Resuelve tus dudas financieras
Alivio Vivir educación financiera

Aprende a controlar el gasto de bencina en 3 pasos

Publicado por Francisco de Con Letra Grande

Francisco es experto en ahorro, endeudamiento, consumo y tarjetas de crédito.

¿Sabías que semanalmente los chilenos gastamos en promedio más de $20 mil en combustible? ¿Quieres controlar este consumo, de paso contribuyendo a tu salud financiera? Entonces sigue estas siguientes recomendaciones.

Según un estudio realizado en 2018 por la aplicación de finanzas personales Fintonic, en promedio, los conductores chilenos realizan 1,4 compras en las bencineras y gastan $20.321 en combustible todos los meses.

Esto, sumado al hecho que Chile experimenta un mayor consumo de vehículos, hace que conducir y mantener un automóvil en el país sea cada vez más caro, siendo el gasto principal de todo esto el consumo de bencina.

Entonces, ¿cómo puedes contrarrestar este gasto, de paso contribuyendo a mejorar tu salud financiera? Sigue estos consejos:

1. Conduce de manera eficiente.

Es un reto. Conducir eficientemente en ciudades donde en contadas ocasiones nos encontramos con conductores apurados e imprudentes, es realmente una odisea.

Sin embargo, es recomendable hacerlo para tu salud mental y porque, poniéndolo en práctica de forma regular, podrás ahorrar en torno al 15% del combustible que gastas. Esto, considerando los datos obtenidos en el estudio de Fintonic, ¡se traduce en un ahorro aproximado de $36.000 anuales!

Para los expertos de la plataforma Autofact, los mejores tips para ahorrar en combustible son:

  • Preocúpate del mantenimiento del auto, lo que incluye desde el cambio de aceite y sus filtros, hasta la supervisión del nivel de aire adecuado en las ruedas, su alineación y balanceo en sus respectivas fechas de revisión.
  • Usa climatización cuando sea estrictamente necesario, ya que encender el aire acondicionado aumenta hasta en un 20% el gasto de bencina, por lo que es mejor conducir con las ventanas bajas o el ventilador encendido si es posible.
  • Intenta mantener una velocidad constante, porque cada vez que frenas tienes que acelerar y, al presionar el pedal del acelerador, incurres en un consumo adicional de combustible.
  • Usa combustible de menor octanaje, dado que expertos aseguran que usar bencina de un nivel inmediatamente inferior al recomendado no afecta el rendimiento de tu auto (sí cuando la diferencia es mayor).
  • Evita el sobrepeso, puesto que cuando sobrecargas tu vehículo, el motor debe hacer un esfuerzo extra para avanzar, generando un mayor gasto de combustible.
  • Planifica tu viaje intentando juntar varias idas y venidas en uno e incluyendo a compañeros de trabajo o estudios en estos, de manera que entre todos puedan reducir financiar el traslado.
  • Mantén el estanque medio lleno porque estanque con poco combustible hace que tu auto sea poco eficiente y puede presentar problemas mecánicos a largo plazo.
  • Cierra bien la tapa del estanque, ya que, si no lo haces, una buena parte de la bencina que acabas de echar se evapora.
  • Elige la bencinera que recargue frecuentemente, ya que la bencina que no lleva mucho tiempo almacenada tiene más potencia en su desempeño.
  • Mide la resistencia del viento. Para los expertos, la velocidad de 65 km/h es el límite para que las ventanas abiertas no influyan en el consumo de combustible. En velocidades superiores, entonces mejor usa el aire acondicionado.

 

¡Quiero saber más!

 

2. Deja de lado el auto cuando recorras distancias cortas.

Actualmente, hay muchas alternativas para cubrir estas distancias. Desde caminar hasta bicicletas y scooters públicos, y el transporte público.

Caminar 5 veces a la semana, por ejemplo, reduce en un 43% las probabilidades de pegarse un resfriado, según una investigación de la Universidad de Harvard, así como hacerlo por mínimo 15 minutos todos los días ayuda a frenar la ingesta de azúcar y alivia la ansiedad.

3. Haz turnos o elige medios de transporte alternativos.

Si debes andar grandes distancias para llegar al trabajo o los estudios a diario, ponte de acuerdo con algún colega o compañero que viva cerca de tu casa para irse juntos para compartir gastos; ayudan a disminuir el tráfico y la contaminación en la ciudad.

Si no es tu caso, también existen opciones como la del sistema web Nos Fuimos que permite a conductores y peatones que viajan a un mismo destino ponerse en contacto para compartir el recorrido.

En síntesis, cambia el foco

Ya sea que necesites ahorrar dinero o bien cambiar tu estilo de vida, las tres medidas que te entregamos te ayudan a hacerlo sin hacer grandes esfuerzos.

De hecho, si comienzas a conducir de manera eficiente, dejas de usar el auto para viajar distancias cortas y haces turnos u ocupas medios de transporte alternativos, maximizas tus recursos y cuidas tu salud, pero también te ayuda a compartir con otros y a contribuir a disminuir la contaminación ambiental donde vives.

 

Nueva llamada a la acción

 

Déjanos tu comentario