Resuelve tus dudas financieras
Vivir

9 lugares para aprovechar Santiago en verano

Publicado por Paola de Con Letra Grande

Paola es experta en finanzas personales y educación financiera

Si no te alcanzaron las vacaciones para salir de la capital este febrero, no es tan terrible, ya que la ciudad vive en esta fecha su mejor momento. Sigue leyendo y averigua sus mejores panoramas y consejos para disfrutar aquí tu tiempo libre.

¿Cuál es el mejor mes del año para aprovechar Santiago? Sin duda, febrero. Aunque algunos días el termómetro sobrepase los 30 grados celsius, la ciudad está tan desocupada que resulta un agrado recorrerla. Además, sigue teniendo una agenda repleta de actividades, para todos los gustos y edades.

Si a esto le sumas que existen cientos de panoramas gratis para hacer durante este mes, entonces la opción es inmejorable. Así que no te deprimas pensando en esas vacaciones que no fueron. Si no pudiste acceder a ellas por tiempo o dinero, quedarse en la capital puede ser un gran premio de consuelo.

Y es que si, junto con pasarlo bien, aprovechas de maximizar tu dinero, no sólo estás sacándole partido a tu tiempo, sino que además puedes comenzar a proyectar unas futuras vacaciones de verdad, en el Caribe, el sur de Chile o alguna otra ciudad que tengas en tu lista de pendientes.

A lo nuestro: ¿qué hacer en Santiago en pleno febrero?

Panoramas al aire libre

Pese a que muchos lugares han vuelto a abrir sus puertas, el contagio de Covid-19 sigue amenazando la organización de actividades masivas, sobre todo aquellas aptas para realizar en recintos cerrados. Por lo mismo, partiremos con recomendaciones al aire libre e, idealmente, para capear el calor.

Quizás no te gustan los típicos tours por el centro de la ciudad, pero sí te interese conocer anécdotas de lugares icónicos como lo es el Cerro Santa Lucía, que ha vuelto a ofrecer visitas guiadas y gratuitas a público. Sólo debes llegar hasta este hermoso cerro-isla cualquier día domingo a las 10 de la mañana e inscribirte en el grupo que esté por empezar el recorrido.

Si de cerros se trata, hoy está dando qué hablar uno relativamente nuevo ubicado en Lo Barnechea, el Parque Cerro del Medio. De entrada gratuita, aquí cuentas con 4,5 kilómetros de senderos a una altura máxima de 986 metros sobre el nivel del mar, por lo que resulta un panorama ideal para obtener vistas panorámicas de la ciudad. 

Otro pulmón verde para visitar es el Parque Bicentenario de Cerrillos, uno de los cuatro parques más grandes de Santiago. Si todavía no lo conoces, puedes llegar a él en Metro y bien vale la pena hacerlo, ya que cuenta con cientos de áreas verdes, juegos infantiles, anfiteatro, ciclovía de 2 kilómetros y laguna de 2 hectáreas.

Ahora bien, el Parque Metropolitano siempre tendrá algo nuevo para sorprender. Y es que tan interesante como lo son su Jardín Japonés, Teleférico, Zoológico y piscina Tupahue, por nombrar algunos de sus atractivos; en su zona norte puedes encontrar Bosque Santiago, el primer centro de educación ambiental al aire libre de Chile.

Y si quieres hacer trekking en serio, entonces uno de los lugares favoritos para conocer la flora y fauna de esta zona es el Parque Quebrada de Macul. De entrada gratuita, en sus 2.400 hectáreas podrás disfrutar de caminos repletos de bosques, riachuelos y caídas de agua, además de encontrarte con alguna especie de zorro culpeo.

Opciones con aforo reducido

Aunque sean panoramas en recintos cerrados, vale la pena ir. Y es que precisamente durante febrero te vas a evitar las aglomeraciones o grandes filas para ir a los eventos del momento, como es el caso de la muestra Beyond Van Gogh, que tiene la gracia de ser inmersiva, es decir, que genera la impresión de estar dentro de los cuadros del artista neerlandés. 

También está el Persa Bío-Bío. Este lugar, al que puedes llegar en Metro, no sólo ofrece una enorme oferta de cachureos, objetos de colección, antigüedades e incluso novedades y creaciones de origen local, sino que en la actualidad es reconocido por contar con una amplia oferta de cocina de autor o del mundo. De todas maneras, vale la pena ir.

Conocido porque en él se están realizando las discusiones de la Convención Constituyente, el Palacio Pereira es uno de los lugares donde hay que ir. Y es que este edificio patrimonial estuvo 10 años en restauración para finalmente poder ser visitado por todo aquel que disfrute de la arquitectura del siglo pasado y sus lujos. Ojo que se debe reservar antes de ir.

Por su parte, el Templo Bahai es uno de los lugares gratuitos favoritos de los santiaguinos. Emplazado en la precordillera de Peñalolén, esta casa de meditación proveniente de Irán destaca por tener una arquitectura espectacular y estar en un entorno natural que además permite nítidas vistas a la ciudad. También debes reservar cupo en su sitio web oficial.

¡Hay mucho más!

Seleccionamos lo mejor para recorrer Santiago este verano, pero la lista es infinita. Si quieres compartir alguno de tus recomendados, puedes dejarlo en comentarios: ¡Lo estaremos esperando!

 

Descarga tu guía

Déjanos tu comentario