años posteriores a la entrega.

La ley General de Urbanismo y Construcciones establece plazos de prescripción para reclamar la responsabilidad del propietario primer vendedor:

  • 10 años: en el caso de fallos o defectos que afecten a la estructura soportante del inmueble.
  • 10 años: cuando se trate de fallas o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones.
  • 5 años: para imperfecciones que afecten a elementos de término o acabado de la obra.
  • 3 años: si hubiesen fallas o defectos que afecten a elementos de terminaciones o de acabado de las obras. En los casos de fallas o defectos no incorporados a los mencionados, las acciones prescribirán en el plazo de 5 años.

Los plazos de prescripción se cuentan desde la fecha de la recepción definitiva de la obra por la Dirección de Obras Municipales (salvo el núm. 3 que se cuenta a partir de la fecha de la inscripción del inmueble a nombre del comprador).

Por el contrario, las casas usadas no están respaldadas por ningún tipo de garantía excepto por el que pudiera ser incluido en el contrato de compraventa o promesa de manera voluntaria. Por lo general, se trata de una cláusula escrita y legalizada ante notario que indica una resolución por posibles daños descubiertos una vez que ya se instaló el nuevo propietario.

Impuesto al Valor Agregado

La Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios establece que las personas deben pagar IVA cuando compran un inmueble nuevo, a menos que lo hagan con algún subsidio habitacional el Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Para los inmuebles usados, funciona diferente; quienes compren vivienda usada no pagan IVA, salvo que el vendedor sea habitual, es decir que se dedica a la compra y venta de inmuebles.

Diseño y acabados

La construcción actual de nuevas viviendas se enfoca en necesidades muy específicas de los compradores, todo con el objetivo de satisfacer las demandas de diferentes estilos de vida y necesidades.

Un claro ejemplo es el proyecto de viviendas sociales anti tsunami en la región de Coquimbo que el gobierno comenzó con información obtenida de estudios realizados de zonas de riesgo posteriores al terremoto y tsunami de 2010, así como la aplicación de procesos de edificación actualizados.

En tanto, las viviendas usadas responden a planos reguladores municipales, estilos y tendencias de años anteriores. Solo cuando sufren alguna modificación o sus dueños quieren modernizarlas completamente, las inspecciones municipales exigen que cumplan con los nuevos requerimientos de diseño y construcción.

Ubicación

Cuando se trata de la ubicación, las propiedades usadas brindan una ventaja significativa. Por lo general, están en barrios y zonas ya consolidadas, y a veces son polos urbanos que atraen nuevas inversiones y más construcciones.

Mientras, los inmuebles nuevos pueden ser construidos tanto en áreas urbanas reconocidas como en aquellas que están en pleno desarrollo, que si bien presentarán un crecimiento en los próximos años, falta tiempo para que lo alcancen.

Equipamiento

Para mejorar la calidad de vida de los residentes, algunos proyectos de departamentos nuevos entregan propiedades con equipamiento comunitario como:

  • Espacios multiuso amueblados.
  • Juegos infantiles.
  • Áreas verdes.
  • Parques con multicanchas.
  • Maquinaria de ejercicios.
  • Piscina.
  • Cierre perimetral con cerco eléctrico.
  • Acceso controlado.
  • Estacionamiento para visitas.

Caso contrario, los edificios de departamentos, casas individuales o en condominios antiguos no necesariamente cuentan con estas nuevas comodidades. Ahora bien, muchas veces sí incluyen algún tipo de modificación que sus anteriores propietarios hicieron, que dependiendo del tipo de vivienda serían:

  • Alfombras nuevas, piso de madera o flotante.
  • Sistema de riego automático.
  • Sistema de calefacción (eléctrico o a gas).
  • Paneles solares.
  • Estacionamiento techado.
  • Terraza cerrada.
  • Jardines.
  • Habitaciones extendidas.
  • Ventanas termopanel.

Elige la casa ideal para ti.

Comprar una vivienda representa la decisión financiera más importante para muchas personas y familias en Chile.

Antes de iniciar la búsqueda, asegúrate de tomar el tiempo necesario para identificar qué tipo de propiedad es la que más conviene elegir, si usada o nueva.

Ambos inmuebles cuentan con ventajas y desventajas que puedes aprovechar o mejorar dependiendo de tus necesidades de vida y capacidad financiera.

cta guia negocio competitivo

Déjanos tu comentario